¿Por qué elegir metacrilato para tus estanterías?

El polimetacrilato de metilo (PMMA), comúnmente conocido como metacrilato o plexiglás, es uno de los materiales plásticos más populares en la actualidad debido a sus múltiples aplicaciones y ventajas. Este termoplástico rígido es un material ampliamente utilizado en el mundo de la decoración. La transparencia, ligereza y la resistencia del metacrilato permiten que se puedan fabricar todo tipo de muebles y accesorios para el hogar. Los diseños, colores y acabados de las planchas de metacrilato han abierto un mundo de posibilidades de decoración. Entre las opciones disponibles destacan las estanterías de metacrilato para el salón, que se han convertido en los mejores muebles para exponer todos los objetos que se deseen y tenerlos siempre a mano.

5 ventajas de elegir el metacrilato como material para las estanterías del hogar

Las estanterías de metacrilato para el salón presentan grandes ventajas respecto a otro tipo de materiales. A continuación, repasamos algunas de ellas.

El metacrilato es un material duradero y resistente

Aunque pueda parecer frágil por su ligereza, el metacrilato es un material que destaca por su alta resistencia a los impactos y los arañazos. De hecho, este plástico es 30 veces más fuerte que el vidrio. Esto hace que las estanterías de metacrilato puedan soportar mucho más peso que aquellas fabricadas con cristal. Una característica que la convierten en la mejor opción para exponer todo tipo de objetos. Además, las estanterías de metacrilato están fabricadas para resistir el uso diario, por lo que son muebles duraderos. Otro de los aspectos más interesantes del metacrilato es que aguanta bien la humedad, cuya aparición suele ser un problema habitual en las viviendas. Así pues, las estanterías de metacrilato no se deteriorarán con la misma velocidad que lo hacen aquellas fabricadas en madera.

El metacrilato destaca los objetos de las estanterías

La propiedad más destacada del metacrilato es su alto grado de transparencia, que permite una transmisión lumínica del 92%, siendo bastante similar a la del vidrio. Este aspecto es clave para las estanterías del salón, ya que, al tratarse de un material transparente, los objetos que se coloquen en ellas se pueden ver desde todos los ángulos. De esta forma, los objetos expuestos se convierten en los verdaderos protagonistas, lo que es impensable con las estanterías de madera, que distraen la mirada de los objetos y solo permiten la visión de los que se exponen en el frente. Hay una amplia variedad de objetos que se pueden colocar en las estanterías de metacrilato, como libros, figuras decorativas, cuadros de fotos o macetas de plantas.

El metacrilato combina con cualquier tipo de decoración

El metacrilato es un material que está disponible en diferentes colores y grosores, pero se puede personalizar en función de las necesidades y los gustos de cada persona. De esta forma, las estanterías de metacrilato se adaptan a cualquier tipo de decoración, independientemente de los objetos que se vayan a colocar en ellas. Gracias a sus características, este termoplástico rígido aporta sofisticación y elegancia a la decoración del salón, principalmente en espacios modernos con aire minimalista o con un estilo vintage. Además, la transparencia del metacrilato hace que se puedan colocar diferentes elementos de colores sin miedo a sobrecargar el salón. El metacrilato abre un gran abanico de posibilidades para decorar esta estancia del hogar, estando siempre a la vanguardia en las tendencias de decoración.

El metacrilato es un material fácil de limpiar

Una de las principales ventajas del metacrilato es que es un material fácil de limpiar. Tan solo hay que pasar un trapo húmero y suave, ya sea de algodón o microfibra, para retirar el polvo o la suciedad que se haya depositado en la estantería de metacrilato, y posteriormente secarla. Nunca hay que realizar la limpieza en seco, ya que se puede dañar la visibilidad del material. Aunque se trata de un material muy resistente, hay que tener cuidado en la forma en la que se limpia y utilizar los productos adecuados para evitar posibles inconvenientes. El jabón neutro es un producto adecuado para la limpieza del metacrilato, por lo que basta con agregar unas gotas al paño húmero para que la estantería quede limpia y reluciente.

El metacrilato es un material que nunca pasa de moda

Las tendencias en decoración vienen y van. A pesar de ello, el metacrilato es un material que nunca pasa de moda, principalmente debido a las posibilidades y calidades que brinda este termoplástico rígido, lo que ofrece una gran adaptabilidad a la hora de decorar. Es por esta razón por la que el metacrilato ha resistido el paso del tiempo. Sin ir más lejos, este material se popularizó en el mundo de la decoración durante los años 80, siendo ampliamente utilizado en el diseño de interiores y mobiliario en el hogar. Más de 40 años después, las estanterías de metacrilato siguen siendo tendencia.

Ir arriba