Inicio General Trucos para bajar la temperatura en tu casa sin aire acondicionado y no pasar calor

Trucos para bajar la temperatura en tu casa sin aire acondicionado y no pasar calor

0
Trucos para bajar la temperatura en tu casa sin aire acondicionado y no pasar calor
Fuente: Pinterest

La ‘gran’ subida de la luz ha hecho que muchas personas tengan que ideárselas para no enchufar electrodomésticos de más ni hacer uso de «lujos» como puede ser el aire acondicionado. Sin embargo, el calor aprieta y es muy normal que las temperaturas en las casas se eleven sin este aparatito, haciéndotelo pasar muy mal. Por eso, ¿qué tal si te damos algunos trucos para bajar la temperatura de tu casa y no pasar calor?

A continuación te hablamos de cómo conseguir mantener fresquita tu casa sin necesidad de usar el aire acondicionado (ni de gastar electricidad para que no suba la factura de la luz).

Consejos para bajar la temperatura y refrescar tu casa sin el aire acondicionado

no pasar calor sin aire acondicionado
Fuente: Pinterest

Cuando te despiertas, sabes que la temperatura en tu casa suele ser agradable, porque a primeras horas de la mañana corre una brisa más o menos suave que te ayuda a sentirte bien. ¿A que te gustaría que se mantuviera así todo el día? Desgraciadamente, no puede ser así, pero sí que hay ciertos trucos que te pueden ayudar a mantener una temperatura agradable en tu casa.

Ventanas, persianas y cortinas: Cerradas

Muchas personas, por la mañana, abren las persianas y las ventanas para que esa brisa entre en sus hogares. El problema es que la dejan abierta durante horas, llegando de repente a darte cuenta que la temperatura de tu casa ha subido muchísimo y que es asfixiante. Y es que, conforme sube la temperatura del exterior, al tener abierto, también hará que suba el interior.

Por eso, te recomendamos que siempre, a primera hora de la mañana, empieces a cerrar persianas, ventanas y cortinas. Para que te hagas una idea, esto deberías hacerlo a partir de las 8 de la mañana, siempre y cuando las temperaturas ya sean superiores a los 20 grados. Si aún no ha llegado, puedes disfrutar un poco más esa ventana abierta, pero nunca más allá de las 10 de la mañana aproximadamente si quieres no pasar calor.

¿Por qué cerrarlo todo? Pues porque es una medida para evitar que el sol, la flama y la temperatura alta se cuele en tu casa. Aunque creas que por la mañana no hace tanto calor y puedes mantenerla abierta, haz la prueba y verás que hay una gran diferencia entre cerrar temprano y hacerlo cuando ya es demasiado tarde.

Controla los electrodomésticos

Con esto nos referimos a que intentes controlar el uso que le das a los electrodomésticos. Por ejemplo, un horno acabará por calentar más la cocina (o toda la casa en general). La televisión encendida también emite calor, no mucho, pero emanarán lo suficiente para que la temperatura se eleve.

Por eso, intenta controlar el uso que le das a los electrodomésticos utilizando solo los imprescindibles y alejándote de esas fuentes de calor lo más que puedas.

Refresca telas y cortinas

no pasar calor sin aire acondicionado
Fuente: Pinterest

Una forma de aliviar un poco el calor en las casas es aumentando la sensación de humedad de ellas. Por ejemplo, echando agua fresca en las telas del sofá, en las sábanas de la cama, en las cortinas… Si lo haces, harás que el ambiente esté más húmedo y, siempre que uses agua fresca, notarás que la temperatura baja. También puedes hacerlo en tu propio cuerpo.

Coloca un barreño con agua

Sí, sabemos que sirve de muy poco. pero un barreño con agua helada y un ventilador por detrás hará que, al evaporarse, el ventilador pueda distribuir ese frescor por toda la casa. No va a aliviar mucho, pero al menos unos grados sí que lo vas a notar.

En lugar del aire acondicionado, coloca toldos

Otra de las acciones que puedes hacer para bajar la temperatura de tu casa aun sin aire acondicionado es la de colocar toldos. Estos no van a impedir que el calor entre, pero sí que harán que lo haga en menor medida que si no los tuvieras.

Además, se convierten en un freno más que, unidos a las persianas bajadas, ventanas cerradas y cortinas echadas, te ayudará a resguardarte del calor. Y no, eso no significa que tengas que quedarte a oscuras, sino a que vayas cerrando conforme el sol empiece a dar en esas zonas (las persianas, todo lo demás sí es aconsejable hacerlo).

En realidad hay muchos trucos que pueden valerte para bajar la temperatura, pero quizás el más eficaz de todos es, sin duda, el de aislar tu casa cuando las temperaturas empiezan a subir porque permiten tener un mejor control de ella. Si vives en una zona muy soleada, instalar toldos puede paliar un poco el efecto.

Eso sí, recuerda que, cuando el sol se vaya, debes abrir todo para que se renueve el aire y para que, por la noche, te beneficies de una temperatura más agradable en tu hogar. En esos momentos es buena idea echar agua en las cortinas para que, la brisa que entre, haga que baje aún más la temperatura de tu casa.