Cómo crear un rinconcito para leer

Los aficionados a la lectura necesitamos esos ratitos de soledad para perdernos entre los renglones de nuestros libros. Es algo sagrado y que requiere de concentración. Por eso, lo ideal si eres un amante de la literatura, es que dispongas en casa de un pequeño rincón donde practicar aquello que tanto te gusta. Un sitio que te transmita paz y que te dé pie a ir de la mano de lo que el libro quiera contar. A continuación te indicamos cómo crear un rinconcito para leer en tu hogar.

Ubicación

Lo primero a definir respecto al rinconcito para leer, es dónde vas a ubicarlo. Lo ideal es establecerlo preferiblemente en la sala de estar, o bien, en el comedor. Básicamente, cerca de donde almacenes los libros o tengas una librería. Así no tendrás que levantarte cada vez que quieras disfrutar de una nueva obra.

No es necesario que sea un sitio muy amplio. Con que tenga espacio para un sillón, y si es posible, una pequeña mesa es suficiente. Y si puedes elegir, apuesta por un sitio en la habitación que esté próximo a la ventana. De este modo te ahorrarás el tener que disponer de luz artificial cuando quieras leer por el día.

Iluminación

Para que el rinconcito para leer sea lo más óptimo posible, es necesaria una buena iluminación. Si el espacio del que dispones es reducido, yo elegiría una lámpara de pie como las que venden en Lamparas-en-linea.es, las cuales se pueden dirigir para alumbrar la zona que quieras. Es decir, la puedes situar al lado del sillón y mover la luz hacia las páginas del libro para una mayor visibilidad.

Si por el contrarío, en lugar de un rinconcito, cuentas con un gran rincón para leer, puedes optar por poner también un flexo encima de una pequeña mesa. De este modo, podrás variar de postura para aliviar la espalda, sin dejar de leer ni un segundo.

Mobiliario

El mobiliario, como en los aspectos anterior, depende, claro está, del espacio que tengas. Pero bueno, lo básico que necesitas para que un rincón para leer esté completo es un sillón cómodo. Con esto y una buena iluminación, podrás concentrarte y meterte de lleno en la literatura. Procura que sea un sillón cómodo con un buen respaldo y, ser posible, que sea reclinable y cuente con una zona donde posar los pies.

A ser posible, evita el cuero y derivados. Este tipo de materiales son muy poco transpirables y en épocas de calor lo puedes llegar a pasar bastante mal.

Como he comentado antes, si tienes espacio es muy útil disponer de una mesa pequeñita donde dejar el libro que estás leyendo actualmente. También puedes colocar ahí un pequeño estuche donde guardar lo indispensable para marcar aquellos pasajes que tanto te gustan, si eres de esos. Y cómo no, un pequeño flexo para ayudarte a ver mejor.

Hay gente que decora este tipo de rincones con revisteros y con pequeñas librerías, pero eso ya depende de las dimensiones del espacio.

Ir arriba