Cómo decorar la casa de un hombre

casa de un hombre
Fuente: Pixabay

Casi siempre, a la hora de decorar, todas las casas son iguales. Pueden cambiar un poco en los detalles, pero la práctica totalidad de ellas se parecen en el 90% de los casos. Pero cuando se decora la casa de un hombre puede que esa decoración no sea la mejor.

Por eso, nos vamos a centrar en ellos para dar las claves a la hora de decorar la casa de un hombre. ¿Quieres saber en qué hay que fijarse?

La casa de un hombre: símbolo de su masculinidad y buen gusto

Un hombre, por lo general, no quiere una casa con muchos accesorios o preparada más para una familia que para él solo.

Por eso, si lo que quieres es construir y decorar una casa de un hombre (de tío, tío), donde debes fijarte es en lo siguiente:

1. La televisión es el centro del salón y el dormitorio

Cada vez las televisiones son más grandes y las personas, sobre todo los hombres, las quieren grandes. Así que es habitual que, para la casa de un hombre, la televisión se convierta en el centro. Y no solo en el salón, sino también en su dormitorio.

Por eso, hay que tener presente el hueco para esa televisión, y a ser posible lo más grande que el presupuesto permita porque a los hombres les gusta ver tanto películas como el fútbol a lo grande, más aún si también invita a otras personas a pasar el rato con él.

Eso implica tener un buen sofá o una buena cama.

2. Decoración suave y minimalista

La casa de un hombre no suele decorarse con muchos accesorios. Podríamos decir que van a lo mínimo, lo que de verdad necesitan y usan, y el resto fuera. Y en temas de decoración, hay que tener en cuenta el estilo minimalista.

Es decir, que si no van a utilizar unos accesorios decorativos, pues es mejor no ponerlos. Siempre a lo mínimo, que no se vea vacía la estancia, pero que tampoco tenga cosas que puedas pensar o considerar que están ahí solo de adorno.

Para que te hagas una idea. Un salón solo necesitará un mueble para la televisión, un sofá y unos sillones, y un par de cuadros. Puedes agregar unos libros y unos sujetalibros o bien un par de figuras. Quizá un par de fotos. Pero nada más.

3. El concepto del baño se renueva

En cuestión de baños, los hombres no suelen ser de los que se bañan en bañeras por largo rato. Ellos son más prácticos y prefieren las duchas. Ahora bien, depende de la ducha. En este caso, se busca en la casa de un hombre que el baño sea un oasis de agua.

Y eso implica que la ducha sea amplia, incluso con un asiento y con la tecnología más moderna para usarla.

Un lavabo con espejo (a poder ser también tecnológico), los sanitarios imprescindibles (bidet y WC), un mueble para las toallas y poco más.

4. Un buen tamaño en la cama

La casa de un hombre no quiere decir que tenga que tener una habitación pequeña. No. De hecho, su habitación les gusta grande. Y no solo por la televisión que te hemos dicho antes, sino porque la cama también irá acorde al tamaño de la televisión. Es decir, King Size. O superior.

casa de un hombre
Fuente: Pixabay

A los hombres les gusta dormir cómodos y eso quiere decir tener una cama bastante grande. Claro que cuando tengan que compartirla a lo mejor hay problemas de espacio (y lo malo es que no hay camas más grandes).

5. Color

Cuando se piensa en un hombre los colores suelen ser los marrones, azul marino, beige fuerte, etc. Son colores más “masculinos” los que se utilizan. Pero las cosas han cambiado y ahora los hombres existen variedad de colores.

Colores como el violeta o usar papel pintado son cada vez más utilizados para decorar la casa de un hombre ya que da personalidad a las estancias y, al mismo tiempo, se puede jugar un poco con las aficiones o con los gustos que tiene esa persona.

6. No te olvides del bar en casa

Si hay algo imprescindible en la casa de un hombre, entonces eso es un bar. Les encanta tener una barra donde servir al más puro estilo de un bar de la calle. Eso de preparar cócteles, bebidas, incluso tener un barril de cerveza para compartir con los amigos es algo único.

Y la decoración de la casa de un hombre pasa por tener eso, ya sea en el salón o bien en otra habitación como por ejemplo una de juegos con un billar o una mesa de juegos. Lo importante es poder disfrutar de ello.

7. Búsqueda de la masculinidad

Un sofá de piel, una buena butaca, una mesa de billar, una bodega… elementos más masculinos que femeninos que deben estar presentes en la casa de un hombre.

A eso nos referimos con la búsqueda de la masculinidad, al hecho de decorar cada estancia pensando en un hombre, no en una mujer.

8. Plantas sí… pero qué plantas

Por último, y para darle un toque de naturalidad, de belleza y de medio ambiente, las plantas son imprescindibles. Pero hay que matizar.

Si la casa de un hombre es para alguien que no presta atención a los detalles, o no se molesta en cuidar lo que hay dentro de su casa, entonces las plantas acabarán muriéndose, y eso afeará todo el conjunto (además de que se tirarán y no se reemplazarán).

En este caso, mejor optar por las plantas artificiales que hacen la misma función que las naturales, pero sin tener que preocuparse por su salud.