Lamuda una la lámpara fonoabsorbente y sostenible

El mundo de la iluminación es un campo que continuamente está cambiando, con la mira puesta en ofrecer diseños novedosos, luces de menor consumo y que sean sostenibles con el medio ambiente. Aquí nos encontramos la gama de productos Lamuda, diseñados por el estudio Ximo Roca. Se trata de una lámpara fonoabsorebente que ha sido creada partiendo de materiales sostenibles, consiguiendo un diseño esbelto y delicado, capaz de dar respuesta a nuevas necesidades, resolviendo el problema del ruido ambiente.
Esta lámpara en suspensión, creada para la marca de iluminación de diseño Plussmi, fomenta el aislamiento sonoro de la estancia y favorece el bienestar de sus ocupantes.

“Detectamos que, en espacios especialmente concurridos, como puedan ser restaurantes u oficinas, reina el bullicio, algo que puede resultar molesto para las personas que comparten ese entorno ya sea de modo habitual o esporádico. Nos planteamos crear algo nuevo: una lámpara con una doble función, la de iluminar y, al mismo tiempo, absorber el sonido para favorecer una conversación relajada”, explica Ximo Roca.

Material suave y moldeable


Todo el trabajo de investigación que se realizó, dio como fruto una importante innovación. Un material suave, muy moldeable , fonoabsorbente y sostenible, que fue creado a partir de botellas de plástico recicladas. De esta forma, estas lámparas fomentan la sostenibilidad.
Lamuda supone un paso más en la relación de colaboración entre el estudio Ximo Roca Diseño con Plussmi, compañía para la que ya diseñó en 2017 la lámpara portátil Luciole, seleccionada por los premios CLAP y finalista en los galardones ADCV de la Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana.

Luciole es una lámpara de sobremesa, compacta y de pequeñas dimensiones, formada por dos piezas de madera maciza unidas entre sí por unas gomas elásticas que permiten transportarla a modo de farol mediante su asa superior. La pantalla cilíndrica genera una luz suave que se integra con armonía en los espacios. Gracias a una batería recargable por medio de una entrada USB, permite iluminar de manera autónoma sin necesidad de cables.