Ideas para decorar una pared con poco dinero

Pared decorada con arte urbano

El verano es una de las estaciones que se usa sobre todo para pintar y renovar el «color» de una pared. Pero, a veces, no tenemos presupuesto para decorar después como quisiéramos. Y nos tenemos que conformar.

¿Y si te dijéramos que sí hay una forma de hacerlo y que quedara aún mejor? Hoy hemos pensado en aquellos que tienen un presupuesto ajustado para proponer estas ideas.

Decorar una pared, ¿cómo se puede hacer?

Pared decorada con esculturas

Normalmente, las paredes tienen una base de pintura o incluso de papel pintado. Pero salvo que elijas una pintura económica, o un papel que salga muy barato, son aspectos que pueden llevarse prácticamente todo tu presupuesto, sobre todo si son paredes grandes.

Por eso, aquí van unos consejos que pueden ayudarte a decorar.

Tapices

Un tapiz es un trozo de tela ligera, liviana y con diseños muy llamativos. Estos pueden esconder imperfecciones de la pared al mismo tiempo que puedes usarlos como decoración de la casa al estilo del papel pintado. Solo tendrías que hacer que se fije en la pared lo mejor posible para conseguir un buen efecto.

En cuanto al precio, suelen ser económicos, aunque ocurre como en otros elementos: dependiendo del diseño, de la marca, etc. será más o menos caro.

Guirnaldas

Las guirnaldas en el interior de casa se pusieron muy de moda gracias a las series y películas que empezaron a usarlo como decoración de las habitaciones, sobre todo de los dormitorios.

Así que podrías usarlo para decorar una pared y hacerlo de múltiples formas. Por ejemplo:

  • Colocar la cadeneta de tal forma que simule la silueta de una forma (animal, cosa, etc.).
  • Ponerla y colgar en ella fotografías (es lo más típico).
  • Colocarla de tal forma que ilumine los cuadros que haya en la habitación.

De esta forma, tendrás una bonita decoración y sobre todo muy a la moda.

Cuadros

Pared decorada con cuadros

Sí, los cuadros es lo típico para decorar una pared. Pero hay muchos tipos de ellos, e incluso puedes dar rienda suelta a tu imaginación y crear los tuyos propios para conseguir un efecto totalmente personalizado en la habitación donde lo pongas.

Lo único que debes tener en cuenta es el tamaño de ese lienzo y que después puedes ponerle un marco (o no, ya a tu gusto) y colgarlo. Aunque también podrías dejarlo en el suelo ya que muchos cuadros se llevan así ahora.

Decorar una pared con plantas

Pared decorada con plantas

Sí, exacto, hablamos de plantas. Puedes comprar una jardinera vertical de tela (que son bastante económicas) y llenarla de plantas diversas para darle más naturalidad a tu hogar. Eso sí, tienes que elegir plantas que no crezcan demasiado rápido y además que no haya que regar continuamente para evitar problemas.

Es una opción, como también puede ser colocar una estantería y poner en ella macetas. El objetivo es decorar una parte de la pared con estos seres vivos y lograr una luminosidad que no consiguen otros elementos decorativos.

Con vinilos

Los vinilos son pegatinas, pero con un efecto algo diferente a estas. Son uno de los elementos más económicos que puedes encontrar incluso en las tiendas de euro físicas (u online).

Hay vinilos de muy diversos precios, por lo que no podemos decirte si te costará más o menos, pero sí que son baratos. Solo tendrás que encontrar el que se adapte al tipo de decoración que quieras poner en la pared.

Letras en 3D

Pueden ser en madera, neón, con luces… Sí, es una decoración de pared arriesgada, pero lo cierto es que no queda mal para una oficina ya que podría ponerse el nombre de la empresa con estas letras.

Street art

Lo que viene a ser un grafiti, pero con estilo. Puedes contratar a alguien para que lo haga. Ten en cuenta que algunos diseños son muy buenos y hacen que merezca la pena decorarlo de esa manera tan llamativa.

Por ejemplo, para una habitación de bebés, para el cuarto infantil, sala de juegos, etc. quedará muy bonita. Igual en el salón (con un motivo algo más adulto).

Quizá lo difícil sea conseguir a alguien que lo haga bien.

Flores secas

Otra manera de decorar una pared es con las flores secas. Puedes pegarlas sobre una base (cartón o similar) y crear una composición muy llamativa por los colores. Eso sí, debes mentalizar cómo será para que se adapte a la decoración de la habitación donde vayas a ponerla.

Esculturas

A veces, decorar una pared no quiere decir colgar algo. En otras ocasiones puedes decorarla solo colocando en el suelo una escultura que llegue hasta una parte de la pared, y que esta se hace el fondo de esa escultura.

Otra opción es suspenderla en el aire, en lugar de colocarla en la pared mismo. Solo tendría un problema y es que, si son muy livianas, el viento puede hacer que se muevan e, indirectamente, que arañen las paredes.

Como ves, hay muchas opciones para decorar una pared. ¿Cuál escogerías tú?

Ir arriba