Consejos para diseñar una estancia blanca 

decorar habitación en blanco

Una habitación blanca puede sentirse como un refugio de simplicidad en un mundo caótico. A pesar de las apariencias, cuando se trata de diseñar habitaciones blancas elegantes, inspiradoras y habitables, lo que importa está en los detalles. 

Comprometerte con una paleta blanca te permite ser creativo al mezclar materiales, estilos y texturas; maximizar la luz con espejos y metalizados; y poner a tierra un espacio etéreo con elementos naturales o gráficos. No te pierdas los consejos que te damos a continuación.

decorar habitación en blanco
pixabay.com

Piensa en los acabados y los materiales

Ya sea que estés renovando una casa nueva o decorando una casa de alquiler, elige acabados y materiales variados en tonos de blanco para mantenerla interesante. Algunos ejemplos:

  • Complementa las paredes blancas mate y el suelo de madera con un sofá bouclé texturizado, una mesa de comedor lacada en blanco brillante y sillas de madera pintada escandinava.
  • Para crear un baño rústico moderno, puedes mezclar suelos de mármol, baldosas de metro clásicas y una pared a tu gusto.
  • Acomoda el ladrillo blanco de un dormitorio tipo loft convertido con un marco de cama de madera antigua pintada, sábanas de lino blancas y una alfombra suave y esponjosa.

Mezcla muebles y estilos de época

Una habitación blanca amueblada exclusivamente en un estilo o período de muebles puede terminar sintiéndose fría y plana. Apegarse a una paleta blanca le permite mezclar sin esfuerzo períodos y estilos de muebles, desde piezas contemporáneas hasta clásicos modernos de mediados de siglo, artículos vintage y antigüedades. 

decorar habitación en blanco
pixabay.com

Con varios tonos de blanco utilizados tanto para muebles como para accesorios, la combinación de estilos de muebles clásicos y modernos con accesorios de «piezas encontradas» crea una decoración unificada pero aún interesante, que le da a tu habitación un aspecto atemporal, matizado y dimensional.

Complementa la estancia con texturas

Para crear un espacio acogedor, elige accesorios con múltiples texturas. Algunos ejemplos:

  • Un sofá cubierto con una suave funda blanca adquiere una dimensión adicional cuando se yuxtapone con cojines texturizados, una voluminosa manta de ganchillo y cestas de mimbre.
  • Complementa un elegante sofá de cuero blanco con cojines de manta de boda marroquíes tejidos con lentejuelas y borlas y una gruesa manta tejida gigante de lana o piel sintética.
  • Crea un dormitorio sereno con cortinas blancas y aireadas, ropa de cama de lino en tonos de blanco y orquídeas o ramas con flores en color crema y blanco.

Usa madera o ratán

Calienta al instante una habitación blanca con materiales naturales como la madera o el ratán. Las paredes blancas permiten que brillen las piezas de mediados de siglo. 

Un hogar blanco contemporáneo sin detalles arquitectónicos puede ser un lienzo en blanco ideal para una mesa de madera escandinava pálida o antigüedades de madera oscura heredadas de tus abuelos o recogidas en una tienda de segunda mano. También puedes. usar una lámpara de trípode con una pantalla de chapa de madera delgada como un láser para un toque más ligero.

decorar habitación en blanco
pixabay.com

Añade plantas (reales o falsas)

Cualquier tipo de planta irá bien en una estancia de estas características. Aunque no se te den bien las plantas, tenerlas puede ser una gran idea… porque puedes tenerlas falsas y que parezcan muy reales… además tienen un bajo mantenimiento (solo tienes que limpiarles el polvo).

También puedes incorporar textiles, cojines o cualquier otro elemento con motivos vegetales. Escoge tú cómo quieres incorporar a tu hogar las plantas en tu decoración.

Usa el negro

Usa el negro para crear acentos gráficos que definan una habitación blanca. Para una apariencia dramática, ancla un espacio blanco con una pieza llamativa de muebles negros audaces, como un armazón de cama con dosel contemporáneo. 

O dispersa detalles en negro por todas partes, como bocetos en blanco y negro enmarcados, accesorios de iluminación negros industriales o azulejos estampados, y almohadas decorativas con toques de negro.
Si el negro se siente demasiado intenso, puedes usar gris oscuro, que tendrá un efecto similar aunque más suave.

Ir arriba