Los 4 elementos a tener en cuenta para reformar una oficina

Modern office interior

Es muy probable que lleves tiempo dándole vuelta a la idea de reformar tu oficina, ya sea por darle un nuevo aire o bien debido al crecimiento del negocio. Independientemente del motivo, es importante que en el proceso de la renovación del espacio se tenga en cuenta algunos elementos básicos para que el resultado final sea todo lo satisfactorio que uno podría desear. No hay que olvidar que la oficina es parte del alma de cualquier empresa, por lo que es importante llevar a cabo cambios para mejorarla de forma continua. En el caso de que estés pensando reformar tu oficina, hoy os queremos hablar de cuatro elementos importantes a tener en cuenta a la hora de reformarla.

Instalación del suelo técnico

Cuando hablamos de suelo técnico, nos estamos refiriendo a una instalación elevada cuyo objetivo es ocultar un gran número de instalaciones que suelen aparecer en el área de trabajo, como son instalaciones eléctricas, cableado de red, tuberías o aires acondicionados, por poner algunos ejemplos. Gracias a este tipo de suelos, se consigue una oficina limpia de instalaciones, ofreciendo una mayor seguridad, mejor estética y un espacio mucho más funcional.

Si quieres que tus empleados dispongan de un espacio libre de obstáculos, la instalación de un suelo técnico se convierte en algo imprescindible.

Techos técnicos

Los techos técnicos, techos registrables o falsos techos, suelen ser un elemento muy común en cualquier oficina. Seguro que lo has visto en infinidad de edificios como negocios, almacenes e incluso en viviendas. Este tipo de elementos constructivo, se sitúa a una cierta distancia del techo original pudiendo dejar oculto ciertas instalaciones como cableado eléctrico o fontanería. Este falso techo suele consistir en piezas prefabricadas que pueden ser de aluminio, yeso laminado, fibra mineral, escayola o acero, entre otros materiales.

Entre sus ventajas podemos destacar:

  • Montaje sencillo y económico.
  • Ayuda a ocultar elementos que no quedarían bien visualmente en la oficina.
  • Esconde posibles grietas o humedades que pueda aparecer en el techo.
  • Si el techo original es muy alto, se puede rebajar consiguiendo un espacio más confortable, a la vez que se reduce el consumo energético.

Mamparas de oficina

Uno de los mayores problemas que nos podemos encontrar en cualquier oficina es la distribución de la misma. Aquí siempre tenemos la opción de levantar tabiques tradicionales, pero esto supone un gran trabajo, además de muchas molestias. Como alternativa nos encontramos las mamparas de oficina, un sistema de división muy práctico y duradero. Su instalación no requiere de obras, y su diseño aporta un toque moderno a la oficina. También es importante destacar, que en el caso de que haya que redistribuir de nuevo el espacio, su desmontaje también es muy fácil. Sin duda, la mejor opción para todo tipo de oficinas.

Cabinas sanitarias

En una oficina no todo el espacio está pensado para trabajar, sino que también debe haber lugares pensados para despejarse o para el aseo del personal. En este último caso, las cabinas sanitarias están adquiriendo una gran importancia en los últimos años. Se trata de un habitáculo que está compuesto por paneles elaborados por materiales especiales para aguantar sin problemas la humedad que suele haber en esa zona. Hoy en día, los fabricantes ponen mucho empeño en cuidar la estética de estas cabinas.

¿Qué otros elementos pensáis que hay que tener en cuenta durante el proceso de reforma de una oficina? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!