Consejos para ahorrar agua en la cocina y en el baño

El agua es un bien muy preciado que si no cuidamos, puede darse la situación de que en un futuro tengamos problemas de abastecimiento. Debido a esto, es muy importante tomar conciencia de la importancia que tiene ahorrar agua a lo largo de nuestras acciones cotidianas. Para conseguir este ahorro, desde el Instituto Silestone lanzan algunos consejos que podemos aplicar en la cocina y el baño de nuestro hogar.

Consejos para ahorrar agua en la cocina

  • Incorporar un aireador a tu grifo, lo que permite reducir el consumo en un 25%.
  • Al lavar la vajilla o las manos, no dejar el grifo abierto. Evitar que el agua corra cuando no la estemos usando.
  • Poner a funcionar el lavavajillas cuando esté llenoy evitar malgastar el agua. Aprovecha y utiliza las funciones de ahorro de agua que te proporciona tu lavavajillas.
  • Utilizar accesorios para tus grifos que permitan ahorrar en el consumo como son los limitadores de caudal, válvulas reguladoras de caudal, limitadores de recorrido…
  • Instalar, si es posible, grifos que reducen el consumo de agua como los grifos termostáticos (dejan salir el agua durante un tiempo determinado), grifos electrónicos (se activan sólo cuando se colocan las manos bajo el grifo).
  • Controlar que los artefactos no tengan ningún tipo de fuga de agua, y si es así, repararlo de manera inmediata.
  • Lavar las frutas y verduras dentro de un recipiente y no debajo del grifo abierto. Para descongelar alimentos puedes hacer lo mismo o descongelarlos dentro de la nevera.
  • Cocinar al vapor en lugar de hervir los alimentos, esto permitirá ahorrar agua y,además, la comida retendrá más nutrientes.

Tips de ahorro para el consumo de agua en el baño

Consejos para ahorrar agua en la cocina y en el baño 3

  • Cerrar el grifo mientras te lavas las manos, la cara o te cepillas los dientes.
  • Reducir la cantidad de duchas por día y el tiempo de duración de las mismas.
  • Apagar la ducha cuando no la estés usando, por ejemplo, mientras te lavas el cabello o enjabonas el cuerpo.
  • Controlar que el tanque del inodoro no tenga fugas de agua.
  • Instalar reductores de caudal de agua en el grifoo en la ducha, lo que permite ahorrar entre un 18% y un 47%.
  • Incorporar, si es posible, un baño ecológico seco. Es un inodoro que no utiliza agua para la evacuación de orina y excrementos y no se conecta a la red de aguas residuales.
  • Instalar griferías termostáticas en la ducha: te permite alcanzar de manera más rápida la temperatura deseada y así evitas dejar correr mucho tiempo el grifo para esperar que el agua caliente.