Cómo eliminar el olor de tu mascota en tu casa

olor mascota
Fuente: Pixabay

Cada vez es más habitual que se tenga una mascota en casa. A menudo suelen ser pequeñas, como una tortuga, un hámster… pero otras veces son mascotas más grandes, como un gato o un perro. Y algo que muchos dueños saben, es que la casa se impregna de sus olores.

De hecho, es algo habitual que, aunque los que viven en la casa no lo huelan (porque se acostumbran), sí lo hagan los visitantes (amigos, familiares…) que nos visitan. Entonces, ¿te ayudamos a saber cómo eliminar el olor de tu mascota de tu casa?

Tu casa, tus olores (y los de tu mascota)

Es inevitable que, cuando se vive en una casa, esta tenga un olor «particular». El sudor, las ventanas cerradas, los perfumes que utilices, la comida… todo va dejando una impronta en tu hogar y en las paredes de la misma. El problema es que, a la larga, ese olor puede acabar siendo desagradable.

Algo parecido ocurre cuando añades una mascota, ya que estas también desprenden un «aroma» que, a menudo, es mucho más fuerte que el tuyo y eso provoca que sea más perceptible cuando llegas a casa. O cuando alguien te visita.

Entonces, ¿qué puedes hacer?

1. Usa bicarbonato de sodio y agua oxigenada

Es uno de los remedios más efectivos para limpiar a fondo tu casa y, de paso, eliminar todo el olor desagradable que pueda haber. Para hacerlo, debes mezclar media taza de agua oxigenada con una de bicarbonato. Y, para darle mayor efectividad, añade una cucharada de lavavajillas. Con esto, puedes fregar o mojar un paño y pasarlo por toda la casa y te desharás de cualquier olor.

Eso sí, ten cuidado dónde la usas porque puede ser contraproducente en algunos tipos de suelos o de superficies.

2. Vinagre de manzana para el olor de tu mascota

El vinagre de manzana es uno de los remedios más poderosos y efectivos para absorber los olores. De hecho, es una forma «sana» de limpiar toda la casa sin gastarte un pastizal por ello. Así que puedes añadir un poco de este en el agua del suelo y fregar con ella.

Al principio el olor te llamará la atención, pero tranquilo, no es desagradable, y al poco tiempo desaparecerá, pero también lo hará el olor a la mascota que tenías, así que seguro que notas tu casa más limpia y lo mejor es que ya no tendrás problema.

Otra opción, para hacerlo más efectivo, es añadir un poco de bicarbonato de sodio.

olor mascota
Fuente: Pixabay

3. Baña a tu mascota

Pues sí, porque… ¿quién es la que produce el mal olor? A menudo, tendrás que bañar a tu mascota para que no huela tan mal. Así que utilizar un champú que ayude a que no huela tanto (que no cortarle de golpe el olor, ya que eso no es lo correcto), y que no desprenda tanto, puede ser una buena idea.

De hecho, también puedes echarle, junto al champú, un poco de vinagre de manzana. No le hace ningún mal (cuidado con las heridas y la zona de la cara), y harás que el olor esté más controlado.

4. Usa un purificador de aire

De todos los remedios, es quizá el que te va a salir más caro, y además implica un aparato (que requiere espacio y que consumirá energía eléctrica, por lo que repercutirá también en la factura de la luz). Pero cuando convives con varias mascotas, puede ser lo mejor, porque eliminas olores y también sustancias contaminantes.

En el mercado los purificadores de aire son de muchos modelos diferentes, así que te recomendamos que te asesores bien sobre cuál sería el más adecuado para tu hogar en base al número de personas que vivís allí, a los metros cuadrados que tiene la vivienda, y el número de mascotas que hay.

olor mascota
Fuente: Pixabay

5. Ventanas abiertas

A pesar de que el hecho de que abras las ventanas no va a querer decir que se vaya el mal olor de tu casa, sí que ayudará a que este no se acumule tan fácilmente. Da igual que sea invierno o verano, es necesario que renueves el aire de tu hogar. De hecho, es algo que ayudará también a tu salud.

En el caso del verano, conviene que abras las ventanas a primera hora de la mañana, y por la noche. De esa manera, el aire se renueva y los malos olores se irá. Acompañado de algunos de los remedios anteriores, será genial.

6. Para las manchas u olores de las «necesidades» de tu mascota

Hay ocasiones, ya sea porque tienes un cachorro o porque es ya adulto, que sus “necesidades” se le pueden escapar. Cuando eso pasa, en vez de enfadarte, porque no lo hace a propósito, debes eliminar cuanto antes eso para que no deje manchas ni tampoco impregne olores.

Para conseguirlo, tienes dos opciones: bicarbonato con agua oxigenada; o bien bicarbonato con vinagre de manzana. Ambas, no solo van a absorber los olores, sino que también se ocuparán de eliminar la mancha. Eso sí, debes dejarlo toda la noche para que funcione, y después retirarlo (a veces hay que cepillar un poco para que se elimine todo).

Otra opción que utilizan muchos es el usar bicarbonato y aplicarlo por las noches en las zonas donde está más tiempo el perro, de tal manera que este producto recoge el mal olor y por la mañana la casa está más limpia.