Ventajas y desventajas de las estancias abiertas

estancias abiertas
pixabay.com

Hay personas que piensan que vivir en estancias abiertas, también conocidas open-plan es una día excelente por varios motivos. Si bien es cierto que tiene ventajas, no hay que perder de vista las desventajas que puede entrañar vivir en un espacio de este tipo. Por eso, vamos a hablarte de las ventajas y desventajas de las estancias abiertas.

Parece que en la actualidad todo cuanto más grande y más abierto mejor. Salones grandes porque se tiran paredes que antes conectaban con un pasillo. Cocinas abiertas que conectan con el salón, despachos integrados en un comedor… las opciones son infinitas de las personas que buscan esa amplitud en los espacios.

Integrar cocina, salón, comedor y despacho para ganar amplitud. Pero, aunque el espacio carezca de paredes, es fundamental poder definir bien cada estancia, dejar claro cuál es cada ambiente. Se puede hacer a través de la decoración, color de paredes, materiales, etc.

estancias abiertas
pixabay.com

Pero, ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes de las estancias abiertas? A continuación te lo contamos para que te hagas una idea y puedas escoger la opción que mejor te venga.

Ventajas de las estancias abiertas

Algunas ventajas pueden ser las siguientes:

  • Responden al estilo de vida actual. Minimalismo y espacios abiertos es lo que se lleva ahora. Lugares limpios y con pocas cosas. Unir estancias derribando muros.
  • Más luz. Cuando hay menos paredes de por medio, la luz entra e ilumina toda la estancia abierta. Tiene más conexión con los demás espacios y se magnifica la luz.
  • Mejor relación entre los habitantes. La estancia abierta se convierte en un gran espacio común donde todos están juntos y cercanos. Vivir separados por tabiques significa tener menos relación unos con otros. En una estancia abierta y unificada, todos estamos con todos.
  • Parece más grande. Si vives en un lugar de pocos metros cuadrados y tiras paredes para unificar la estancia y que sea mucho más amplia, te darás cuenta de que con los mismos metros todo parece más grande.
estancias abiertas
pixabay.com

Desventajas de las estancias abiertas

Aunque parezca todo muy bonito, a veces no lo es tanto, y también pueden haber desventajas claras sobre las estancias abiertas. Para algunos, estas desventajas son más importantes que las ventajas y por eso prefieren las paredes… No pierdas detalle:

  • Más ruidos y olores. Cuando integras una cocina en un salón es inevitable que existan más olores en la estancia abierta. Cuando las personas cohabitan en una misma estancia, también es normal que haya más ruido.
  • Más desorden. Por supuesto, quizá quieras buscar el orden todo el tiempo y es algo maravilloso, pero cuando son muchas las personas que viven en un mismo lugar, el desorden es algo que llega solo, ¡aunque después cada uno vaya ordenando! Es importante mantener soluciones de almacenamiento siempre listos para evitar situaciones de desorden que solo pueden hacer que nos sintamos mal.
  • Intimidad vs sociabilidad. Es importante tener en cuenta tu estilo de vida para saber si te conviene no tener intimidad para tener más sociabilidad en tu hogar. Hay personas que esto no les importa y para otras que le dan gran importancia. Piensa en cómo prefieres vivir tú, ¿quieres que otros escuchen todo lo que hablas cuando tienes invitados? Si tienes un mal día y quieres aislarte pero solo tienes tu dormitorio, ¿es una buena opción para ti?

3 motivos por lo que son peores

Aunque por supuesto, cada persona tiene que escoger el estilo de vida que quiere llevar y cómo quiere que sea su hogar, hay 3 motivos por los que consideramos que una estancia totalmente abierta y unificada con otras estancias es peor.

Mucho más ruido

Si tienes hijos esto será una gran desventaja, sobre todo con niños pequeños cuando quieran montar sus juguetes o su triciclo en mitad del salón mientras tú estás en la cocina o intentando acabar un proyecto en tu despacho integrado en el salón. Si tienes más de un hijo, entonces aumenta el nivel de decibelios un poco más.

estancias abiertas
pixabay.com

Los adultos, no son mejores que los niños… las cosas como son. Ni siquiera nos molestamos en ir a la otra habitación para hacer una pregunta o ver qué está haciendo alguien. La acústica de un espacio tan abierto es tal que solo podemos dar un grito y todos pueden escuchar todas y cada una de las palabras. Quizás los vecinos también puedan. ¿Quién necesita un intercomunicador?

No puedes esconderte

Puedes tener una conversación con alguien en la sala de estar mientras estás en la cocina, haciendo lo tuyo. Y esa persona también puede ver cada plato sucio, encimera desordenada y otros accesorios de la vida familiar normal mientras charlas…

Olores desagradables

Aunque este punto lo hemos tocado más arriba, queremos hacer hincapié… platos sucios sin lavar, mascotas que les falta un baño, problemas estomacales, adolescentes que se olvidan de duchar… los malos olores pueden estar por todas partes aunque abras las ventanas para airear. Un espacio más grande necesita más tiempo para renovar su aire.