Botellas de plástico convertidas en sillas profesionales

Vivimos en un mundo cada vez más concienciado con la importancia de reciclar para cuidar nuestro medio ambiente. Por este motivo, desde Actiu acaban de lanzar un producto Home Office que es saludable y además facilita la actividad profesional. Se trata de unas sillas profesionales que utilizan tejido Felicity, desarrollado por la firma Gabriel, y que está fabricado a partir de plástico reciclado. Para crear un metro cuadrado, es necesario 7 botellas de agua de dos litros.

Botellas de plástico convertidas en sillas profesionales 5

Nueva vida para el plástico reciclado que mejora el planeta

Una vez utilizadas las botellas, son recicladas y certificadas de acuerdo al estándar global de reciclaje. Son recogidas y limpiadas antes de su transformación en chips. Con estos chips, se elabora unos hilos crudos que se transforman en tejido. Éste se lava, se tiñe, se seca y se ajusta al ancho correcto en un configurador de calor y, tras superar un exhaustivo control de calidad, está listo para tapizar sillas, sillones, elementos de mobiliario o paredes. El resultado es un poliéster reciclado que preserva su resistencia y durabilidad, requiriendo menos energía y reduciendo las emisiones de CO2 durante su producción.

Actiu incorpora este tejido en su oferta de soluciones profesionales para espacios de trabajo de todo el mundo y ahora también al teletrabajo.

Un Home Office sostenible y mediterráneo

Actiu ha desarrollado una guía para diseñar y equipar los espacios de trabajo en el hogar, adaptándolos a los estilos decorativos que son tendencia y favoreciendo la conectividad, concentración y salud. Entre ellos se encuentra el estilo mediterráneo, con una combinación de colores donde el blanco se contrarresta con toques de colores vibrantes como el azul y el amarillo, capaces de trasladar la frescura del mar y la calidez del sol a través de mesas y aparadores cuyos componentes son más de 71% reciclados y 100% reciclables, y sillas semioperativas y operativas con tapizado Felicity que permiten conectar el respeto medioambiental con el mar mediterráneo, a la vez que proporcionar máxima ergonomía.

Materiales

El estilo mediterráneo utiliza materiales con acabados puros y frescos como la madera o el cristal que proporcionan luminosidad. Estos materiales se combinan con suelos oscuros de terracota, azulejo o cerámica, tradicionales de la cuenca mediterránea, que crean una inconfundible sensación de estar cerca del mar. Los tejidos que predominan están muy vinculados a la naturaleza ya sea por su carácter natural como el lino o porque buscan conservarla, como el tejido Felicity fabricado con plástico reciclado, dándole un nuevo uso y evitando que acabe en el fondo marino.

Decoración

Botellas de plástico convertidas en sillas profesionales 6

En los detalles decorativos no pueden faltar elementos artesanales hechos en barro, mimbre o vidrio. Vegetación como hierbas secas y flores frescas añaden textura a los espacios, que se completan  con textiles y elementos decorativos en tonos azulados, clave para lograr esa combinación mágica de la calidez del sol y la frescura del Mediterráneo.

Un proyecto sostenible de economía circular

Diseñar productos eficientes bajo una filosofía productiva sostenible, el empleo de materias respetuosas y la optimización máxima de los procesos productivos están detrás de esta propuesta de Actiu para espacios de trabajo de todo el mundo, incluido ahora también el hogar a través de Actiu.