5 trucos para decorar tu cocina sin gastarte casi nada

decorar tu cocina
Fuente: Pixabay

Uno de los lugares que más reúne a la familia, a los invitados, donde pasamos más tiempo (aunque no lo creamos) es la cocina. Es también una de las estancias en la que más buscamos funcionalidad. Pero esta no está reñida con la decoración y perfectamente puedes utilizar algunos trucos para decorar tu cocina. Y lo mejor de todo, que te salga barata.

Si miras tu cocina y arrugas la frente y la nariz, es que no ves esa «chispa» que tenía antes y que te enamoró. Afortunadamente, no hace falta tirarla entera sino darle una nueva vida. Y eso no cuesta tanto. Sobre todo si sigues estos trucos que te vamos a dar.

Trucos para decorar tu cocina y que no te atraquen el bolsillo

Pensar en la cocina es pensar en necesidades muy caras. Porque reconócelo, todo lo que tiene que ver con una cocina (o un baño) es carísimo. Pero no te asustes, porque puedes decorar tu cocina con poco dinero. Solo hay que saber cómo hacerlo para que funcionalidad y decoración vayan de la mano.

1. El frontal de la cocina

Nos referimos a ese hueco que queda entre los armarios superiores y los inferiores, donde tenemos la encimera, placa de inducción, fregadero, etc. Si lo dejas solo con pintura, las salpicaduras, el aceite y todo lo demás acaba por ensuciarlo en… digamos medio día. Si le pones azulejos, puedes limpiarlo mejor, pero con el paso del tiempo las juntas se irán poniendo negras y al final no habrá forma de limpiarlas.

Lo que puedes hacer es optar por alguna superficie lisa, sin juntas, que le dé color a la cocina. Por ejemplo, si toda tu cocina es blanca, puedes poner un frontal en color verde, azul, o incluso amarillo. También le va a dar luz a esa zona (ya que con los muebles puede quedar oscurecida).

Esas láminas no salen caras y se pueden pegar directamente sobre pared o sobre azulejos, haciendo que tu cocina parezca otra. Puedes optar por una con brillo, o efecto espejo, que queda muy bien. Eso sí, cuidado con las huellas, elige una donde se noten mucho.

decorar tu cocina
Fuente: Pixabay

2. Decorar con cuadros

Sí, lo reconocemos. En la cocina queremos que haya lo menos posible para que no se ensucie. Porque aunque no se vea, cuando se cocina todo se puede llenar de grasa, sobre todo lo que haya cerca de los fuegos o placa de inducción. Pero eso no quiere decir que no podamos decorar.

De hecho, tener un cuadro o dos (en la medida que la cocina lo permita) te ayuda a verla de otra manera. Si toda la cocina está llena de muebles, entonces aprovecha el frigorífico para alguna lámina con alguna frase o imagen relacionada con la cocina. Le dará un toque cálido que es lo que se busca.

Y si te da miedo que se ensucie, siempre puedes plastificarlo (la suciedad saldrá mejor así).

3. Cajones ordenados

Seguro que esto te suena: abrir el cajón y ver que todo está patas arriba, como si hubiera habido una guerra mientras estaba el cajón cerrado y ahora solo ves cubiertos por todos lados. Y lo que es peor, el que buscas no aparece. ¿La solución? Necesitas algo de orden. Y no, no es tan difícil como crees.

Primero, saca todo lo del cajón (si puede ser, cajón incluido). Límpialo y mide el ancho y el largo. Ahora solo necesitas encontrar separadores para colocarlos y que no se muevan. Estos puedes hacerlos con cartón duro, por ejemplo, que es un material muy barato y resistente porque, ¿a que no vas a meter los cubiertos mojados?

Lo mismo puedes hacer en todos los cajones para que cada cubierto tenga su espacio y, así, sepas dónde colocarlo todo.

decorar tu cocina
Fuente: Pixabay

4. Pinta los muebles

Ojo, no todos los muebles lo permiten (en algunos la pintura saltará y será más difícil) pero sí puedes pedir consejo donde vayas a comprar la pintura para que te asesoren porque, a veces, hay imprimaciones u otro tipo de productos que solucionan el problema.

El hecho de que puedas pintarlos hace que modernices tu cocina. Por ejemplo, en un tono azul con madera o con blanco funcionan muy bien ahora. Y simplemente con ese gesto ya consigues un buen efecto.

5. Sustituye elementos para decorar tu cocina

Es otra de las opciones que tienes, y que además suele funcionar muy bien. Si tienes aparatos viejos, o elementos decorativos que ya se ven antiguos, aunque se lleve lo vintage, puede que con un cambio hagan que tu cocina parezca otra.

Estos no suelen ser demasiado caros, y le dan otro aspecto, lo cual es justo lo que estás buscando.

Extra: un mantel para la cocina (o una capa para la encimera)

Te dejamos un bonus para decorar la cocina. Y es que, a veces, cambiar la encimera no tiene por qué significar arrancar la que tienes y poner otra. Simplemente hay que cubrirla y puedes hacerlo con otra encimera, con una plancha a la medida de la encimera, o con un papel adhesivo que está fabricado para cocinas.

Y lo mismo puedes hacer si tienes una mesa. Puedes cambiar el mantel o cubrirla con otra cosa.

Siempre que no esté mal, hacer unos cambios a la hora de decorar tu cocina no es mala idea, al contrario, porque conseguirás renovarla. Y además irás haciéndola más práctica.