Cómo decorar las paredes para que llamen la atención

decorar paredes
Fuente: Pixabay

Hay ocasiones en las que las paredes se vuelven frías, asfixiantes y sí, aburridas. Ese es el motivo por el que solemos usar los cuadros, para darles algún tipo de decoración que sirva para que se vean diferentes. Sin embargo, hoy día no solo podemos hacer uso de los cuadros para conseguir una buena decoración; hay mucho más que podemos pensar.

Por eso, si tienes una sala que se te está volviendo cada vez más pequeña (aunque en realidad no sea así), o una donde te has cansado de estar todo el día mirando lo mismo, ¿por qué no empiezas a ponerle remedio? Te traemos algunas ideas que pueden dar una nueva vida a tus paredes.

Decoración de paredes: mucho más allá de los cuadros de toda la vida

decorar paredes
Fuente: Pixabay

Hoy día las paredes tiene amantes y enemigos por doquier. Hay quienes piensan que lo mejor es un concepto abierto donde se una el salón, el comedor y la cocina; y otros que piensan que delimitar cada zona es lo mejor para que no se contamine el ambiente en cada estancia, y también para mantener el orden. Así que, si eres de los que tiene paredes, quizá te has aburrido de ellas.

Y es que estas son muy simples. Y aunque es normal colocar cuadros para alegrar un poco esa zona, también eso llega a ser aburrido así que, ¿qué puedes hacer?

Apuesta por el papel pintado

Ojo, que no queremos decir que lo pongas en todas las paredes de una habitación, porque dependiendo del tipo de papel pintado puede ser que acabas más asfixiado de lo que estabas. Pero si lo pones solo en una pared de la estancia, la cosa cambia. Y mucho.

Es como si le diera un aire especial, la renueva, y hace que se vea aún mejor. Por eso, uno de los trucos de los expertos es, sin duda, este, el usar papel pintado o algo similar en una pared para conseguir un efecto distinto (puede que se vea más amplia, que parece más nueva, más elegante…).

Cuadros sí… pero vinilos también

Y es que otra de las opciones, además de los cuadros, para poner en las paredes son los vinilos. Estos son como pegatinas que van a decorar tu pared sin apenas sobresalir (salvo que utilices aquellas 3D), y que le dan un aspecto más natural a tu decoración (porque parece que forman parte de la propia pared o muro). Por ejemplo, piensa en un vinilo de una parte vista de ladrillo. Colocarla en tu pared simulará que una parte de la misma es de ladrillo visto, lo que llamará la atención.

Lo cierto es que hay muchos tipos de vinilos y de decoración para elegir en este caso, así que podrías combinarlo con cuadros, eso sí, sin recargarlo demasiado, o conseguirás un efecto contrario al que estás buscando.

Revestimiento de piedra

O de ladrillo. Pero es una de las ideas que más utilizan los decoradores y que tú también podrías beneficiarte de ello. Además, teniendo en cuenta que este año se lleva lo rústico y lo natural, le darás a tu hogar justo el tipo de decoración que está de moda.

Ahora bien, ¿cómo se hace? Pues no se trata de cubrir todas las paredes con el revestimiento, ni mucho menos, sino que el objetivo es tratar de destacar una sola pared, como ya hiciéramos con el papel pintado. ¿Qué pared? Es fácil, aquella más importante. Por ejemplo, en un salón, donde esté colocada la televisión; si es un dormitorio, en donde esté situado el cabecero; ¿en un baño? La parte de la ducha o bien el lavabo.

Maxicuadros, o vinilos

decorar paredes
Fuente: Pixabay

Otra de las opciones que tienes para decorar las paredes de tu hogar son los maxicuadros o los vinilos. Estos difieren de los conocidos habitualmente porque de lo que se trata es de colocar solo uno en toda la pared. Y decimos uno porque ocupará prácticamente la pared.

Son de grandes dimensiones, perfectos para decorar por sí solos sin necesidad de nada más. Por ejemplo, imagina que tienes una pared detrás del sofá. Y colocas un maxicuadro encima tan grande como el propio sofá. Eso quiere decir que ya es más que suficiente para decorar, no necesitas poner más decoración si no quieres porque las miradas ya se centran en este.

Eso sí, te recomendamos que pongas algo que realmente vaya acorde con la decoración que hayas escogido para esa habitación ya que, de lo contrario, resaltará pero de modo negativo, como si fuera un «pegote» que no has sabido dónde colocar.

Collage de cuadros

Por último, no queremos olvidarnos de los eternos cuadros. Nos han acompañado durante años en la decoración de las paredes y no vamos a desecharlos ahora. Por eso, si estás cansado de los cuadros de siempre… pon otros. O haz un collage.

¿Te imaginas una pared llena de cuadros de distintos tamaños e imágenes? Podría llamar mucho la atención, ¿a que sí? Pues eso mismo es lo que te proponemos. Además, al tener varios, cuando te canses de lo mismo solo tienes que cambiar de sitio los cuadros. Y sí, aunque no lo creas, ese simple gesto va a conseguir que cambie tu percepción de la habitación.

Así que… ¿a qué esperar para decorar tus paredes?