Encimeras de cocina: estas son las que hay y esta es la mejor

Fuente

Uno de los elementos característicos de las cocinas son las encimeras. Es algo imprescindible ya que sobre ellas se cocina, se colocan elementos decorativos, etc. Por eso, necesitan ser funcionales. Pero, también, decorativas.

Antiguamente las encimeras solo se colocaban de un material que era resistente y que servía para esas funciones. Pero hoy día los avances permiten elegir entre otros materiales, aunque todos ellos tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Eso mismo es de lo que vamos a hablarte hoy.

Los tipos de materiales para encimeras de cocinas

Las encimeras, aunque no te lo creas, son la parte de la cocina que más sufre debido a que cortamos sobre ella, se mancha, pueden llenarse de agua, etc. Todo eso repercute en su «vida», ya que hará que dure más o menos según el material que utilices en ella.

Ahora bien, en el mercado puedes encontrarte con distintos materiales que te permiten tener algo más de libertad para combinar estética y funcionalidad. Pero para ello, necesitas conocer todos los materiales que hay.

En concreto, son estos:

Mármol

El mármol es uno de los materiales que lleva utilizándose para encimeras de cocina largo tiempo. Y esto es debido a las ventajas, tanto funcionales como estéticas. De hecho, tenemos:

1. No hay dos iguales. El mármol es uno de los materiales que, por el hecho de ser natural, no tienes otro que pueda salir igual porque las vetas son totalmente diferentes. Por eso, cuando se usa en encimeras, cada una es diferente.

2. No utiliza productos tóxicos a la hora de manipularlo. Esto significa que vamos a tener mayor seguridad de que todo lo que toque el mármol no se va a «envenenar» ni le afectará cualquier producto con el que el mármol haya sido tratado.

3. Su color se mantiene mucho tiempo. No solo eso, sino que es difícil de romper y tiene que pasar mucho tiempo para que se vea deteriorado, razón por la que muchos los escogen.

A pesar de todo, hay dos desventajas a tener en cuenta con el mármol:

Por un lado, el hecho de que es un material natural poroso, lo cual hace que se pueda manchar con facilidad (y que esa mancha no salga). Para solucionarlo, muchos mármoles para encimeras de cocina vienen con tratamientos que hacen que el material no absorba líquidos, y que no es tóxico (así que no habría problema con ello).

Por otro lado, es un material delicado y cuando se fuerza, puede romperse (por ejemplo al cortar con el cuchillo que quede alguna señal si este da en el mármol).

Fuente

Granito

Otro de los materiales muy utilizados como encimeras de cocina es el granito. Tiene la ventaja, sobre el anterior, en que es menos delicado. De hecho, se dice que es la piedra más resistente del mercado y el ideal para una casa con mucho ajetreo en la cocina.

Entre las ventajas destaca no solo la durabilidad de la piedra, sino también el hecho de que no se queme ni se raye.

Ahora bien, también hay desventajas, y son a nivel estético porque la mayoría de granitos suelen tener un diseño que llega a cansar por el dibujo tan marcado que tienen. Pero si no te importa demasiado eso, o puedes combinarlo con el resto de tu cocina, adelante con ello.

Silestone

Para aquellos que busquen un material que sea antibacteriano, el silestone es el más adecuado. Son resistentes, no se manchan y tampoco se rayan. Además, este material está compuesto por un 94% de cuarzo natural, lo que le da una durabilidad bastante alta.

Lo bueno de este material es que puedes encontrarlo en muchos acabados diferentes, así como colores. Ahora bien, es un material al que le afectan las altas temperaturas, pudiendo llegar a quemarse si colocas ollas o sartenes calientes sobre él.

Maderas laminadas o aglomeradas

¿No has pensado en encimeras de cocina de madera? Muchos sabes que utilizar un material natural como es la madera aporta calidez y también elegancia. Además, le dan, estéticamente, una visión curiosa a la cocina y puedes tener diferentes acabados.

Pero quizá lo primero que te venga a la cabeza es el hecho de que la madera y el agua no se llevan bien; igual que la madera y las altas temperaturas. En ambos casos este material es sensible y podría perder su estética (por un lado hinchándose y viéndose mal; y por otro lado dejando una marca de quemadura).

Fuente

Neolith

Otro material naturales que tienes para las encimeras de cocina es el Neolith. Es una mezcla de tres productos naturales: granito, vidrio y óxidos naturales.

Entre las ventajas que obtienes con este material está:

1. Es resistente a rayaduras y a altas temperaturas, lo cual implica que sea un material que aguante el ajetreo de una cocina.

2. Resiste químicos y rayos UV.

3. Se puede encontrar en grandes formatos, lo que implica que no tienes que tener separaciones ni juntas en la plancha, podrías crear una grande completa.

Ahora bien, todas estas virtudes se apagan un poco en el hecho de que, a pesar de que es dura, puede partirse y en el precio que alcanza este material.

Dekton

Finalmente tienes el Dekton, una combinación de vidrio, porcelana y cuarzo. Y actualmente el mejor material que puedes elegir para las encimeras de la cocina.

Es muy resistente al rayado, a las manchas, a las temperaturas y no es poroso. Dispone además de varios acabado y colores diferentes, pudiendo tener algunos que simulen a otro tipo de materiales.

El único problema en este caso es el precio, que es bastante elevado (hablamos de 400 o más euros el metro de este material).

Ahora te toca a ti tomar la decisión final sobre cuál será el material de tu encimera.