Cómo colgar cuadros sin hacer agujeros a las paredes

cuadros
Fuente: pixabay

Los cuadros son uno de los accesorios más utilizados para decorar las paredes. Y quien dice cuadros dice lienzos, pósteres, fotos… El problema es que, en la mayoría de los casos, colgar un cuadro implica hacer un agujero y, cuando lo quitas, por ejemplo porque quieres poner otra cosa, te puedes encontrar con la pared totalmente agujereada.

Por eso, aquí vamos a darte algunas ideas para que no tengas que hacer agujeros en las paredes y sí puedas disfrutar de los cuadros, además de cambiarlos de posición cuando quieras y darle un aire nuevo a tu salón, dormitorio, pasillo… o donde tú quieras.

Ideas para colgar cuadros sin necesidad de hacer agujeros

cuadros

Cuando quieres colgar un cuadro, lo normal es que cojas una alcayata y un martillo, que pongas la alcayata en la pared y con el martillo la claves en ella. Cuando no tienes que utilizar un taladro y hacer un agujero, meter un taco y ahí la alcayata. Pues bien, eso se ha acabado. Vas a tener una pared sin agujeros gracias a otras formas alternativas. ¿Quieres saber cuáles son?

Clavos adhesivos ajustables

En el mercado puedes encontrarte con unos clavos adhesivos ajustables. Se trata de una alternativa muy adecuada ya que, no solo no tienes que hacer agujeros en la pared, sino que además puedes regular la altura y ajustarlo según el cuadro que quieras poner. Eso sí, ten en cuenta que el peso máximo que soporta un clavo de estos es de 1 kilo, por lo que si el cuadro pesa más tienes que poner 2-3 mínimo.

Nuestra recomendación, para fijarlo bien, es que siempre coloques un mínimo de dos salvo que el cuadro sea muy pequeño.

Tiras adhesivas

Otra de las opciones y alternativas a los agujeros para colgar cuadros son las tiras adhesivas. Son muy finas lo cual ayuda a que parezca que el cuadro no sobresale de la pared (cosa que sí ocurre con las alcayatas, por ejemplo).

Su uso es muy sencillo, ya que basta con pegar una parte de la tira adhesiva a la pared y después quitar el protector y pegar el cuadro con el otro lado de la tira.

Se vende en diferentes tamaños y pueden soportar desde los 5 a 7 kilos. Ahora bien, debes asegurarte que no hay problema en el pegado, ya que hay veces que los propios cuadros no se pegan bien a la tira (eso lo solucionas con un poco de pegamento o algo similar).

Colgadores adhesivos

cuadros

¿Qué tal unos colgadores adhesivos para no tener que hacer agujeros en las paredes? Pues también puedes considerarlos siempre y cuando el cuadro no supere los 6 kilos de peso (todo dependerá de los que encuentres, ya que hay otras opciones en colgadores que pueden soportar hasta 225 kilos).

Ahora bien, los colgadores se fijan a la pared, pero si esta no está bien (por ejemplo que la pintura no esté bien fijada a la pared) el peso del cuadro puede hacerlos saltar y se caerá. Por eso es importante fijarse en que la pared tenga buena calidad para poder poner estas alternativas.

Cuerdas

¿Te acuerdas algunas series o películas donde de una cuerda salen fotos? Pues eso mismo es lo que te proponemos como alternativa a hacer agujeros. Y es que las cuerdas no tienen por qué ir fijadas con alcayatas ni clavos ni nada, podrías ponerlas en los muebles o usando otras opciones (incluso lo anterior de lo que te hemos hablado).

Después, con palillos puedes fijar lienzos, fotos, etc. Tienes la ventaja de que puedes poner muchas a la vez y cambiar el orden siempre que quieras. Ahora bien, no podrás poner un cuadro como tal (con marco, cristal, etc.) pero si optas por los nuevos objetos decorativos sí que te servirá.

Fijacuadros

En el mercado también vas a poder encontrar fijacuadros. Se trata de una especie de ganchos metálicos que no necesitan de agujeros sino que que tienen unas puntas afiladas que son las que sujetarán el accesorio y de ahí el cuadro.

Pueden soportar hasta 16 kilos de peso (siempre que coloques varios, ya que cada uno dice que soporta hasta 8 kilos).

Sujeciones

En el mercado también vas a poder encontrarte con distintas sujeciones de gancho con tamaños y formas diferentes. Lo único que estas sí que se clavan a la pared pero el agujero que hacen es tan pequeño que apenas notarás la marca cuando lo quites, lo cual será perfecto. Además, le da mucha más solidez al enganche.

El más fuerte de todos puede soportar hasta 5 kilos de peso y sirven para paredes de hormigón, de madera, etc.

Como ves, hay muchas opciones para colgar cuadros sin necesidad de que tengas que estar haciendo agujeros con un taladro. Ahora bien, lo importante en estos casos es que tanto el cuadro como la propia pared estén bien y no se despeguen de los adhesivos. Si pasa eso, deberías limpiar a fondo la superficie donde vas a pegar el adhesivo y asegurarte de que está bien fijo. Después hacer lo mismo con el cuadro.

Si ves que se cae, o que no soporta el peso, puede ser debido a dos factores:

  • Que lo que usas no es de calidad. Entonces mejor cambiar a otro producto.
  • Que necesitas más. Es decir, en lugar de solo un adhesivo, puede ser que necesite más para fijarlo realmente a la pared.