Dale un lavado a tu mueble viejo y reutilízalo

mueble viejo
Fuente

Entras en tu habitación y te quedas parada de repente. Observas todo lo que hay en su interior, y piensas en cómo sería esa habitación si quitaras esos muebles y eligieras otros. ¿Quizá más amplia? ¿Más moderna? El problema puede estar en el presupuesto. Pero hoy te vamos a dar ideas para que tu mueble viejo se actualice y, con ello, aunque no lo creas, también toda la decoración de esa habitación.

Y es que, a menudo, no hace falta dedicar una gran cantidad de dinero en reformar o redecorar una habitación; a veces, con solo unos cambios, obtienes el mismo objetivo. Y eso se puede conseguir fácilmente. ¿Manos a la obra?

Pasa de mueble viejo a mueble moderno

Lo primero que necesitas para trabajar con tu mueble viejo es un lugar donde hacerlo, ya sea en la misma habitación o en otra. Te recomendamos que pongas algunos plásticos o telas debajo para evitar manchar el suelo en el proceso ya que, dependiendo de las técnicas, mancharás más o menos.

Ahora, toca ponerse manos a la obra y aquí tienes algunas ideas para transformar tu mueble viejo en algo totalmente nuevo.

Chalk Paint

¿Has oído hablar de esto? Se trata de una pintura especial que parece como tiza. De hecho, es muy fácil de aplicarla, barata, y no tienes que hacer nada previamente a ello.

Eso sí, te recomendamos que, dependiendo del mueble, le des una o dos capas de esta pintura para que se vea mucho mejor. Y déjalo secar entre capa y capa al menos unas horas para evitar problemas (sobre todo si el mueble en sí es bastante viejo).

mueble viejo
Fuente

Fundas nuevas

En aquellos muebles viejos como los sofás o las sillas, un cambio de tela puede modernizar todo el conjunto, aunque no te lo creas. Así que una opción sería adquirir unas nuevas fundas, o hacerlas a medida, para que cambie el color por completo del sofá.

Eso será mucho más económico que comprar un nuevo sofá o sillas, sobre todo si estas todavía están bien y son cómodas.

Las fundas también puedes utilizarlas para los cojines y otros elementos decorativos consiguiendo así que todo luzca de una manera diferente y modernizando todo el conjunto.

Papel pintado

Pues sí, se ha puesto de moda este año y es la tendencia para el año que viene. así que los muebles viejos forrados con papel pintado puede ser una elección muy acertada. Por ejemplo, esa estantería con un fondo en papel y los baldes en el mismo papel puede quedar mucho más moderna que como la tenías antes.

De hecho, esto mismo puedes hacerlo en los peldaños de la escalera para darle un aire diferente, y, de paso, para decorar con ellos también.

Pulir y pintar

Cuando se piensa en restaurar un mueble viejo lo más normal es que opines que es demasiado trabajo y mucho más caro que tirarlo a la basura y comprar uno nuevo.

Tienes que lijarlo, darle una imprimación, luego pintarlo, etc. Y claro, eso requiere tiempo, paciencia y algo de maña para que quede bien.

Pero el resultado ya te decimos nosotros que va a ser de lo mejor. Y si un mueble viejo cumple con su función y se puede modernizar por la mitad o la cuarta parte de lo que te costaría uno nuevo, ¿por qué lo vas a comprar? Sí, ya sabemos que nos aburrimos de las cosas al tiempo, pero dándole un lavado de cara, la cosa cambiará. Seguro.

En lugar de cristales, tela de gallinero

¿Has oído hablar de ella? Pueden ser una opción para los muebles viejos que tienen cristales. Si estos no pasan por su mejor momento, o directamente ya no están, una opción para que no se vea inacabado es la tela de gallinero.

Lo único es que tendrá un pequeño inconveniente y es que el polvo se filtrará por el interior así que tendrás que limpiar a menudo para que no se acumule y se vea. Pero también puedes optar, por esa tela y un papel adhesivo transparente que haga las veces de protección para el polvo. Y, si lo colocas bien, no se notará en absoluto.

mueble viejo
Fuente

Cambia los detalles

Pueden ser los tiradores, puede ser la ubicación, puede ser el color… Hay mucho que puedes cambiar en los muebles viejos para que no se vean así. Por ejemplo, si el mueble tiene tiradores, cambiarlos por otros más modernos puede ayudar a que lo veas de otro modo.

Lo mismo si lo pintas de otro color, o si cambias su distribución. El objetivo es hacer que todo sea diferente y que parezca como nuevo. Y aunque no sea nuevo, recuerda que lo vintage está de moda ahora más que nunca. Y en eso puedes beneficiarte tú (además de tu mueble viejo que tendrá una segunda oportunidad para seguir decorando tu hogar).