Halloween: ideas terroríficas para decorar tu hogar

decorar en Halloween
Fuente

Se acerca la fiesta de Halloween y son muchos los que ya se están preparando para esta fiesta «americana» que, desde hace unos años, también se ha impuesto en España. De hecho, en muchos hogares suelen decorar las casas con un ambiente de terror, se ven pelis de miedo y, también, se sale con los niños para entonar el «¿truco o trato?».

Pero, ¿qué tipo de decoración se puede preparar para Halloween? Si no quieres invertir mucho dinero, pero sí que todo quede bien y que de muchos sustos, aquí te dejamos algunas ideas para decorar tu hogar. ¡Seguro que disfrutas haciéndolas!

Una noche de truco o trato divertida

La noche de Halloween no es sino una forma de disfrutar asustando a otros, o decorando de una manera muy diferente tu hogar. Esto no quiere decir que debas gastarte mucho en ello, sino que hay muchas cosas que puedes usar para decorar y que no te van a costar demasiado. Eso sí, debes ponerte pronto para que no llegue el día y no lo tengas todo hecho.

1. Haz tus propios faroles de Halloween

Seguro que tienes en casa algunos vasos de plástico, o latas que ya no usas. Si es así, ¿sabes que pueden ser faroles perfectos? Vamos por partes.

Si lo que usas son vasos de plástico, lo mejor es que los pintes en color naranja (salvo que ya vengan así). Ahora, con un rotulador permanente, como si fueran calabazas, intenta pintarles caras divertidas y aterradoras al mismo tiempo.

Lo único que te faltará ya es colocarle unas luces. Lo puedes hacer de dos modos: si van a estar en una mesa, puedes ponerles unas velas dentro del vaso (escoge velas especiales led para evitar que se prendan fuego). Otra opción es que las cuelgues, por lo que, si optas por ese modo, tienes que hace un pequeño agujero por la parte de arriba para meterle una lucecita (las cadenetas de Navidad, por ejemplo, podrían ser perfectas en este caso).

Ahora bien, ¿y si los faroles los haces con latas? Lo mejor es que todos tengan el mismo tamaño. Debes limpiarlos muy bien y quitarles cualquier tipo de etiqueta. A continuación, píntalos con colores típicos de Halloween, como el naranja, negro, etc. A continuación, con un punzón, y un poco de paciencia, haz dibujos agujereando la lata. De esa manera, cuando pongas una vela encima, parecerá que tiene una cara, o un dibujo.

Si quieres colgarlas, no tienes más que ponerle un alambre a modo de asa.

decorar en Halloween
Fuente

2. Murciélagos con cartones de huevos

Seguro que compras huevos a menudo en el supermercado. Y estos pueden venir en cartones de huevos. Pues bien. Puedes romper tres espacios completos (lo equivalente a tres huevos). Píntalo en negro y, en el central, pega unos ojos. ¡Y ya tienes unos murciélagos!

Puedes colgarlos con una cinta transparente para que parezca que vuelan solos de verdad. O incluso hacer un móvil que se mueva solo cuando se abra una puerta. Si además buscas que, cuando eso pase, se oiga un sonido, seguro que pones el vello de punta a más de uno.

3. Globos de Halloween

Pues sí, en el mercado ya podemos encontrarnos con una selección de globos que tienen detalles de Halloween como calabazas, murciélagos, fantasmas, etc. Y podrías comprarlos. Pero, si no quieres gastarte tanto, los puedes hacer tú mismo en casa.

Lo único que necesitarás es comprar globos normales, lisos y de colores. Y con un rotulador pintar lo que quieras que se vea, cuando se hinche, en el globo. Seguro que así consigues lo mismo. ¡Y por menos euros!

4. Decora la puerta

En la medida de lo posible, las puertas también deberían decorarse un poco. Lo habitual es usar alguna imagen pegada en la puerta como son los vinilos, pero podrías hacer siluetas con cartón y ponerlas. Si además colocas calabazas y otras decoraciones habituales (como las telas de araña), seguro que queda más terrorífica.

decorar en Halloween
Fuente

5. Una araña en mi casa

Si te dan pánico las arañas, seguro que esta manualidad no te va a gustar demasiado. Pero una vez sepas cómo se hace, la cosa cambiará, seguro que sí. De hecho, tienes dos formas de hacerla, dependiendo de si la quieres poner en el jardín o en el suelo, o bien quieres colgarla por las paredes.

En el primer caso, que se quede en el suelo, vas a necesitar de una calabaza que tendrás que pintar de negro completamente. Después, puedes pegarle unos ojos. Lo único que faltan son las patas, que puedes hacerlas con cilindros de cartón, con papel enrollado, etc. Si lo pintas también de negro y además usas una tela que sea suave y con pelillo, en negro, harás que tenga un aspecto más asqueroso.

La otra opción, más rápida de hacer, es la de usar globos. Puedes coger un globo normal para el cuerpo, inflándolo un poco. Y después atarle (donde se hincha el globo) otros globos de los que quedan como salchichas) a modo de patas.