Ideas y tendencias a la hora de decorar el árbol de Navidad

Lo más habitual es que la mayoría de las familias ya tengan su hogar decorado para celebrar la Navidad que está a la vuelta de la esquina, pero esto no quiere decir que aún haya familias que no hayan tenido tiempo para ello. Si eres de esos que aún tienes que decorar el árbol de Navidad, hoy queremos ayudaros un poco mostrando algunas ideas y tendencias para hacer de esto algo único. Hay que decir, que estas ideas incluyen detalles pintorescos que describen reales paisajes navideños, por lo que llamaran exitosamente la atención de todos. Si te interesa el tema, sigue leyendo y descubre las ideas que queremos compartir con todos vosotros.

Decoración escandinava

Poco a poco, la decoración escandinava está entrando a forma parte de nuestros hogares. Se caracteriza por ser una decoración minimalista alejada de grandes objetos decorativos. Este estilo decorativo también ha llegado a la Navidad, sobre todo a la hora de decorar el árbol de Navidad.

Se trata de árboles sencillos que destacan por la ausencia de color. Su base suele estar adornada de forma original, con un toque que los hace muy elegantes. En ellos, suelen predominar el uso de adornos en tonos blancos, madera, además de apostar por el dorado y el plateado.

Nieve y frío para el árbol

Lo que se busca con este estilo de decoración es crear una sensación de frío, algo típico de la época en la que estamos. Para conseguir este efecto, es necesario utilizar elementos decorativos de tonos blancos y azules.

Puede ser de gran ayuda hacer uso de árboles de Navidad de color blanco que se asemejan a los árboles nevados que nos podemos encontrar en los bosques.

Por último, para crear esta sensación, se puede utilizar luces de tonalidades frías que nos ayuden a destacar el resto de elementos que hemos colocado en el árbol. Intentar no mezclar luces de diferentes tipos para no romper todo el encanto.

Bosque verde

En el caso de que busquemos un diseño más natural y que se asemeje a lo que nos podemos encontrar en cualquier bosque, la solución está en hacer uso de elementos naturales como piñas, trozos de madera y demás elementos.

Si queréis dotar al árbol de mayor belleza, es buena idea decorar esos elementos naturales. Por ejemplo, pintar las piñas de tonos dorados o plateados, o bien utilizarlas para crear divertidos personales. En nuestra imaginación está nuestro límite.

Estilo metálico

Como bien indica su nombre, lo que se busca con este estilo es conseguir una decoración metálica, pero sin hacer uso de metales. Para ello es muy importante saber elegir los colores de los adornos. Habrá que utilizar elementos donde el gris predomine sobre el resto de tonalidades, aunque el rojo o el azul también son perfectos.

Es importante el uso de las famosas bolas que forman parte de todo árbol. Mezclar diferentes tamaños para crear una mejor composición. Eso sí, olvidaros de utilizar piñas naturales, espumillón u objetos similares porque son elementos que no tienen nada que ver con este estilo.

Árboles con un toque divertido

En el caso de lo que busques son árboles diferentes, capaces de arrancar una sonrisa a todas aquellas personas que os visiten estas fiestas, lo que tenéis que hacer es utilizar elementos poco convencionales para su decoración.

Por ejemplo, podéis hacer uso de muñecos de los más pequeños de la casa para distribuirlos por el árbol o bien la figura de Papá Noel ascendiendo por él. Opciones hay muchas, solo es cuestión de pensar un poco para conseguir el mejor árbol. En el caso de tener hijos pequeños, podemos pedir que nos ayuden. Su inocencia e imaginación puede ayudarnos a utilizar elementos únicos para su decoración.

Diseños de árboles originales

Se trata de una categoría que cada vez tiene más adeptos. Aquí se deja de lado el tradicional árbol de Navidad y se puesta por diseños novedosos y diferentes. La idea es utilizar elementos que tengamos por casa o que sean fáciles de conseguir para crear nuestros árboles. Por ejemplo, un árbol creado con madera de palets, madera que iremos cortando para darle forma.

Si buscamos en la red, nos encontraremos  multitud de ejemplos, algunos los compartimos con vosotros. Lo mejor de todo, que podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación para crear ese árbol con el que siempre hemos soñado.

Los clásicos no pueden faltar

Por supuesto, no podemos olvidarnos de los árboles con un diseño clásico, ya que nunca morirán. La estrella en la cima del árbol o los regalos en su base, son elementos que no pueden faltar.

Jugar con diversos tamaños de adornos, aunque como recomendación, utilizar los más grandes en el centro. Cuidado a la hora de mezclar colores, pensar bien los que vayáis a utilizar para que el árbol no parezca una feria.

Árboles pensados para espacios pequeños

Por último, nos encontramos aquellos árboles que son perfectos para lugares donde no disponemos de mucho espacio. En este sentido, lo más recomendable es utilizar árboles sin volumen, por ejemplo, un vinilo pegado sobre la pared o bien pintado sobre una pizarra. Lo más importante es que reste el menor espacio a la habitación donde lo vayamos a colocar.

A la hora de decorar el árbol de Navidad, ¿seguís algún tipo de tendencia o la decoración la realizáis según vuestros gustos? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!