¿Sabes cómo poner a punto tu aparato de aire acondicionado?

Aunque todavía no ha empezado el verano de forma oficial, lo cierto es que las temperaturas ya están en claro ascenso. Es el momento de preparar tu equipo de aire acondicionado porque seguro que lo necesitas más pronto que tarde. ¿Sabes cómo tienes que hacerlo? Hoy te damos las pautas para que puedas poner a punto tu split sin ningún problema.

aire acondicionado
Fuente: LG

En los últimos tiempos nos hemos acostumbrado de tal forma a la climatización, que parece que ya no podemos subsistir en verano si no contamos con un aparato de aire acondicionado en casa. Sea como sea, es importante mantener los equipos en buenas condiciones y hacerles una puesta a punto antes de que comience la temporada estival. Así tu split de aire acondicionado trabajará a pleno rendimiento y alargarás su vida útil.

Aunque existen diferentes sistemas domésticos de aire acondicionado, la puesta a punto de todos ellos es similar, salvando las diferencias propias de cada uno. Hoy vamos a explicarte cómo puedes preparar un aparato de split, con una unidad interior y otra exterior.

Tareas para preparar tu aparato de aire acondicionado

aire acondicionado
Fuente: Daikin

La primera tarea que tienes que realizar si quieres poner a punto el aire acondicionado es limpiar a conciencia los filtros que lleva la unidad interior. Estos filtros hacen que el aire que vais a respirar en casa tú y tu familia esté limpio y libre de ácaros o bacterias. Por eso has de ser cuidadoso y limpiarlos bien al inicio de cada verano. Esto es especialmente importante si en tu casa viven personas con problemas respiratorios o de tipo alérgico.

Para limpiar los filtros del aparato de aire acondicionado tendrás que retirarlos del portafiltros, en el interior del aparato de aire acondicionado. Te vendrá bien tener a mano el libro de instrucciones, ya que cada modelo tiene sus propias características.

Una vez retirados del aparato, aspíralos con el aspirador para eliminar la mayor parte del polvo. Después sumérgelos en una mezcla de agua y jabón neutro y frótalos con un cepillo. Acláralos y deja que se sequen antes de volver a colocarlos en el split.

El mantenimiento y limpieza del split interior

aire acondicionado
Fuente: Daikin

Tu aparato de aire acondicionado no necesita un gran mantenimiento. Más que nada, se trata de limpiarlo una vez al año preferiblemente antes del verano. Elimina el polvo de la carcasa del split interior, ya esté en el dormitorio principal o en el salón, y después pásale un trapo mojado (y bien escurrido) en agua y jabón.

También tendrás que limpiar la rejilla del aparato, y secar después todo el split con un trapo seco. Ya tienes la unidad interior lista para funcionar.

La unidad exterior, a examen

aire acondicionado
Fuente: Daikin

De la misma manera que has limpiado los filtros y el split interior, también tienes que limpiar la unidad exterior del aparato, en la medida de lo posible. Y, además, comprobar que se encuentra en buen estado y que funciona correctamente. Una de las cosas que puedes hacer para proteger la unidad exterior durante el invierno es taparla con una funda. Las encuentras específicas para ese fin.

Para hacerlo tienes que ver que las entradas de aire no están obstruidas, al igual que el tubo del desagüe. Has de tratar de limpiar las rejillas y el ventilador con ayuda del aspirador (si es posible), con un cepillo o con un trapo húmedo.

Comprueba su funcionamiento

Fuente: Daikin

Ahora que ya has limpiado el aparato de aire acondicionado, tanto la unidad interior como la exterior, llega el momento de ponerlo en marcha para asegurarte de que funciona correctamente.

En este sentido, lo más importante es ver que el aparato no ha perdido el gas refrigerante. Con el tiempo a veces este tipo de aparatos van perdiendo dicho gas y dejan de enfriar de forma adecuada y eficiente.

Si poner en marcha el aparato y te das cuenta de que no enfría, o no enfría lo suficiente, lo mejor que puedes hacer es llamar a un profesional que lo revise. Ten en cuenta que será necesario que un técnico averigüe qué es lo que le ocurre al aparato, antes de volver a cargarlo con gas refrigerante. Es importante ver dónde está el problema, si el circuito tiene alguna fuga, etc.

Apuesta por un uso inteligente

Fuente: Daikin

Ya está. Tu aparato de aire acondicionado funciona de maravilla, y ya no tienes que temer el ascenso del mercurio en el termómetro. Estás más que preparado para combatir los calores del verano.

Sin embargo, es muy importante que hagas un uso razonable y sostenible del sistema de climatización, por el bien del medioambiente y de tu economía doméstica.

Además de conectar el aire acondicionado, hay otras cosas que puedes hacer para mantener tu casa lo más fresca posible. Ventilar en las horas menos calurosas del día, controlar la entrada de calor con toldos o persianas, y vigilar que el aislamiento de la vivienda sea el adecuado son algunas de estas cosas. También a través de la decoración se pueden refrescar los espacios.

En cuanto al uso del aire acondicionado, conviene no abusar de él. Selecciona la temperatura ideal para el interior evitando en lo posible las subidas y bajadas drásticas. Ten en cuenta que la temperatura ideal es de 25 ºC. Cada grado menos supondrá un incremento del 7 % en el consumo eléctrico de la vivienda. Es como para pensárselo, ¿no crees?

Con estos consejos prácticos, podrás disfrutar de un ambiente muy confortable en tu hogar durante todo el verano.