Cómo arreglar los errores que cometiste al decorar el dormitorio

decorar el dormitorio
Fuente: Zara Home

Tú tenías en mente una imagen clara de cómo era tu dormitorio ideal… o eso creías. El caso es que ahora, después de haber terminado la tarea de decorar el dormitorio, las cosas no son cómo tú esperabas y el resultado es decepcionante. ¡Tranquilo! Hoy vamos a mostrarte cómo puedes enmendar los errores.

¿A la hora de decorar el dormitorio cometiste algunas equivocaciones y algunas de ellas te parecen garrafales? ¡No te alarmes! Todo tiene solución y, con los consejos que vamos a darte hoy, seguro que puedes reparar el daño cometido y conseguir el dormitorio con el que soñabas.

decorar el dormitorio
Fuente: H&M Home

Y es que no somos interioristas profesionales y en ocasiones cometemos errores por nuestra falta de experiencia. Lo importante es detectar esos fallos para poder ponerles solución. A continuación encontrarás una retahíla de desaciertos que se suelen cometer al amueblar y decorar el dormitorio, y también la manera para ponerles solución.

No acertaste con el color al decorar el dormitorio

decorar el dormitorio
Fuente: H&M Home

Te encantan los colores intensos para pintar las paredes de tu casa, pero no supiste calcular que esos tonos oscuros se comen el espacio de tu habitación. Está claro que las paredes de colores especiales, fuertes y oscuros, destilan personalidad. Sin embargo, hay que saber valorar dónde y cómo utilizar estos colores, ya que pueden reducir los metros cuadrados como por arte de magia.

Por eso, no conviene elegir tonos oscuros para dormitorios pequeños, ya que parecerán más pequeños todavía. En cualquier caso, la solución al problema es sencilla. Basta con volver a pintar eligiendo esta vez tonos pastel, por ejemplo. Son una gran alternativa al blanco, resultan fáciles de combinar y aportan un toque muy acogedor.

Después de amueblar apenas queda espacio

Fuente: Zara Home

Evidentemente, calculaste mal a la hora de encargar los muebles del dormitorio. A todos nos gustan las camas king size, pero hemos de ser realistas y entender que no están hechas para nuestro dormitorio, ya que no nos quedará apenas espacio para movernos.

Y es que tener zonas de paso lo suficientemente amplias es fundamental para que nuestro dormitorio sea cómodo. Recuerda que deben quedar unos 70 cm alrededor de la cama, contando con la apertura de cajones y puertas de armario… Deshazte sin pena de los muebles que no te quepan.

Las mesillas no pegan con el cabecero

Fuente: The French Bedroom Co

¿Has cambiado el cabecero de tu cama y ahora te queda fatal junto a las mesillas porque son de estilos totalmente diferentes? Puedes mitigar un poco ese efecto si pintas tu mesilla en un color que coordine con el cabecero. De esta manera no desentonará tanto.

Para hacerlo solo tienes que elegir un tipo de pintura fácil de usar, como la chalk paint. Así no tendrás que preparar previamente la madera (lijándola o aplicando una imprimación) y podrás pintar directamente.

El efecto total white no te convence

Fuente: Zara Home

Si te dejaste llevar por los fundamentos del estilo nórdico y elegiste un efecto blanco total para tu dormitorio puede que el resultado te encante… o te parezca frío y soso. Es cierto que el color blanco va bien a la hora de decorar el dormitorio si este es pequeño y escasean los metros cuadrados, pero hay que saber utilizarlo para que el ambiente no resulte demasiado frío e impersonal.

Para conseguir que un dormitorio blanco sea mucho más acogedor es necesario incluir otros colores que aporten algo de calidez. Así tu dormitorio será mucho más acogedor. Puedes añadir mantas o cojines a la cama en tonos neutros como los tostados, los beige o los colores pastel. El resultado será más cálido y acogedor, sin arruinar el efecto luminoso del blanco.

No acertaste con la iluminación

Fuente: Original BTC

La lámpara de techo da una luz fría y mortecina, y las luces de sobremesa no alumbran lo suficiente. La iluminación te quedó hecha un desastre… A veces pensamos que cualquier lámpara nos va a servir y la elegimos en función del diseño y la estética. Mal hecho. Es muy importante tener en cuenta antes de comprar si la lámpara se ajusta a nuestras necesidades lumínicas o no.

Si eres de los que aman leer en la cama, necesitarás una buena lámpara de sobremesa con foco dirigible para que puedas orientarla a tu gusto. Y para la iluminación de techo, opta por lámparas que aporten una luz general cálida y acogedora.

La combinación de cojines es un desastre

Fuente: Norsu Interiors

Puede que sea lo último que hiciste a la hora de decorar el dormitorio: elegir y combinar la ropa de cama, incluidos los cojines. Pues bien hay veces en las que, una vez terminada la tarea, nos damos cuenta de que el resultado no nos convence para nada.

Y aunque el número de cojines a poner y la forma de los mismos depende un poco de los gustos del consumidor, lo cierto es que lo mejor es elegir dos (o como mucho tres) tamaños y colocarlos agrupados. Detrás los grandes y cuadrados, y delante los más pequeños, sean alargados o no.

En cuanto a las telas y colores, puedes combinar diferentes estampados pero sin abusar. Procura que los colores elegidos sean acordes al resto de tonalidades presentes en el dormitorio, para no recargar el espacio de forma excesiva.

Como has podido comprobar, a la hora de decorar el dormitorio no hay error que no tenga solución. Toma nota, repara las equivocaciones y disfruta a tus anchas de tu nueva habitación. ¡Ahora sí!