Cómo decorar una estantería para reflejar tu personalidad

Decoración de estantería según personalidad

Reconócelo. Mirar la estantería es pensar que ha pasado un tornado por ella y te pesa más el cansancio por todo lo que tienes que ordenar que las ganas de que se vea bonita. Pero queramos o no, necesitas que se vea bien ordenada y decorada de cara a las visitas que puedas tener.

¿Y si de repente llega esa amiga a la que le tienes unos celos terribles y ve cómo tienes tu casa? ¿A que querrías que estuviera lo mejor posible para que sintiera ella celos de tu buen gusto y decoración? Pues ponte manos a la obra porque te vamos a enseñar cómo decorar la estantería para que refleje tu personalidad y, de paso, para que todos te tengan envidia de lo bien que está.

Esta es la mejor estantería para tu casa

Estantería con libros

Que si grande, pequeña, alta baja… Sabes que en el mercado hay muchos tipos de estanterías. Algunas se usarán para libros, otras para figuritas. Algunas están a tope de cosas; y otras parecerán más mueble que decoración. Pero, ¿quieres saber cuál es la mejor para tu casa?

Tiene una respuesta fácil: la que a ti te guste. Nada de pensar que hay una estantería perfecta para un tipo de decoración; o que tiene que ser con x características. Ni hablar, en realidad solo tiene que gustarte a ti.

Después, puedes pensar en que sea funcional, que se vea bien o que puedas organizar fácilmente lo que quieras colocar en ella. Pero salvo eso, primero guíate por tus gustos. Ya habrá tiempo después para combinarla con los elementos de tu hogar.

Ten en cuenta que hablamos de un mueble que vamos a ver los 365 días del año (salvo que te vayas de vacaciones) y que si no te agrada al principio, cuando lleve seis meses lo estarás odiando.

Así que, una vez que lo elijas, vamos al siguiente paso.

Planificar la decoración de tu estantería

Estantería según personalidad

Si has comprado, o puesto una estantería será por algo. Puede ser que quieras poner plantas, libros, figuritas decorativas… O un popurrí de todas ellas. Es algo habitual pero, ¿sabes realmente qué vas a poner?

La organización es importante porque así puedes planificar qué irá en cada estante y la harás más funcional. Por ejemplo, aquello que no se usa a menudo puede estar en los estantes más altos y lo que sí cogemos mucho en el de abajo.

Nuestra recomendación es que hagas un grupo de cosas que quieres poner y que luego las distribuyas por grupos en estante 1, 2, 3… Así podrás ver a simple vista si hay algo que resalta demasiado (o que parece un pegote).

Pero hay más:

  • Conseguirás crear paletas de colores o bien darle un toque especial. Por ejemplo, colocar todo lo que tenga colores pastel en un estante, otros más fuertes debajo, otros arriba… y acabarás teniendo una estantería en degradado (que quedan súper chulas).
  • Puedes usar alturas para decorar (poner en los lados lo más alto y en el centro lo más bajito, o al revés).
  • Aprovechar mejor el espacio porque sabrás qué vas a poner y qué no.

Y aunque no lo creas, ya estarás personalizando la estantería porque la vas a decorar a tu gusto y siguiendo un orden.

Consejos clave para decorar estanterías

Estantería con macetas

Para acabar, queremos darte algunos consejitos que te pueden venir muy bien para darle ese acabado «digno de envidia».

Por ejemplo, ¿sabes que no conviene recargar demasiado la estantería? La clave estar en dejar un tercio de ella para decorar o para plantas, otro tercio para libros (si quieres ponerlos) y otro tercio para que respire. De esa manera no se verá demasiado cargada y parecerá que tienes demasiadas cosas en ella.

Si tu problema es ese, que tienes demasiadas cosas, puedes hacer una selección de lo que quieres poner y guardar el resto. Cuando te aburras, solo tendrás que coger lo que guardaste y cambiarlo lo «viejo» por lo nuevo. Y le darás otro aire a esa habitación; otra opción es colocar cestos o cajas en la estantería donde almacenes eso que te sobra para que no se vea tan recargada.

Si después de colocarlo todo ves que la estantería está demasiado llena, te aconsejamos que intentes retirar cosas de los estantes que queden a la vista. Es un pequeño truco que se hace para evitar esa sensación. Aunque llenes más los de arriba, como no se van a ver (salvo que sea de las bajas) te evitas el problema. De hecho, en el último estante te aconsejamos que dejes más espacio libre porque hará que se vea más ligera.

Como ves, hay muchas formas de decorar una estantería y que resulte tan bien el conjunto que cuando tus amigas la vean se mueran de envidia por lo bine que la has puesto. Y lo mejor de todo es que podrías variarla cada poco tiempo para no aburrirte nunca. ¿Te animas al cambio?

Ir arriba