¿Cuáles son las principales ventajas de los frigoríficos americanos?

A la hora de «vestir» una cocina, el frigorífico es uno de los electrodomésticos más importantes que deben formar parte de él, y no es para menos, ya que en su interior guardaremos todos los productos de alimentación que compremos, para una mejor conservación. Debido a esto, su elección es clave, pero no siempre es sencillo elegirlo debido a los muchos modelos que nos podemos encontrar. Entre todos ellos, hay uno que viene destacando y cada vez tiene más adeptos. Se trata de los frigorificos americano, un modelo de mayor tamaño y que puede ofrecer muchas ventajas.

Cuando hablamos de frigoríficos americanos, nos estamos refiriendo a modelos que tienen dos puertas en vertical, una de ellas más ancha que la otra. Esto no solo afecta a su estética, sino también afecta a su tamaño capacidad, siendo mayor que la mayoría de otros modelos de frigoríficos del mercado.

Ventajas que ofrecen los frigoríficos americanos

¿Qué ventajas son las que ofrece este tipo de frigoríficos frente a otros modelos? Quizás esta sea una de las preguntas que os estéis haciendo. Veamos a continuación algunas de las más importantes.

Frigorífico de mayor tamaño

Una de las principales ventajas de los frigoríficos americanos es que cuentan con un mayor tamaño. De forma habitual, estos suelen llegar hasta los 90 cm de ancho, en comparación con los 60 cm de otros modelos. Además, los podemos encontrar hasta con una altura de 180 cm. Gracias a estas medidas, se dispone de mucho más espacio de almacenamiento en su interior, lo que lo convierten en la mejor opción para familias compuestas por muchos miembros o bien que realizan compras muy grandes.

Todo mejor ordenado

Al tratarse de un frigorífico con un mayor tamaño, esto permite tener todo mejor ordenado, colocando los productos en zonas diferenciadas, ya sean verduras, frutas o bebidas. Al tener todo ordenado, cuando se abre el frigorífico sabrás en todo momento donde está aquello que buscas, reduciendo el tiempo que tendremos abierta la puerta.

Iluminación

En la actualidad, la mayoría de los frigoríficos americanos cuentan con un sistema de luces LED que ayuda a tener mejor iluminado todo el espacio, a la vez que reduce el consumo eléctrico.

Dispensador de agua fría

Al contar con un mayor tamaño, suele ser normal que incorporen algún sistema de dispensador de agua fría, ideal para los meses de calor, para tener siempre a mano agua fresca. Pero además del agua, también nos podemos encontrar modelos que dispensen hielo. Nunca se sabe cuándo nos hará falta.

Posibilidad de regular la temperatura por zonas

No todos los alimentos requieren la misma temperatura para su conservación, es por eso que existen modelos que ofrecen la posibilidad de regular la temperatura en cada zona de la nevera. De esta forma nos aseguramos de que cada alimento contará con las mejores condiciones para su correcta conservación.

Debido a todas las ventajas que hemos comentado, y siempre que se disponga de espacio para ello, elegir un frigorífico americano puede ser la solución perfecta para poder disponer del espacio suficiente para todos los alimentos, más si somo varios miembros en la familia.

Ir arriba