Lava los platos con mayor eficacia

close up hands of Woman Washing Dishes in the kitchen; Shutterstock ID 133391171; Job (TFH, TOH, RD, BNB, CWM, CM): TOH

No todo el mundo tiene un lavavajillas en su hogar, son millones de personas en todo el mundo que siguen lavando los platos a mano. Unos porque no tienen el electrodoméstico para que lo haga por ellos y otros, porque incluso sienten cierta relajación al hacerlo.

De hecho, hay personas que dicen que cuando friegan los platos se sienten más relajadas, incluso les ayuda a pensar con claridad las circunstancias de la vida que están atravesando. Esto es cierto, fregar los platos puede relajar… Pero lo que importa es hacer con mayor eficacia.

En este sentido, para ayudarte a fregar mejor los platos, que lo hagas más rápido y con menos esfuerzo, no pierdas detalle de todo lo que te vamos a comentar a continuación.

Lava los platos con mayor eficacia 1

Consejos para fregar más rápido y con menos esfuerzo

Si compras platos de plástico a parte de tu vajilla de uso habitual, habrá días en que fregar este tipo de platos te ayude a hacerlo más rápido y con mucho menos esfuerzo. Además, sigue los siguientes consejos que seguro que te aportarán mucho en tu día a día:

  • Usa una cacerola para poner los platos sucios a medida que se acumulan, así podrás empezar antes.
  • Usa una palangana para ahorrar agua (para el enjuagado o el lavado)
  • Si no tienes un fregadero doble, usa la palangana para enjuagar los platos y remojar los restos más incrustados.

Quita bien los residuos incrustados

Deberás tomarte el tiempo que necesites para eliminar los residuos de los alimentos si no quieres lavar los platos inmediatamente después de comer. Pero sí saca un momento para quitar los restos más pegados en los platos y cubiertos. O al menos, ponlo en remojo.

Usa una espátula de goma para evitar rayones y no dejes el desagüe del fregadero o el triturador de basura obstruidos. Dejar grasa en el triturador obstruirá las tuberías cuando la grasa se enfríe y se congele… así que mejor evitar este problema en el futuro.

Usa un buen lavaplatos

El gel que utilices para lavar los platos debe ser de buena calidad y tendrás que usarlo correctamente para no desperdiciarlo y sacar el máximo provecho del producto. ¿Por qué trabajar más duro de lo necesario? Usar el líquido para lavar platos adecuado puede facilitar mucho la limpieza de los platos.

Elige uno con una alta concentración de  tensioactivos ( alquil éter sulfatos) que levanten los alimentos de las superficies de los platos y los suspendan en el lavaplatos, solventes como alcoholes que descomponen la grasa e ingredientes antibacterianos como el ácido láctico.

Por lo general, estos detergentes tienen un precio de compra más alto, pero la mayoría también son concentrados y no contienen tanta agua como las marcas en oferta, por lo que no tienes que usar tanta para limpiar todos tus platos… aunque gastes más dinero, ¡en realidad lo estás ahorrando!

Utiliza las mejores herramientas de limpieza

Consigue una esponja que tenga algún tipo de superficie de fregado como una red o cerdas de nailon además del lado más suave. Lo necesitarás. Y sea cual sea la marca que elijas, límpiala a menudo con una solución desinfectante y reemplázala con frecuencia. Las esponjas son grandes criaderos de bacterias.

Lava los platos con mayor eficacia 2

Los guantes para lavar platos pueden parecer de la vieja escuela, pero ambos te ayudarán a agarrar bien los platos resbaladizos y a proteger tus manos. Podrás usar agua más caliente si usas guantes, lo que también ayudará a limpiar los platos. Si los guantes huelen un poco mal por dentro, espolvorea un poco de  bicarbonato de sodio  entre usos y verás el cambio.

Agua caliente

Los platos deben lavarse y enjuagarse con el agua más caliente que puedas tolerar. La única excepción son los platos que están cubiertos con productos lácteos o alimentos con almidón. Para estos, comienza con un enjuague con agua fría para eliminar las partículas de comida. El calor puede hacerlos aún más pegajosos.

Lava en el orden correcto

Siempre tienes que empezar a lavar los platos primero con las piezas menos sucias y grasosas, generalmente cristalería. Luego, prepara los utensilios para comer, los platos y deja las ollas y sartenes para el final. Es posible que debas añadir un poco más de líquido para lavar platos y agua caliente para completar el trabajo.

Lava los platos con mayor eficacia 3
Mature man washing up in kitchen

¿Y si hay alimentos pegados y quemados?

Los alimentos quemados o la grasa horneada son los mayores problemas en el fregadero del lavavajillas. Si la comida está realmente pegada, llena la olla sucia con agua caliente y detergente para lavavajillas en polvo. Lleva la mezcla a ebullición y luego retira la olla del calor y déjala en remojo durante al menos una hora.

Con estos trucos podrás tener los lados limpios con mayor eficacia y además, ¡tardarás menos tiempo en hacerlo! Disfrutarás en tu momento de relajación lavando los platos pero además lo harás bien y de manera más eficaz. ¡Sales ganando en tu cocina!