Aromas con los que armonizar los olores de tu hogar

aromas
Fuente: pixabay

Hay ocasiones en las que entras en tu casa, o lo hace algún familiar o amigo, y los orificios de la nariz se ensanchan debido al olor. Este puede ser agradable, pero también desagradable. La comida, tener mascotas, el tabaco o incluso el propio olor corporal puede dar personalidad a tu casa. Por eso es tan importante utilizar aromas que puedan ocultar o cambiar esos olores de tu hogar por unos agradables.

Ahora bien, ¿sabes cómo se debe hacer eso?

Aromas naturales para tu casa

Como sabes, en el mercado hay muchas opciones como ambientadores para tu hogar. Pero tienen un problema: que se gastan. A la larga, son un gran desembolso económico, que a veces no te sirve de nada ya que la mayoría de estos productos solo se activan cada x minutos y apenas si ocultan olores. Si a eso le unimos que los que se enchufan están, además de aromatizando, gastando luz eléctrica, seguro que no te hace gracia.

Entonces, ¿qué podemos usar como aromas naturales para la casa?

Incienso

Empezamos por una solución que, si bien no es la mejor, sí que nos va a salir algo más barata. Y es que las varillas de incienso, sobre todo si las compras en oferta, son bastante baratas. Una sola te puede durar entre 30 y 60 minutos, y solo tienes que encenderla y dejar que se vaya quemando lentamente mientras desprende el olor. Aunque no lo creas, es bastante buena.

Eso sí, ten cuidado con los olores porque a veces el incienso es bastante fuerte y puede desagradarte.

Velas

No nos referimos a las velas de toda la vida, sino más bien a las velas con olores. De hecho, en el mercado puedes encontrar de coco, vainilla, canela… Puedes escoger la que quieras y sí, también van a durarte bastante, porque encendiéndola 2 horas al día puede fácilmente durarte una semana o así.

Son baratas así que salen más económicas que los ambientadores de súper.

Además, si aun así piensas que son caras, siempre puedes comprar los ingredientes y hacerlas tú, ya que así van a salir mucho más económicas.

Granos de café

aromas
Fuente: pixabay

Siempre que en tu casa el olor a café sea aceptado (no a todo el mundo le gusta), este puede convertirse en un buen aroma natural para tu hogar. Lo único que tienes que hacer es coger unos granos, triturar algunos y dejarlos en un vaso o en un cuenco de cristal. Puede ser perfecto si tienes una habitación con muebles de madera (o forrada de madera) porque el café absorberá los olores y los neutralizará.

Cáscaras de naranja

aromas
Fuente: pixabay

Seguro que más de una vez (y de dos) te has comido una naranja y las cáscaras las has tirado a la basura. Pues, a partir de ahora, eso no tienes que hacerlo. Y es que, por si no lo sabes, los cítricos pueden ser perfectos para aromatizar tu hogar.

El aroma de naranja es algo que encanta a muchos. ¿Y qué puedes hacer? Pues algunos cogen las cáscaras y simplemente las ponen en un cuenco y las colocan en las habitaciones.

Otros hacen velas con las cáscaras (parten la naranja por la mitad y sacan la pulpa dejando intacta la cáscara (como un cuenco) que después rellenan (o dejan el cordón interior y después lo queman).

Vainilla

A muchos puede gustarle el aroma a vainilla, pero debes tener en cuenta que el olor es bastante potente y llega a ser desagradable en algunos aspectos. Pero si no te importa este olor podrías usarlo en las habitaciones a modo de líquido en cuencos. Colocando un poquito y dejándolo en la habitación, le dará olor.

Si ves que no pasa nada, prueba a calentarlo unos segundo en el microondas, así hará que tengas un olor por horas.

Aceites

aromas

Los aceites y aromas también pueden ser una opción muy agradable para tu olfato. Por ejemplo, en invierno el olor a eucalipto puede abrir las vías nasales y ayudarte a respirar mejor. En verano, el limón y romero es muy refrescante y ayuda también a mantener a raya a algunos insectos.

En este caso lo importante es dar con la fragancia que más te guste, ya que hay muchos aceites esenciales. En cuanto a su uso, en invierno puedes aprovechar los radiadores si tienes calefacción para colocar unas gotas en un recipiente de cerámica o similar y pegarlo al radiador (así se calentará y desprenderá el olor).

Si no tienes calefacción, puedes calentarlo en el microondas y estará unas horas desprendiendo ese olor.

En primavera y verano tienes un poco más de dificultad, pero podrías usar los humidificadores, ventiladores, etc. para distribuir el aroma por toda tu casa.

Como ves, hay más alternativas a los ambientadores químicos. Y es que los aromas naturales siempre son preferidos, además de que no alterarán tu sentido del olfato, y sí mejorarán tus perfecciones a la hora de oler. ¿Te animas a ello?