Descubre cómo ahorrar en calefacción sin perder confort en casa

Fuente: Ikea

Sea cual sea el sistema o el tipo de calor con el que caldeas tu casa, seguro que te interesan estos consejos para ahorrar en calefacción. Ya tengas radiadores de agua o eléctricos, una estufa de pellets o calefacción por suelo radiante, podrás reducir el consumo (y también el gasto) si sigues estas recomendaciones.

Fuente: Runtal

El calor es hoy un bien muy preciado, por lo que es importante que pongamos de nuestra parte para ahorrar en calefacción en casa. No es solamente una cuestión económica, y eso que nuestro bolsillo lo agradecerá mucho. Es también importante desde el punto de vista de la sostenibilidad.

No malgastar los recursos y la energía es clave para proteger el ecosistema y llevar una vida más sostenible e inteligente. Hoy te contamos qué cosas puedes hacer para reducir el consumo en calefacción sin perder confort en tu hogar. Ten en cuenta que la temperatura ideal para tu casa oscila entre los 19 y los 21 ºC, y que conviene mantener en lo posible una temperatura constante, sin cambios bruscos que supongan un mayor gasto.

Cómo ahorrar en calefacción: un buen aislamiento

Fuente: Runtal

Si te has propuesto averiguar hasta qué punto es eficiente tu sistema de calefacción, lo primero que debes pensar es si tu casa cuenta con un buen aislamiento. No importa qué tipo de calefacción instales en tu hogar, si después el calor se escapa por las ventanas.

Por eso, la primera medida para ahorrar en calefacción consiste en revisar los puntos débiles para el aislamiento y reforzarlos. Ten en cuenta que esta medida mejora tu casa y la revaloriza. Un ejemplo son las ventanas. Si tienen puntos por los que entra el aire frío del exterior y se marcha el calor de dentro, lo mejor es cambiarlas por otras nuevas.

Pero si en este momento no puedes acometer una inversión y obra semejante, entonces conviene que pongas burletes de goma para evitar esas pérdidas de calor. También puedes colocarlos en la puerta de entrada.

Es importante aprovechar la luz solar, ventilar con cuidado (unos 10 minutos es suficiente) y bajar las persianas al caer la tarde para no perder el calor del interior.

La calefacción, siempre a punto

Fuente: Leroy Merlin

Otro consejo muy útil para ahorrar en calefacción es mantener el sistema a punto para que sea lo más eficiente posible. Por ejemplo, si tienes en casa radiadores de agua, no olvides purgarlos cada otoño antes de ponerlos en marcha. Así funcionarán mejor y su rendimiento será el óptimo. También es importante el mantenimiento de la caldera.

Conviene que los radiadores estén siempre limpios, y que no los cubras con nada para aprovechar mejor su poder calorífico. Además, si colocas válvulas termostáticas en ellos podrás regular la temperatura de cada radiador de forma independiente. Así puedes bajarla en aquellas habitaciones que no utilices, con el consiguiente ahorro.

Fuente: Leroy Merlin

Un truco eficaz para ahorrar en calefacción consiste en instalar un panel reflectante por detrás de los radiadores. De esta forma, el calor rebota y se proyecta hacia la habitación, en lugar de perderse por la pared. Es una solución sencilla que mejora el rendimiento de tu sistema de calor.

Aprovecha las ventajas de los cronotermostatos

Fuente: Leroy Merlin

Gracias a los cronotermostatos digitales, podemos ahorrar en calefacción de una forma notable y sin esfuerzo. Este tipo de termostatos reducen el consumo en hasta un 25 % y están indicados en sistemas de calderas de gas, gasóleo o, incluso, pellets.

La clave está en que te permiten regular la temperatura de tu casa en función de tus propias necesidades. Así, puedes programar cuándo quieres que se encienda o apague la calefacción según las horas en las que estés en casa. Configura el cronotermostato para que la calefacción se encienda una hora antes de llegar a casa, y así evitas dejarla encendida todo el día si no hay nadie en casa.

Los cronotermostatos incluyen reloj digital y calendario para que puedas guardar varios programas para días diferentes. Es decir, para que el sistema de calefacción funcione de distinta manera los días de diario y los fines de semana, por ejemplo.

Tecnología de última generación

Fuente: Leroy Merlin

Los últimos modelos de termostatos que hay en el mercado no tienen nada que ver con los modelos de antaño. Además de permitirte elegir diferentes programas según tus horarios, incorporan otras funciones muy avanzadas.

Muchos de ellos incluyen conexión wifi, lo que hace que puedas encender y apagar la calefacción a distancia a través de internet, utilizando un ordenador o tu smartphone. Esto es una ventaja genial cuando se trata de casas de fin de semana, por ejemplo. Conectarte y encender la calefacción antes de llegar es coser y cantar.

Además, algunos termostatos modernos están equipados con sensores de humedad y presencia (detectan si hay alguien en casa y ajustan así el consumo de calefacción), con dispositivos de control de gasto y, además, son móviles por lo que se pueden llevar de una habitación a otra.