Claves para elegir un buen colchón para descansar

colchon descanso
Fuente: Pixabay

El descanso es una parte fundamental del día a día. Una persona necesita dormir bien para poder rendir al día siguiente, para estar de buen humor y para que todo el cuerpo funcione de manera correcta. Y hacerlo sabiendo escoger un buen colchón es fundamental.

Por eso, si estás pensando en cambiar tu cama y no sabes si el colchón de oferta es la mejor elección para ti, quizá esto te ayude a descubrir qué es lo más importante que debes tener en cuenta a la hora de comprar uno.

Lo más importante a la hora de comprar un colchón

Cuando debes comprar uno, lo peor que puedes hacer es guiarte por las ofertas y pensar que, uno que sea de marca, aunque esté en oferta, va a ser igual que otro (y te decantas por el más barato). Es un error muy común, porque realmente no estás comprando un buen descanso, sino uno barato que puede no ser el indicado para ti.

Has de tener en cuenta que, un tercio de la vida se pasa en la cama. Eso es mucho tiempo para tener que hacerlo en un lugar donde no descanses, donde te duela la espalda al levantarte, o peor aún, donde en lugar de relajarte, acabes dando vueltas por él.

En este caso, debes tener claro:

1. El número de personas que dormirán en el colchón

colchon descanso
Fuente: Pixabay

No es lo mismo que duerma una persona a que duerman dos. Primero, los colchones para dos son algo más duros con el objetivo de que el peso de uno (o de dos) varíe la forma. Por ejemplo, si solo duerme una persona, el mínimo de colchón debería ser uno de 90cm. Mientras, para dos personas, el mínimo sería de 150cm.

2. El peso de la persona

Pues sí, el peso influye a la hora del colchón porque, a mayor peso, más va a ceder y eso perjudicará a tu cuerpo (sobre todo a la columna vertebral) porque no dormirás en una superficie que mantenga una línea recta, sino curvada (lo que agravará tus problemas lumbares).

3. ¿Enfermedades? Hay que tenerlas en cuenta a la hora de comprar un colchón

colchon descanso
Fuente: Pixabay

¿Tienes trastornos del sueño? ¿Problemas de espalda? ¿Alergias? ¿Mucho calor, o mucho frío? Pues que sepas que todo eso influye a la hora de comprar un colchón. No, no son todos iguales. Para una persona con problemas de espalda, uno más duro y que no se «amolde» al cuerpo puede ayudar a que descanse mejor. Las alergias hacen que debas tener en cuenta el material de que está hecho, lo mismo si eres una persona calurosa o friolera.

4. ¿De qué está hecho el colchón?

Ahora mismo solo se oye hablar de los colchones viscoelásticos, que son los mejores, y que todo el mundo debería usarlos. Y puede que sea así, siempre y cuando no se den otros problemas que lo impidan (como por ejemplo tener un peso mayor del que deberías, porque entonces se deformará pronto y volverás a tener dolores de espalda).

En el mercado tienes colchones de varios tipos:

  • De muelles: Te dan una buena firmeza y adaptabilidad. Lo bueno que tiene es que ventilan muy bien y son duros con lo que soportan el peso bien.
  • De látex: Se adaptan al cuerpo. Son ideales si te mueves mucho o si tienes alergia (salvo al látex). Ahora bien, si pesas mucho, no es bueno, porque te acabará dando la sensación de que se hunde (y la espalda se resentirá).
  • Bultex: Es el material menos conocido, pero lo cierto es que es ideal porque aísla del calor, y al llevar celdillas, es bastante firme.
  • De viscoelástico: Es el más conocido, de buena firmeza y adaptabilidad. Pero cuidado con lo anterior descrito para que no sea una mala compra.

5. Supermercados vs tiendas especializadas

colchon descanso
Fuente: Pixabay

Comprar es una inversión a largo plazo. Los colchones se deben cambiar cada 7 años, máximo 10. Es por eso que no hay que comprar cualquier colchón, ya que va a ser una parte importante de tu vida.

Ahora bien, puedes comprarlo en tres tipos de tiendas:

  • Supermercados. Donde encuentras ofertas, descuentos y colchones de todo tiempo. El problema es que la persona que te atienda no sabe mucho sobre colchones y su asesoramiento se basará en lo que le hayan contado y en las etiquetas. ¿Qué quiere decir? Que no sabrá si realmente es un buen colchón para ti.
  • Tiendas especializadas en colchones. Son más indicadas para cuando tienes pensado comprar uno que se adapte a ti (y no al revés). Tienen más experiencia y formación en colchones y podrán indicarte bien las elecciones. El problema es que pueden salir más caros.
  • Fabricantes de colchones. Si tienes la posibilidad de acercarte a una tienda que, además, fabrique sus colchones, encontrarás el ideal. ¿Por qué lo decimos? Porque podrán personalizártelo para ti. Y aunque pienses que eso va a ser muy caro, en realidad no tiene por qué. Ten en cuenta que hablas directamente con fabricantes, por tanto no hay mediadores que puedan encarecer el precio final.