Ideas para hacer pensar a los niños que Papá Noel y los Reyes Magos han estado allí

decorar papa noel reyes magos

Las navidades se acercan y es habitual que los niños estén inquietos, nerviosos incluso, porque saben que se acerca el día en que Papá Noel y los Reyes Magos los visitan. De hecho, muchas veces, ese día, se encuentran con algunas señales de que han estado allí.

Pero, ¿y si ya pasan de esas señales en las que una vez dejamos la comida y bebida vemos que han dejado el plato y el vaso vacío? Si quieres sorprenderlos un poco más, aquí van algunas ideas de decoración que, seguro, van a sorprender a más de uno.

Las huellas de Papá Noel por la casa

¿De dónde viene Papá Noel? La mayoría de los niños sabe que viene del Polo Norte, y eso significa que viene de un lugar donde hay mucha nieve. Así que, ¿por qué no pensar en decorar la casa con algo de nieve?

Por ejemplo, puedes crear unas huellas de botas que vayan de la chimenea o la puerta de casa al árbol de Navidad, o incluso a su habitación, porque ha pasado a verlo allí. Seguro que cuando se despierten los niños no van a prestar tanta atención a sus regalos como sí al hecho de que Papá Noel ha dejado sus huellas en su casa.

Ahora bien, también los Reyes Magos pueden hacer algo especial. Ellos es más habitual que vengan de una zona con arena. Así que si haces las huellas de pajes, camellos y reyes, seguro que se quedan con los ojos abiertos viendo que han ido allí de verdad. Así podrás conseguir que la ilusión no la pierdan.

Cambia de orden sus juguetes

lista olvidada papa noel

Pero no solo cambiarlos, porque eso no se darán tanta cuenta, sino cambiarlos para que piensen que ha sido Papá Noel. ¿Y cómo hacerlo? Pues puedes dejarle una carta escrita por Papá Noel diciendo algo que deban hacer durante ese siguiente año, o bien dejando algo relacionado con él como un guante, el gorro o algo similar.

Un ejemplo, podrías crear unos pines especiales de Papá Noel que solo se le dan a los niños más buenos porque se convierten en «ayudantes de Papá Noel» durante todo un año debido a que se han portado muy bien.

En el caso de los Reyes Magos podríamos decir que es más fácil, porque puedes crear un pequeño desastre con huellas de camellos y una nota de los Reyes pidiendo perdón por todo el destrozo y que no les ha dado tiempo a recogerlo todo pero que lo encargan a los niños para que tengan un mejor orden.

Huellas de manos en las ventanas

Otra de las ideas para hacer pensar a los niños que Papá Noel y los Reyes Magos es dejar huellas en las ventanas. Porque pueden haberse asomado a la ventana para ver si dormían, o bien la han dejado cerrada (si estaba abierta) o abierta (si estaba cerrada) y claro, ha dejado las marcas.

El vídeo que pilla in fraganti a Papá Noel

Reconocemos que, si fuera a los Reyes Magos, sería algo más complicado, porque si ya de por sí puede ser complicado convencer a alguien para que se disfrace de Papá Noel, que lo hagan de los Reyes Magos puede ser más complicado. Pero ahí lo dejamos.

El caso es grabar un vídeo en el que se pueda pillar a este personaje dejando los regalos de Navidad.

galletas navidad

Seguir a Papá Noel

Hay muchas apps, o incluso desde Google, que te dejan ver por dónde va y en qué ciudad está dejando los regalos. No pasa lo mismo con los Reyes, porque estos no son más a nivel mundial.

Con ellas puedes hacer que se pongan más nerviosos, pero al mismo tiempo verán que se va acercando el momento. Eso sí, cuidado porque si no se duerme y pasa de largo, puede sentirse mal.

Deja un trozo de tela

Un trozo de tela de la capa de un rey mago, o del traje rojo más característico de la Navidad. El caso es que los propios niños, cuando se despierten, se den cuenta que alguien ha entrado en la casa esa noche y que se ha dejado algo.

Eso sí, no vale con dejarlo ahí y ya está, no. Debes hacerlo de una forma diferente. Por ejemplo, si tienes un árbol de Navidad, puedes dejar un desgarrón de ropa colgada sobre una de las ramas, como si hubiera pasado por ahí y se hubiera enganchado pero, al tirar, esta se ha desgarrado.

Otra forma es hacer que, si tienes gato o perro, este se ponga a jugar con un trozo de tela de color que simule los trajes de estas figuras navideñas. Seguro que se acaba sorprendiendo.

Como ves, hay muchas formas de hacer que los niños sigan creyendo en Papá Noel y los Reyes Magos, pero, sobre todo, en mantener la ilusión de unas navidades para que sigan conservando esa magia que cuando se es adulto se pierde. ¿Se te ocurren más ideas para mantener vivo el “secreto de la Navidad”?

Ir arriba