Diseños que reinventan la cocina por Inés Benavides

Las cocinas se han convertido en una parte esencial en cualquier hogar. Se trata de una zona de la casa donde se suele pasar mucho tiempo, no solo donde cocinar, sino también donde cuidar a tu gente y disfrutar con ellos. Se han convertido en lugar de encuentro y reunión familiar y con amigos, de ahí que sea muy importante sentirse bien. Sin ir más lejos, un estudio ha estimado que pasamos 5 años a lo largo de nuestra vida en la cocina.

Consciente de ello, la interiorista Inés Benavides, a quien le encanta trabajar con estos espacios, nos desvela diferentes propuestas donde la estética juega un papel fundamental. Diseños muy racionales que crean un espacio funcional y cómodo en cocinas modernas, minis o rústicas. La elección de materiales y formas, diferente en cada proyecto, aportan alma y carácter al resultado final.

Este trabajo implica coordinar varios oficios ya que no solo es suficiente con elegir algunos muebles o electrodomésticos, sino que también hay que pensar en los azulejos, el suelo o la iluminación. A continuación, esta diseñadora nos deja algunos proyectos que ha llevado a cabo que puede servirnos como inspiración.

Las cocinas independientes

Dentro de esta categoría forman parte las más clásicas en cuanto a la distribución del espacio ya que históricamente la cocina ha estado separada del resto de la casa.

Proyecto Arturo Soria

Cocina minimalista en la que se mezclan la madera con el blanco y negro. En este proyecto la protagonista es la iluminación natural que entra por los ventanales.

Proyecto Biarritz

Cocina de línea moderna en blanco y madera. La madera del techo y la piedra que se ve a través de la ventana interior le aportan calidez y personalidad.

Proyecto Fuente del Berro

Probablemente el proyecto de cocina de estilo más clásico en la que ha trabajado. El papel en blanco y negro y la mesa con las sillas rústicas le dan alma al espacio y lo define.

Las cocinas abiertas o americanas

Esta otra opción es ideal para pisos de espacios medianos o pequeños. Esto es así ya que permiten crear espacios diáfanos que aportan una sensación de amplitud y luminosidad. Se encargan de crear un espacio acogedor y abierto sobre otras partes de la casa.

Proyecto Conde de Aranda

La combinación de madera con azul es inusual y no deja indiferente a nadie. El azul, es un color frío que se equilibra perfectamente con la calidez de la madera y de las velas que están en la estructura encima de la isla.

Proyecto Génova

En este caso Inés no ha querido cargar el espacio con muebles altos o columnas. Es una cocina de líneas sencillas pero de muchísima calidad con mármol de Carrara y madera maciza. Las vistas sobre las copas de los árboles es otro de los lujos de este proyecto.

Proyecto Monte Esquinza

Es una cocina moderna en un piso antiguo donde los muebles son muy lineales y contrarrestan las molduras de los techos y la tarima antigua del suelo. Sorprende la elección de colores: verde pastel, blanco, madera y amarillo vibrante.

Proyecto Villanueva

En esta cocina Inés se inclinó por una elección inusual de materiales: espejo envejecido, madera y granito. La madera y el pilar le dan un aspecto más clásico, mientras que el granito negro y el espejo tienen un efecto que busca sorprender. Las ventanas que dan al salón aportan luz natural y permiten una comunicación muy cómoda entre esos espacios.

Las cocinas “disfrazadas”

Hay ocasiones en las que la cocina no es la función prioritaria. En esos casos, es bueno “esconderla” para que ese espacio no parezca realmente lo que es. Si se hace bien, puede pasar completamente desapercibida a los ojos de las personas.

Proyecto Librería

Dentro de una biblioteca Inés ha escondido una cocina. Los muebles son de Ikea, pero la combinación de colores, los libros y las fotos de la cornisa la hacen muy especial. Esta cocina es la prueba de que se pueden hacer proyectos a bajo coste con resultados espectaculares.

Proyecto Los Editores

Otro caso de cocina escondida entre libros y tuberías donde en lugar de tapar las tuberías de la calefacción del edificio se les ha dado un protagonismo inusual replicándolas para crear estanterías donde colocar libros. Un resultado final llamativo y original.

Todos estos son grandes diseños que quedarían perfectos en cualquier hogar. ¿No pensáis así?