Elementos imprescindibles para tu cuarto de baño

cuarto de bano
Fuente: Pixabay

Aunque no lo creas, a lo largo de nuestra vida una gran parte de ella la pasamos en el baño. Ya sea duchándonos, yendo de vientre, maquillándonos o simplemente mirándonos al espejo, el cuarto de baño es una de las estancias que más visitamos a lo largo del día (al menos entre 5 y 12 veces al día).

Por eso, no está de más que esté acondicionada con los elementos que de verdad necesitamos. Pero, espera, ¿cuáles son esos? Hoy, te lo explicamos todo.

Esos elementos que hacen la vida más agradable en tu cuarto de baño

Cuando te pones a decorar un baño, sabes que hay algunos elementos de los que no puedes prescindir, ya que si lo haces esa estancia perdería la esencia de lo que es realmente un cuarto de baño. Sin embargo, eso no quiere decir que no puedas escoger diferentes modelos y hacerlo personalizado incluso.

Lo que sí está claro es que hay elementos que, sí o sí, deben estar ahí. Y estos son:

Una cisterna

cuarto de bano
Fuente: Pixabay

Creemos que a estas alturas un baño sin la cisterna, no es un baño, más que nada porque no sería el lugar donde vas a ‘evacuar’ cuando lo necesitas.

Pero hoy día el WC ha cambiado mucho, empezando porque la cisterna puede estar, o puede estar oculta. Además, los váteres ya no tienen que ponerse en el suelo, sino que pueden estar suspendidos. Tampoco han de ser siempre blancos, ahora se juega con el color.

Modelos, tamaños, formas diferentes hacen que la cisterna tenga hoy una vida propia.

Un lavabo

El siguiente elemento es un lavabo, y con este una grifería acorde. Pero al igual que le ocurre a la cisterna, también los lavabos han cambiado desde los más modernos a aquellos que se relacionan con lo vintage (por ejemplo simulando los cuencos de agua que se usaban antaño para lavarse en la misma habitación).

El lavabo es importante para mantener una buena higiene, tanto cuando se entra, cuando se está en el cuarto de baño, como cuando se sale de él.

El gran debate en el baño: sí al bidé, no al bidé

Esta es quizá la pieza más controvertida de un cuarto de baño. Y todavía nadie se pone de acuerdo sobre si es imprescindible o no. ¿Nuestra opinión? Totalmente imprescindible. Y te explicamos el porqué.

Ya seas hombre o mujer, a lo largo del día a día se va varias veces al baño y eso hace que, de limpiarnos, se nos pueda irritar esa zona. A pesar de que nos bañamos a diario, la zona íntima requiere de un cuidado especial, que muchas veces en una ducha o en una bañera no podemos proporcionárselo. Por eso, el bidé es la solución.

Sí, es un elemento que va a ocupar espacio, pero a la larga se amortiza, y quizá ahora no lo veas, pero conforme tengas mayor edad, verás que es muy práctica.

Una ducha (o bañera)

cuarto de bano
Fuente: Pixabay

Un baño sin bañera o ducha se convierte solo en un aseo. Y eso no es práctico, sobre todo para poder bañarte. Por eso, debes destinar una parte a colocar un plato de ducha o una bañera. Nosotros te recomendamos un plato de ducha, pero uno tan grande como la bañera (de longitud). Y es que así podrás tener un espacio donde poder sentarte o simplemente crear un spa en ese lugar.

¿Eres más de bañera? Hoy día no tiene por qué estar encajada en una pared, sino que puedes hacer que sea el centro de la habitación.

Muebles de almacenaje

cuarto de bano
Fuente: Pixabay

Sin duda esto es lo que más se olvida a la hora de hacer un cuarto de baño. Y es que está bien que tengas presentes los elementos anteriores. Pero también debes prever que has de guardar toallas, utensilios de belleza… que forman parte del baño y que han de estar ahí mismo.

Salvo que tu baño sea demasiado pequeño, la opción de tener almacenamiento en él es mucho mejor.

Decoración

Un baño con estos elementos se convierte en una estancia funcional. Sin embargo, eso no le va a dar personalidad. ¿Qué lo hará entonces? La decoración que incluyas. Y es que, además de todos los elementos, necesitas poner un toque especial, ya sea con plantas, con figuritas, o con lo que vaya más acorde contigo (o quieras darle el acabado final a ese lugar).

Un buen espejo

Seguimos con los elementos imprescindibles para un cuarto de baño y, sin duda, eso es un espejo. Los espejos suelen colocarse encima del lavabo, y se utilizan para maquillarnos, peinarnos…

Estos requiere de una iluminación extra para que de verdad funcionen bien. Además, para cuando se necesita un aumento mayor, por ejemplo para maquillar zonas más pequeñas, no viene mal tener un espejo de aumento.

Una buena iluminación

Para finalizar, no te debes olvidar de una buena iluminación. Y es que la luz en el cuarto de baño ha de ser lo más natural posible, siempre simulando la luz solar. ¿Por qué? Porque así no te verás un aspecto enfermo ni tampoco te equivocarás a la hora de maquillarte.