Cómo evitar que las hormigas invadan tu terraza

Cómo evitar que las hormigas invadan tu terraza

Imagina que estás tranquilamente en tu terraza disfrutando de un vaso de vino. Y, de repente, ves que hay hormigas por el suelo. ¡Qué desagradable! La terraza tendría que ser un lugar libre de esos bichitos y, sin embargo, cada vez que salen, y más con comida, al final acaban llegando.

Afortunadamente, hay remedios y trucos caseros para eliminar las hormigas y mantenerlas a raya. ¿Quieres saber cuáles son?

Remedios para mantener alejadas a las hormigas

Remedios para mantener alejadas a las hormigas

Si no te gusta tener que compartir la terraza con las hormigas, aquí van algunas formas de mantenerlas alejadas y que no se acerquen. Así, si tienes hijos, será mucho más fácil mantener la higiene y protegerlos de estos insectos. ¿Cómo? Ahora verás.

Menta

Empezamos con una planta que puede ser perfecta para delimitar tu terraza y, de paso, aromatizarla. La menta es una planta que no crece mucho y es muy verde, lo que le dará un colorido original a tu casa.

Además, debes saber que el olor de la menta a las hormigas les da repulsión, con lo que cuando se acerquen lo más normal es que decidan coger el camino contrario para no tener que olerlo. Y a cambio, además de estar libre de estos insectos, también vas a tener un aroma agradable cuando salgas fuera.

Limón

Limón

Algo parecido ocurre con el limón. No les gusta nada y eso hará que, nada más detectarlo, no quieran aventurarse por esa zona.

En este caso puedes optar por poner limoneros, aunque al ser árboles grandes, puede que no sea la mejor idea. Así que te proponemos otra opción. Coge uno, dos o más limones y exprímelos para sacarles el zumo. Una vez lo tengas, solo debes rociar el suelo con esto y provocarás que las hormigas se vayan de la terraza de inmediato.

Eso sí, tiene un problema y es que en la mayoría de los casos hará que tu suelo se vuelva pegajoso y que se le pegue el polvo y otra suciedad, con lo que no parecerá limpio.

Puedes rociar solo alrededor (el borde de la terraza) para evitar esto, aunque has de asegurarte que no haya ningún recoveco por el cual puedan entrar.

Vinagre

El olor a vinagre es algo que las hormigas no soportan (y lo cierto es que es posible que tú tampoco, pero haz la prueba).

Prueba a echar en un recipiente vinagre y agua a partes iguales. Con esta mezcla tienes que rociar las zonas de paso y donde te hayas encontrado hormigas para que, con el paso del tiempo, ver que empiezan a desaparecer.

Lo bueno que tiene esto es que también eliminará otros olores fuertes como la orina de las mascotas.

Café

Café

Aquí tenemos varias opciones. Puedes usar los posos de café alrededor de la terraza. Si tienes plantas, te lo van a agradecer porque son un buen abono. También podrías poner granos de café alrededor, que cumplirán con la función al emanar un olor que las hormigas detestan.

O bien directamente el café líquido por la zona de la terraza, ya que así no se acercarán.

Polvos ZZ

Este remedio es un poco más drástico, y además te recomendamos que lo eches en zonas donde no se pongan en peligro ni las plantas ni tampoco a otros animales. Y es que los polvos ZZ son muy efectivos.

Son como polvos de talco que, en principio, no huelen, pero crean una barrera increíble para que las hormigas ni se acerquen. De hecho, si lo echas encima de algunas, verás que prácticamente se mueren en el acto.

Pero, como te decimos, ten mucho cuidado con las mascotas, las plantas y los niños pequeños para que no toquen el polvo ni se lo coman.

Bicarbonato y azúcar

Por norma general, las hormigas sienten debilidad por el azúcar. Y obviamente podrías pensar que si mezclamos el bicarbonato con azúcar a parte iguales, les atraerá. Pero lo cierto es que es todo o contrario.

La mezcla, además, es tóxica para las hormigas, así que en cuanto lo eches no querrán acercarte a esa zona.

De nuevo, ten cuidado con mascotas, bebés o plantas, porque no es tan bueno para ellos.

Polvos de talco

¿A que no sabías que los polvos de talco son muy efectivos para mantener a raya a las hormigas? Pues sí, así es.

Lo mejor que puedes hacer es echarlos alrededor de la terraza o incluso en los recorridos que suelen hacer las hormigas. De esa manera te aseguras que no se acerquen por las zonas que tú no quieras.

Tiza

La tiza es prácticamente similar a los polvos de talco, su olor no lo soportan y por ello, si rayas tiza y la colocas alrededor de la terraza, harás que sirva de muro para que no te entren.

Como ves, hay muchas opciones para que las hormigas no invadan tu territorio y tener una terraza exclusiva para ti, sin tener que preocuparte porque estos insectos se metan en tu zapatilla y te puedan morder (ya te decimos que es muy dolorosa). ¿Conoces más remedios?

Ir arriba