Consejos para elegir la ropa de cama perfecta

Los catálogos de ropa de cama tienen principalmente dos temporadas: verano e invierno. Con la llegada del nuevo año, muchas son las personas que se deciden a renovar su ropa de cama para adaptarla a la nueva estación invernal que acaba de empezar. Para ello, suelen tener en cuenta las tendencias que más han calado entre la gente, pero además de la tendencia, es importante tener en cuenta otros factores para su elección. Si vosotros sois de los que estáis pensando en cambiar vuestra ropa de cama, hoy compartiremos con vosotros algunos consejos que os pueden ayudaros en vuestra elección.

Calidad

Si tienes la posibilidad, la mejor opción es que no escatimes en dinero a la hora de vestir el dormitorio. Debes elegir ropa de calidad, además de durar más en el tiempo, te ayudará a que te sientas mucho mejor a la hora de meterte en la cama.  Las sábanas de buena calidad te permitirán estar más fresco en el verano y más cálido durante los meses fríos. Nuestro consejo es que te decantes por el uso de materiales naturales y si puede ser algodón 100%, mucho mejor. Un ejemplo de este tipo de material lo encontramos en el modelo de sábana Volga.

Tejidos y texturas

Sin duda, uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir la ropa de cama. Es importante tener en cuenta en este sentido que dependiendo de la estación en la que estemos, el tejido será uno u otro. Por ejemplo, las sábanas de algodón destacan por su suavidad y harán que tu descanso sea más placentero, siendo ideales para todo el año. Si queremos disfrutar de un mayor frescor en verano, el raso puede ser una buena opción. En el caso de los meses invernales, la franela será la encargada de proporcionarnos todo ese confort que buscamos para combatir el frío.

Colores

Es un factor muy a tener en cuenta, ya que está comprobado que los colores influyen de manera subliminal en el estado de ánimos de las personas. Los colores o estampados vivos, así como los contrastes entre colores claros y oscuros, dan dinamismo al espacio haciendo de tu dormitorio un lugar más excitante. En el lado opuesto, nos encontramos los colores claros o pastel, que generan un efecto de relajación y descanso visual.

También es importante destacar que los diseños elegante, atemporales y de colores neutros, se encargarán de dar un toque de estilo alejado de las tendencias que pasan de moda año tras año. Si queremos que la ropa de cama nos dure más sin que se note el paso del tiempo, los colores suaves o los blancos evitan el deterioro por el desgaste de color.

Practicidad

También es importante decantarse por aquellos tejidos que ofrezcan una fácil limpieza que nos permita poder lavarla en nuestra lavadora para que siempre tengan un aspecto brillante.

Estilo

Por último, es importante tener en cuenta el resto de la decoración del dormitorio a la hora de elegir la ropa de cama. Debemos intentar que esta combine perfectamente con el resto de elementos. De esta forma podremos disfrutar de un estilo más armonioso.