Cómo limpiar una ducha correctamente

Cuando vas a ducharte es normal que quieras hacerlo en un lugar limpio y libre de bacterias, ¡nadie quiere ducharse en un lugar sucio! Por eso es tan importante aprender a cómo limpiar una ducha correctamente.

Si la limpias bien podrían aparecer esporas de moho, bacterias e incluso más suciedad. Es hora de que tu ducha esté realmente limpia… Y solo tú puedes conseguir que así sea. Te contamos todo lo que debes saber al respecto.

Cómo limpiar una ducha correctamente 1

Con qué frecuencia debes limpiar la ducha

Debes limpiar la ducha a fondo una vez por semana y cada vez que te duches usa un minuto de tu tiempo para su mantenimiento. Las cortinas deberías cambiarlas una vez cada tres meses o en caso de que se deterioren antes, desecharlas y comprar otras.

Después de cada ducha, usa una escobilla de goma o una toalla de baño para limpiar las paredes y la puerta de las ducha. Cuelga los utensilios de la ducha para que se sequen por completo y eliminen el exceso de agua que podría conllevar a bacterias y moho.

Es una rutina de limpieza rápida que mantendrá las mamparas de ducha de cerámica, fibra de vidrio y piedra de la mejor manera posible.

Azulejos de cerámica en la ducha

El mayor desafío en el mantenimiento son los azulejos de cerámica. Tienen una naturaleza porosa que hace que sea perfecto para el crecimiento de las esporas del moho. Para limpiarlo correctamente sigue estos consejos:

Vacía la ducha. Quita todo lo que hay dentro de la ducha y limpia cada artículo con un paño húmedo en agua caliente para eliminar cualquier suciedad. Retira el pelo que haya caído al desagüe.

  • Ventilar y mojar las paredes. Para que la ducha se seque más rápido puedes enchufar un ventilador en el baño y abrir las ventanas y la puerta.
  • Elimina el moho. Si te das cuenta que hay moho tienes que quitarlo. Mezcla una solución para limpiar el moho con una esponja y deja que actúe unos minutos. Después frota con un cepillo de cerdas suaves y enjuaga bien el área con agua caliente.
  • Aplica el limpiador y espera. Ya sea que uses un limpiador comercial o un remedio casero, tienes que dejar a la sustancia que haga su trabajo. Rocía el limpiador en las paredes y suelos de la ducha y permite que actúe durante unos minutos, 10 es lo correcto. Después será más fácil limpiarlo todo.
  • Frota y enjuaga. Usa una esponja o estropajo de malla de plástico para limpiar cada sección de las paredes del suelo. Nunca uses una esponja metálica o un cepillo de cerdas duras porque podría dañar la cerámica. Enjuaga las paredes con agua limpia desde la parte superior y ve bajando.
  • Escurridor seco. Usa una escobilla de goma o toallas viejas para eliminar el agua de todas las superficies. Así no tendrás manchas de agua.
  • Cómo limpiar duchas de fibra de vidrio

Cómo limpiar una ducha correctamente 2

Las mamparas de ducha de fibra de vidrio son duraderas y fáciles de limpiar si utilizas las herramientas y los productos adecuados. No utilices nunca nada que pueda rayar la superficie de la fibra de vidrio. Para hacerlo bien sigue estas instrucciones:

Vacía, rocía y escurre. Después de quitar todos los botes y accesorios de la ducha, rocía las paredes y el suelo con vinagre blanco destilado. Utiliza una escobilla de goma para limpiar las paredes.

Friega el suelo. Los suelos de fibra de vidrio tienen textura y necesitan fregarse para eliminar la suciedad. Tendrás que espolvorear el suelo humedecido con vinagre y bicarbonato de sodio o bórax. Después tendrás que dejarlo actuar durante al menos 10 minutos. Usa una esponja o un cepillo de cerdas suaves para quitar la suciedad y enjuaga con agua corriente.

Cómo limpiar duchas de piedra

Si has cambiado a mármol, granito u otra piedra natural en el acabado de tu ducha, tendrás que limpiarlo diferente. Deberás limpiar las paredes después de cada uso. Recuerda que nunca debes usar vinagre o limpiadores fuertes en piedra natural porque pueden dañar el material. Para limpiarlo correctamente ten en cuenta:

  • Vacía y rocía. Después de vaciar la ducha de todos los elementos tendrás que rociar las paredes con el limpiador para piedra o una solución de jabón para lavar platos y un litro de agua tibia. Después limpia todo con un paño de microfibra. Después seca con otro paño de microfibra seco desde arriba hacia abajo.

Cómo limpiar una ducha correctamente 3

  • Trata el moho. Si te das cuenta de que hay moho, mezcla una parte de blanqueador con cloro y una parte de agua. Con guantes de goma, sumerge una esponja en la mezcla y aplica en el área enmohecida. Puedes usar un cepillo de dientes para las zonas más pequeñas. Permite que la sustancia actúe durante 15 minutos, frota y enjuaga con agua.

Si es necesario tendrás que volver a sellar las juntas en caso de que sea necesario o si tiene manchas demasiado incrustadas, deberás llamar a un profesional para que te eche una mano.