Descubre Fluit, la silla Mediterránea 100% sostenible de Actiu

Fluit es la nueva silla diseñada por Actiu y que se caracteriza por ser 100% sostenible al utilizar para su fabricación plástico polipropileno y fibra de vidrio reciclado. La silla Fluit supone la primera colaboración entre Actiu y el estudio italizano Archirivolto Design. La silla destaca por ser una pieza esbelta y robusta, pensada para adaptarse a diferentes entornos.

Si nos centramos en su composición, la silla Fluit cuenta con un 80% de material reciclado post consumo certificado procedente del sector agroalimentario. El 20% restante es fibra de vidrio también reciclada. A la hora de crear esta silla, Actiu utiliza la inyección de gas, un proceso industrial que refuerza su resistencia y aporta un mejor acabado.

La silla representa una solución transversal, que se presenta con y sin brazos en respuesta a distintas necesidades, permitiendo también incorporar un cojín acolchado para aportar mayor confort y al que se suma una amplia gama de combinaciones de colores tendencia: mostaza, blanco, negro, gris y verde. 

Los límites de usos entre los espacios están desapareciendo, tanto en el ámbito de los espacios de trabajo como en los entornos hospitality.  De igual modo desde la industria debemos dar una segunda oportunidad a residuos y mermas productivas. La filosofía Second Act de Actiu es fruto de este proceso que iniciamos hace años y se va a reforzar más si cabe este 2022. Y Fluit es el resultado de todo ello. Una silla sostenible de formas cuidadas para entornos multifuncionales que supone una innovación, tanto desde el punto de vista técnico como del diseño”, explica la Consejera y directora de reputación de marca de Actiu, Soledat Berbegal.

En su fabricación, el polipropileno se enriquece con fibra de vidrio para fortalecer la resistencia de una silla que puede apilarse a hasta seis unidades de la silla y ser empleada en ambientes interiores y también en terrazas cubiertas exteriores, por su estética y calidad de protección ultravioleta.

Fluit se inspira en un velero holandés del siglo XVI de nombre Fluyt. Sus dimensiones eran las de los buques de guerra de la época, por lo que se trataba de un velero robusto y más grande que los barcos mercantiles.  Fluit nace, así, del mar, un mar Mediterráneo que forma parte de nuestra cultura, italiana, española y europea. Y se concibe como una pieza transversal, capaz de mimetizarse en todos los ambientes: hospitality, trabajo y formación. Se trata de una silla lineal, de arquitectura fluida que, gracias a la tecnología, aporta ligereza, estética y estabilidad. Un objeto sinuoso y estático, sin ninguna superficie plana, que parece que inicia un movimiento. Del mismo modo, el mar, incluso cuando está en calma, no está quieto”, afirman desde Archirivolto Design.

Apuesta constante por la sostenibilidad

Fluit supone un paso más en la estrategia de sostenibilidad de Actiu, que fue el primer fabricante español en comercializar tableros aglomerados con recubrimientos de melamina 0% formaldehído de serie atendiendo a los estándares de emisiones establecidos por la US EPA TSCA Title VI y la Fase 2 de la CARB. 

De hecho, el uso de materiales sostenibles, reciclados y reciclables es una de las señas de identidad de la compañía y logra, así, reducir la huella de carbono del ciclo de vida de cada de sus productos, en relación con otros modelos similares. La sede corporativa del Parque Tecnológico Actiu cuenta asimismo con la certificación LEED Platino, la más alta autentificación en eficiencia energética y bajo impacto medioambiental que concede el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos (US Green Building Council).

Ir arriba