Cómo decorar la puerta de tu casa en Halloween

Si bien hay muchas familias que viven en casas unifamiliares o en chalets que tienen patio y jardín, lo habitual para muchos es vivir en un piso. Pero eso no debe frenarte a la hora de decorar en Halloween porque, ¿qué tal si empezamos por decorar la puerta de entrada?

Si en el edificio donde vives hay muchos niños, puedes proponer a la comunidad celebrar la fiesta de Halloween dentro del edificio, para que los niños puedan ir puerta por puerta pidiendo «truco o trato». Pero además, ¿qué mejor que hacerlo en puertas que estén decoradas?

Ideas para decorar la puerta de casa para Halloween

decorar puerta Halloween
Fuente: Ronny Creativa

Halloween es una celebración que, año tras año, va teniendo más público. Si bien en España no suele ser tradición, poco a poco se suman más adultos y niños y eso hace que se animen a decorar las casas. Pero uno de los elementos que siempre se olvida es la puerta de casa. ¿Qué tal si te damos algunas ideas para conseguir «asustar» desde el principio?

Puerta fantasmagórica

Este efecto queda mucho mejor con una puerta oscura, pero si no la tienes así no te preocupes. Lo que debes hacer es darle un aspecto desvencijado, quizá con alguna gamuza que hayas usado mucho y que, al estirarla, se desgarre fácilmente. Puesta sobre la puerta parecerá que esta es fantasmagórica.

Pero no queda ahí todo porque del techo puedes colgar con hilos unos fantasmitas, a diferentes alturas, que hagan ver que allí hay mucho misterio y miedo.

Murciélagos por la puerta

Los murciélagos puedes hacerlos con cartulina, que quedan mucho mejor. Lo único que tienes que conseguir por Internet es la plantilla de la silueta y recortarlos de varios tamaños.

A la hora de ponerlos en la puerta, te recomendamos que no lo pegues del todo, sino que intentes darle forma en 3D (por ejemplo doblando un poco las alas y pegando solo el cuerpo. Si no quieres que luego te cueste despegarlos usa cinta de dos caras o celo. No los pongas solo en la puerta, colócalos también en el marco o alrededores (dependerá del espacio que tengas con las puertas de tus vecinos, claro).

Escena del crimen

Una decoración algo más sencilla y rápida de hacer, que en sí misma no mete miedo pero sí que puede asustar o al menos picar la curiosidad de qué ha pasado, es la cinta policial de «escena del crimen».

Si la colocas pegando varias tiras de un lado del marco al otro cuando vayan a tu puerta se lo pensarán antes de tocar al timbre, no vaya a ser que les salga el que ha cometido el crimen. O peor aún, las víctimas a abrirles la puerta.

Una puerta monstruo

En este caso nuestra recomendación es que te fijes en los monstruos más clásicos. Por ejemplo, en el caso de Frankenstein, puedes forrar la puerta de entrada de color verde y poner con cartulina o fieltro los ojos, cejas, boca y pelo.

También podrías hacer al conde Drácula, al hombre lobo, etc.

decorar puerta Halloween
Fuente: Aliexpress

Llena de calabazas

¿Qué elemento es característico de Halloween? Exacto, las calabazas. Pues bien, como no queremos que te digan nada por dejar calabazas en el suelo, puedes hacer calabazas de fieltro o de cartulina, de distintos tamaños, y pegarlas en la puerta. De esta manera toda la puerta aparecerá de un color naranja.

Además, como extra, podrías hacer muñequitos de calabazas pequeñas para colgarlos del techo. ¡Quedarán preciosas!

Un esqueleto ‘presentable’

Otra de las decoraciones de la puerta de casa es la de poner un esqueleto. Este puede ser uno que compres en alguna tienda y lo cuelgues en tu puerta o bien uno hecho con cartulina.

Lo mejor es el comprado, porque tendrá volumen si es de plástico e incluso podrían jugar con él o hacer que fuera la mano huesuda del esqueleto la que tocara la puerta.

Telarañas y arañas

Vamos ahora con las arañas. Si tienes un peluche de araña, podrías colgarlo en la puerta, pero si no, puedes hacer una con cartulina, fieltro, etc. que te sirve para ponerla.

En cuanto a las telarañas, en las tiendas venden sprays que las hacen fácilmente, así que solo es cuestión de comprarlos y echarla por la puerta para que quede un aspecto muy intimidante, sobre todo para los que odian a esos bichos.

De momia

Sin duda otra de las decoraciones de la puerta de casa para Halloween más fácil es esta de momia, que se puede hacer sencillamente con papel higiénico y dos círculos negros de fieltro o cartulina.

Lo único que hay que hacer es forrar la puerta con papel higiénico y poner los ojos un poco más arriba del centro para que parezca una momia de verdad.

Hay muchísimas formas más de decorar la puerta de casa para Halloween, así que solo dedica un poco de tiempo a ver cómo podrías sorprender a todos los vecinos con algo aterrador y desconcertante. Seguro que más de uno acaba copiándote.

Ir arriba