Hábitos que tienes y que están estropeando tu ropa en el armario

ropa armario
Fuente: pixabay

Seguro que hay ocasiones en las que abres el armario y, cuando vas a coger algo que quieres ponerte, resulta que está en mal estado, y eso que no te lo has puesto mucho. Pero, ¿qué le ha pasado? Si lo has tenido dentro del armario… ¿cómo se puede estropear?

Pues, aunque no lo creas, es debido a tus malos hábitos a la hora de guardar la ropa en el armario, y es que, si darte cuenta, puede que estés haciendo mal algunas cosas. Pero, ¿cuáles?

Guardar la ropa en el armario, todo un arte

Al margen de que seas ordenado o desordenado, el hecho de cómo se guarda la ropa es también importante, porque implica que esta se mantenga en buen estado más tiempo o que, al final, acabes tirándola sin apenas haberle dado uso a la misma.

De hecho, hay algunos hábitos que tenemos, creamos o heredamos que lo único que hacen es perjudicar las prendas de ropa. Si quieres saber cuales son para dejar de estropear tu ropa en el armario, toma nota, porque seguro que alguno de ellos lo estás cometiendo ahora mismo.

ropa armario
Fuente: pixabay

Prendas de punto

¿Tienes un jersey, unos pantalones, una chaqueta de punto? Pues una de las peores cosas que puedes hacer es colgarlos en una percha. Sí, como lees. Los jerséis es posible que no, pero seguro que una chaqueta de punto o unos pantalones los tienes en el armario. En una percha.

Pues bien, eso lo único que consigue es que se estire mucho más, llegando a estarte grande.

Zapatos

¿Guardas los zapatos en el armario? Muchas personas tienen un espacio destinado para los zapatos, y cuando llegan a casa y se los quitan, los guardan. Craso error.

Y es que, aunque tú no notes el mal olor, puede estar ahí, y en un recinto cerrado va a «perfumar» todo el interior. Por eso, lo mejor que puedes hacer es airearlos antes de guardarlos. ¿Cómo? Pues sácalos a una ventana, balcón, terraza, etc. y deja que estén ahí toda la noche. De esa forma se eliminarán los malos olores (y también los gérmenes). Para el interior del zapato, sobre todo si huele, puedes usar bicarbonato de sodio.

ropa armario
Fuente: pixabay

Ropa

Imagina que te pedimos que abras tu armario. Lo haces y ves que tienes colgadas chaquetas, cazadoras, abrigos, camisas… Todo bien puesto. Pero, ¿tienen abrochados todos los botones? ¿Y las cremalleras? A veces lo que hacemos es guardarlos sin más, no dedicamos tiempo a poner todos los botones o a cerrar las cremalleras. Y en realidad eso que no hacemos es un hábito que deberías desterrar.

El motivo es que si no lo haces, las prendas tenderán a deformarse, sobre todo porque en la percha pueden tener una posición que ayuda a que pierdan su forma original. Por eso, para evitarlo, lo mejor que puedes hacer es dedicarle unos minutos a abrochar botones y cerrar cremalleras.

Ropa

¿Cómo guardas la ropa que te pones? A veces, tendemos a meter cosas en los bolsillos y, cuando pasado un tiempo nos lo ponemos de nuevas, nos encontramos «tesoros». El problema es que estos pueden ser buenos o malos. Y esos últimos deterioran el estado de tu ropa.

Así que, antes de guardar la ropa en el armario, cerciórate de dos cosas: Una, que está bien para guardarla en lugar de echar la prenda a lavar; y dos, que no tiene nada en los bolsillos que pudiera afectar a su estado (o hacer que se deforme por esa parte).

Además, tienes que tener cuidado con esa ropa que has usado. Porque sí, está limpia y vas a guardarla para otra vez, pero necesitas, antes de meterla en el armario, airearla. ¿Cómo? Lo mejor es que lo saques al balcón, terraza… para que le dé el aire al menos 24 horas antes de que la metas en un espacio cerrado. Y cuidado, porque si has echado colonia en la ropa, esta puede que no se vaya y es mejor lavarla antes de que impregne otras prendas con el mismo olor.

ropa armario
Fuente: pixabay

Apilar y apretar la ropa

¿Tienes mucha ropa en el armario? A menudo, acumulamos un montón de ropa que, después, no nos ponemos (porque siempre acabamos poniéndonos lo mismo de siempre). El problema es que, si tu armario está muy lleno, lo único que vas a conseguir es que la ropa se arrugue mucho más, que haya frotamiento entre prendas (y algunas pueden deteriorarse, o peor aún, tintarse entre ellas)… Por eso, siempre que puedas intenta tener un armario más libre y que solo tenga aquello que de verdad te pones.

Eso implica quitar la ropa que no te pongas, o que ya está mal y colocarla en otro sitio, venderla o donarla. Así también conseguirás un mejor orden en el armario y, con ello, tener más espacio (no precisamente para comprar más ropa, sino para no arruinar aquella que tienes).