Cómo ahorrar en la factura de la luz este mes

factura de la luz

La luz parece que está disparada, lo que implica que cada vez mires más el reloj para saber si es el momento de poner la lavadora o de planchar o tienes que esperar a que estés en el intervalo en el que es más barata la luz. Y temas el momento en que recibes la factura de la luz.

Sin embargo, ¿qué tal si te damos algunos trucos que te hagan ahorrar un poco de cara a fin de mes? A veces, cambiar los hábitos o adaptarnos a otro estilo nos puede ayudar a consumir menos energía eléctrica y, de ese modo, a no tener que pagar la abusiva subida del recibo de la luz. ¿Nos ponemos manos a la obra?

Ahorrar en la factura de la luz, ¿cómo hacerlo?

Ahorrar en la factura de la luz, ¿cómo hacerlo?

Para ahorrar en la factura de la luz lo primero que necesitas es echar un vistazo a toda tu casa. Has de tener un control de todas las estancias que forman parte de la misma y, a continuación:

Ve habitación por habitación

El objetivo es localizar todos los aparatos que están enchufados y pensar: ¿realmente es necesario? Si no le ves sentido, lo mejor que puedes hacer es desenchufarlo. Eso pueden ser televisores, radio despertadores, consolas, etc.

Todo lo que se utilice solo por unas horas es mejor tenerlo desenchufado porque, aun estando en reposo, te consumirá energía y poco a poco será un pico que te ahorres.

Deja las tareas que puedas para las horas más bajas

Esto supone usar las horas de las 22 a las 10 am para aquellas tareas que más energía consumen como es la lavadora, plancha, etc. En la medida de lo posible, trata de hacerlo, bien por la noche, bien a primera hora de la mañana.

Sí, eso supone cambiar un poco el estilo de vida, pero merece la pena si con ello te ahorras algo.

Si no puedes utilizar esas horas (por ejemplo por los vecinos), lo que puedes hacer es usar el intervalo de horas medio, es decir, de las 14 a las 18 horas) donde, aunque no es barata, sí sale más económica que de 10 a 14 y de 18 a 22 horas.

Ten electrodomésticos de clase A

Como sabes, ahora han cambiado los sistemas de clasificación energía y todos los A+ se han unificado en A. Así que, si tienes que comprar o reemplazar algún electrodoméstico, procura comprar uno de alta calidad energética porque consumirá mucho menos.

Si bien el gasto es más elevado, porque además hablamos de una inversión importante, a la larga vas a amortizarlo mucho mejor.

Revisa lo que tienes contratado

A veces la potencia que tienes contratada no es la correcta. Con tu factura de la luz, puedes saber si consumes la potencia que tienes contratada, o si no llegas ni siquiera al mínimo.

Si es así, podrías solicitar un cambio de potencia a una más económica y barata que podría ser suficiente para abastecer de energía a tu propia casa.

Tampoco está de más que eches un vistazo a las ofertas de otras compañías eléctricas para que te cambies. Eso sí, cuidado con la letra pequeña y las ofertas solo por x meses, porque después puedes acabar pagando de más.

Usa los electrodomésticos cuando estén llenos

La lavadora, la plancha, el lavavajillas… Hay muchos electrodomésticos que podrías utilizarlos solo cuando están llenos, de tal forma que no los usas cuando solo tienes una parte de ropa o de platos, sino cuando de verdad está hasta arriba.

Así no solo evitarás poner muchas veces el electrodoméstico, sino que harás que baje tu factura de la luz.

Usa los fines de semana

Los fines de semana, por lo menos hasta ahora, son de tarifa mínima, lo que quiere decir que puedes aprovechar esos dos días para hacer todo lo de la semana (si es posible). Poner varias lavadoras, usar el lavavajillas, jugar a la consola, etc.

Incluso podrías aprovechar y preparar la comida y cena de la semana a fin de que luego solo tengas que recalentarla (para que no gastes tanta energía).

Usa bombillas LED

Usa bombillas LED

Si eres de los que te encanta despertarte y ver que ha amanecido, seguro que llevas un tiempo fijándote que cada vez lo hace más tarde. No solo eso, sino que la luz la vas necesitando por la tarde antes para poder trabajar. Nos acercamos al otoño e invierno, lo que implica que debas encender la luz sobre las 6-7 de la tarde para seguir tu día a día. Y eso consumirá energía.

Pues bien, una forma de frenar ese abuso de la factura de la luz es colocando luces led. No es que vayan a evitar que consumas luz, pero sí que consumen hasta un 80% menos que las habituales. Trata de cambiar todas las bombillas por estas de Led que te durarán más y te harán ahorrar.

Paneles solares

Dependiendo de la posibilidad de inversión que tengas, y de dónde vivas, podrías plantearte la instalación de paneles solares. Estos lo que hacen es abastecer una casa con luz solar, de tal manera que se deja de consumir la eléctrica (que cada vez cuesta más) por la solar, que es gratis.

Incluso es posible que tu eléctrica te acabe pagando dinero a ti porque, si generas más energía de la que consumes, el restante puede pasar a la eléctrica de tal forma que ellos te tienen que pagar a ti.

¿Sigues más trucos para que la factura de la luz no se dispare?

Ir arriba