Cómo pasar de una sala de estar incómoda a que sea cómoda

Quizá sin darte cuenta a medida que has ido decorando tu sala de estar has creado espacios incómodos. De repente un día, te das cuenta. Puede que sea por la arquitectura misma de la estancia o por cómo has ido completando tu decoración. En realidad no importa mucho el motivo, lo que importa es que busques las soluciones para que pase de una sala de estar incómoda a una que sea cómoda. 

Es posible que tu hogar sea una casa histórica llena de ángulos extravagantes o una nueva construcción con proporciones poco convencionales. Descubrir cómo espaciar, planificar y decorar una sala de estar incómoda puede ser un desafío incluso para los diseñadores de interiores más experimentados. 

Lo mejor de todo es que existen consejos y trucos para engañar a la vista y suavizar los bordes ásperos de incluso los espacios más extraños. Aquí te vamos a explicar cómo organizar los muebles y decorar tu propio espacio de vida incómodo, ayudándote a quitar el foco de los defectos y convertirlo en la habitación cómoda, funcional y hermosa que estaba destinada a ser. 

sala de estar estilo marroquí
Pinterest.com

Empieza a lo grande

Al diseñar una sala de estar incómoda, es importante construir su base antes de enfocarse en elementos decorativos y acabados. Al planificar el espacio vital, identificar la pared más grande y colocar su mueble más grande en esa área liberará otros lugares para ayudar a determinar dónde pueden ir los componentes restantes. Es más fácil organizar tus muebles alrededor de elementos llamativos en lugar de piezas decorativas.

Crea diferentes zonas 

La creación de dos o tres zonas en una habitación puede hacer que un espacio de forma extraña sea más utilizable. Crear una zona de lectura acogedora separada de un área de conversación más grande o un espacio para ver televisión puede hacer uso de rincones extraños o minimizar la interrupción causada por la circulación a través de un espacio. Las sillas giratorias hacen magia en situaciones como estas… ¡pon una y verás! 

Muebles hacia dentro 

No temas de quitar los muebles de las paredes. Aunque es la tendencia habitual, no siempre es la mejor solución en determinados espacios. A veces, las habitaciones de formas extrañas (especialmente las grandes) se benefician más de tener muebles puestos hacia el centro, creando una nueva forma en su interior.

Puedes usar una estantería abierta como separador de ambientes al tiempo que incorporas piezas de decoración seleccionadas, libros e incluso cajas de almacenamiento. Puedes colocar una mesa de consola y una silla detrás de tu sofá para una cómoda estación de trabajo… son muchas las opciones. Solo tienes que adaptar aquellas que funcionen mejor con tu estilo de vida. 

Cómo pasar de una sala de estar incómoda a que sea cómoda 3
Pinterest.com

Las alfombras son una buena opción 

Una excelente manera de delinear zonas dentro de tu estancia es utilizar alfombras de área. Seleccionar diferentes colores, formas y texturas es una excelente manera de separar por ejemplo la zona de la televisión o el espacio de lectura, el de para pasar el rato y el comedor sin poner algo físicamente entre ellos. 

Juega con las formas 

Los muebles y la decoración con bordes redondeados o siluetas curvas pueden suavizar la rigidez de un espacio. También crearás un movimiento que sea más agradable a la vista. Incorporar formas orgánicas como plantas (vivas o falsas), ramas, cristales y cestas tejidas son excelentes formas de incorporar diferentes formas que aporten suavidad visual.

El espacio vertical existe 

No tengas miedo de maximizar el espacio de tu pared a varias alturas. Mantener la misma línea de visión puede aumentar la incomodidad de un espacio al señalar las áreas no utilizadas. Cuelga la decoración de la pared en collages mezclando fotografías, arte y espejos.

Usa piezas de marco más altas o instala estanterías montadas en la pared en áreas que necesiten opciones de almacenamiento manteniendo la estética de tu diseño. Está bien colgar algo más alto de lo que crees, siempre que sea lo suficientemente grande (como una obra de arte de gran tamaño) y tenga sentido dentro del espacio.

No olvides la iluminación 

La iluminación se puede utilizar para mejorar la sensación de un espacio resaltando viñetas o definiendo áreas para sentarse. También se puede utilizar para crear el ambiente mientras te entretienes o miras televisión. Los apliques de pared (ya sean cableados o enchufables) se pueden usar para añadir luz sin ocupar espacio en una mesa o piso.

decorar un salon pequeño
Pixabay.com

Aprovecha cada rincón 

Utiliza rincones a tu favor. Por ejemplo, si tienes un área abierta debajo de las escaleras o un armario extraño con el que no sabes qué hacer, puedes crear un rincón de lectura íntimo con una cómoda silla, mesa auxiliar y lámpara para cuando quiera alejarse del televisor. Quita las puertas del armario y cambia las estanterías por una configuración práctica de oficina. Añade un aparador pequeño e instala estantes abiertos en un hueco en la pared para instalar lo que consideres más práctico en tu vida diaria. 

Ir arriba