Estas ideas de decoración con frutas te dejarán refrescado (y a tu hogar también)

decoración con frutas
Fuente

El verano tiene muchas cosas buenas. Pero una de las peores son las altas temperaturas que hacen que te pegues al ventilador o al aire acondicionado y que, con sacar un dedo de su espacio, te pienses mil veces hacer otra cosa que no sea estar ahí. La decoración con frutas puede hacer que tu hogar no se vea tan agobiante y dé la sensación de ser más fresco.

Ten en cuenta que eso puede ayudarte a que, mentalmente, tú también pienses que no hace tanta calor. Y también ayuda a ser original y a presentar un tipo de decoración que es habitual en verano, no en otras épocas del año.

¡Viva la decoración con frutas!

Decorar con frutas no quiere decir poner unas frutas en la mesa y ya está. No, eso puede hacerlo cualquiera. Vamos a ir más allá y vamos a combinar la decoración con frutas con los espacios que tienes en tu hogar.

El objetivo es que esos colores que tienen las frutas te ayudan a ver tu casa de otra manera, más fresca, más natural y, sobre todo, que te anime a salir de debajo del aire acondicionado porque no hace tanto calor.

Aquí te proponemos algunas ideas, ¡seguro que te gustan todas!

1. Centro de mesa de frutas

Todos nos sentamos a la mesa cuando vamos a comer o a cenar. Es posible que tengas un mantel y que coloques los cinco elementos imprescindibles; a saber: cubiertos, servilletas, pan, agua y vasos. El resto también es importante, pero eso es lo que más.

Ahora bien, ¿quién dice que no puedes decorar la mesa con frutas? La fruta le da colorido, diversión, y hará incluso que sea más fácil que al final se tomen una fruta porque ha estado picándoles el ojo todo el rato. ¡Hasta los niños lo harán!

Que no te asuste que se puedan madurar antes, porque todo eso puedes usarlo después para hacer batidos, zumos y demás. Y fresquitos estarán muy ricos y entrarán fácilmente para apaciguar el calor.

2. Rodajas de cítricos como decoración con frutas

decoración con frutas
Fuente

Otra opción que puedes usar para la decoración con frutas son las rodajas de frutas. Habitualmente se usan las de limón y las de naranja, pero también podrías pensar en otras.

Un tarro de cristal lleno de agua con rodajas de limón o de naranja puede quedar muy bonito, y si además lo decoras introduciendo unas flores, quedará mucho más bonito aún. Una opción que puedes considerar es colocar un tarro de cristal con agua, rodajas de limón y, encima, una vela flotante. Le dará ese toque íntimo que gusta a todos.

3. La fruta se anima a decoración

La decoración con frutas te ofrece muchas opciones. Y una de ellas seguro que la has visto en más de un vídeo y de dos. Personas que han cortado la fruta de una manera que, cuando acaban parece un carrito de bebé, una figura de Buda o cualquier otra. ¡Y encanta!

decoración con frutas
Fuente

Reconocemos que quizá no sea tu habilidad, y que eso te resulte complicado. Pero, por ejemplo, en el caso del melón o la sandía, que son las frutas del verano, ¿por qué no coger y sacar bolitas de esas frutas para presentarlas a la hora de comer?

O puedes coger moldes y sacar divertidos diseños de melones, sandías, aguacates, y otras frutas. ¡Y seguro que eso sí que llama la atención a los niños y a los no tan niños!

4. Frutas que son otra cosa

Las frutas pueden dar mucho juego en la decoración con frutas. Por ejemplo, una fresa, cortada de una determinada manera, puede ser una rosa. Eso sí, hay que tener paciencia y precisión para lograrlo. ¡Pero el resultado es estupendo!

Otra opción es con la manzana. Puedes hacerle un hueco central e introducir en ella una vela, o bien usarla como si fuera un florero, con flores y todo. Sí, al cabo de unos días tendrás que tirarla, pero, ¿y el estímulo que te dará antes de hacerlo?

decoración con frutas
Fuente

5. Usar la sandía como fuente y decoración con frutas

Imagina que has comprado una sandía. Lo habitual es abrirla por la mitad e ir cortando según os comáis. Pero también puedes cortarla lo suficiente para sacarle la carne que tiene y utilizarla después de fuente, ¿no te parece?

Aunque no seas muy habilidosa creando diseños con ella, eso no quiere decir que no puedas hacer algo divertido. Por ejemplo, puedes cortarla como si fuera un capazo. Sacas toda la carne (en bolitas), y después las vuelves a echar junto con bolitas de otras frutas, como de melocotón, moras, uvas, aguacate, melón, etc. Puedes incluso hacer una bola más grande (una naranja, por ejemplo) que simule una cabeza. Le pinchas dos uvas negras (o algo similar), un chupete y tendrás un capazo con bebé incluido.

Claro que otra cosa será comérselo… Aunque reconocerás que es original y que, además, así sí gustará comerse la fruta.

Y es que, a veces, la fruta no entra por los ojos a pesar de que está muy buena. Y hay que probar la decoración con frutas para, además, comer de modo saludable. ¿Lo habrías considerado así alguna vez?