Así puedes renovar tu cocina sin gastar un pastizal

renovar tu cocina
Fuente

Vuelves a casa tras las vacaciones. Miras tu cocina y ploff, se te cae la rutina encima. Cuando vives mucho tiempo en una casa, las cosas se deterioran y nos cansamos de ver lo mismo. Por eso es hora de renovar tu cocina.

Pero para renovarla no hace falta que empieces a llenar una hucha de cerdito gigante. Hay muchas formas de hacerlo sin gastarnos demasiado dinero. Aunque algo sí que vas a tener que invertir.

Renovar tu cocina o morir en ella, esa es la cuestión

A la hora de renovar tu cocina, nuestro mayor consejo y el primero que queremos darte es que tengas un presupuesto para ello.

No vayas por libre, porque eso lo único que va a conseguir es que te salga más cara y luego lo notes. Pero si te fijas un presupuesto, podrás saber cuánto puedes renovarla.

Las ideas que te vamos a dar no son muy caras, pero dependiendo de lo que hagas, lo poco acumulado puede convertirse en mucho. No lo olvides.

1. Pinta los muebles

Aunque no lo creas, los muebles de la cocina se pueden pintar. Y comprar un bote de pintura no te va a suponer demasiado dinero. Por eso, elige una buena pintura (si no sabes, o tienes dudas, puedes preguntar a la persona encargada de vender pintura, será la persona que mejor te pueda asesorar en el tipo de pintura e incluso te dará ideas).

Lo que puedes hacer, para darle una nueva vida a tus muebles de cocina, es pintar solo las puertas. Solo con eso ya verás con otros ojos tu cocina, y eso se notará en el ambiente y en lo que sientes al estar dentro. Será como tener otra cocina sin haberte gastado más de 100 euros (y eso tirando por lo alto).

2. Cambia los tiradores

Si quieres que el cambio sea aún más visible, lo siguiente a lo que puedes «atacar» sin que suponga un gran desembolso de dinero, son los tiradores. Ahora bien, hay que ir con cabeza, porque no vas a comprar uno solo, sino varios, y por eso tienes que elegir tiradores que no valgan demasiado. Por ejemplo, vale que pienses que ese tirador tan mono cuesta solo 20 euros y no es caro. Pero recuerda que a lo mejor tienes que poner 10. Eso son 200 euros.

renovar tu cocina
Fuente

En este caso, opta por tener un presupuesto y no te dejes llevar por los diseños que veas (y por el precio por unidad). Ve con una calculadora y haz los cálculos antes de dejarte seducir por ese tipo de tiradores.

También podrías pintarlos como en lo anterior, ya que les das un nuevo uso a los que tienes y se verán diferentes (incluso como nuevos). Lo que sí te proponemos es que los pintes de un color que combine con las puertas o con la decoración. Por ejemplo, si has pintado (o tienes) los muebles en blanco, poner los tiradores en dorado, o en plata, puede crear un efecto precioso.

3. Pintar los azulejos

Y como seguimos hablando de pintura, el siguiente elemento que tiene una cocina son los azulejos. También ellos se pueden pintar de otro color para que sea una cocina diferente. Puede que te hayas cansado de ver siempre lo mismo, pues es hora de cambiarlo.

Para ello, lo mejor es pensar si pintarlos todos o solo una pared, la más grande de todas, dejando el resto en el color original. Aunque no te lo creas, se lleva mucho ese efecto y harás que la cocina esté modernizada con apenas esfuerzo (y mucho menos dinero).

Otra opción que puedes hacer es quitar los azulejos solo de media pared, conservando los demás. Por supuesto, tendrás que pintar la pared que se ve en ese momento, pero sí le vas a dar un toque más rústico que tanto se lleva ahora. Cuidado con esta idea, porque es para más manitas, que eso, aunque no es una obra grande, requiere de maña.

4. Cambiar detalles de tu cocina

Lo último que se nos ocurre para que renueves tu cocina sin gastar mucho dinero es que cambies ciertos elementos de ella. Por ejemplo, el fregadero (no suelen costar más de 50 euros), o los utensilios que tienes en ella. Todo eso, aunque sea un mínimo cambio, harán mucho a la hora de mirarlas.

Lo mismo puede pasar con el grifo del fregadero, o incluso con las encimeras, aunque en este caso sí que puede salir más caro de lo que te piensas, sobre todo dependiendo del tipo de encimera de cocina que te decidas a poner.

Podrías pensar en cambiar las fuentes que tienes en la cocina, o si tienes una mesa, le puedes dar otro aire comprando un mantel que lo cubra (de esa manera será como un diseño de encimera nueva). Si además lo compras acorde con los muebles, o que haga contraste, mejor que mejor.

Las cortinas, hasta los electrodomésticos pueden cambiar (bien comprando otras o dándole a la cabeza y reconvirtiéndolos). Hasta un cambio de distribución hará que renovar la cocina no te suponga un dineral, sino solamente un poco de creatividad. ¿Te animas?