Estas ideas de decoración con plantas colgantes se te antojarán para tu hogar

decoración con plantas colgantes
Fuente

Si te gustan las plantas colgantes, seguro que en el jardín de casa tienes alguna. Pero también en tu interior puedes considerar la decoración con plantas colgantes. Lo único que necesitas es verla de una manera diferente.

Por eso, hemos pensado en ayudarte a hacerlo con estas ideas que te traemos. Seguro que alguna te encandila.

Decoración con plantas colgantes para dar un aspecto diferente a tu hogar

Si eres un amante de las plantas, estas ideas con ellas te gustarán, y evitarás el que estén siempre ocupando espacio en muebles, porque las vamos a colgar de maneras originales y divertidas.

1. Plantas colgantes y macramé

Una de las ideas que podemos darte para la decoración con plantas colgantes es la más habitual que se ven. Ya que muchas veces verás las plantas colgadas con cuerdas o plásticos. Sin embargo, ¿por qué no hacer que se vean más bonitas?

Para ello no hay más que sustituir la cuerda o el plástico que usas para colgarla y ponerlo con macramé, que también hará las veces de decoración y te ayudará a que se vean muchísimo mejor. ¿No crees que podrías considerarlo?

Hay muchas formas de hacerlo, así que solo tienes que pensar en lo que te gustaría y, si eres manitas, ponerte a ello.

decoración con plantas colgantes
Fuente

2. Decoración de plantas colgantes con ollas y otros utensilios

Un lapicero, una olla vieja, incluso una bota que ya no te pongas. Todo eso puede dar otra visión a tus plantas y hacer que la decoración sea mucho más bonita que con la simple maceta. Para que te hagas una idea, lo que tienes que hacer es buscar una olla, o lo que se te ocurra, y ponerle dentro de la planta, con maceta y todo. Esa olla se convertirá en una «protectora», y al mismo tiempo le dará un aspecto diferente a la planta.

Lo mismo puedes hacer con los escurridores de cocina o cestas de mimbre.

3. Decorar las macetas de plantas colgantes

Otra opción, que para muchos es más sencilla, es la de pintar las macetas. Pero no solo pintarlas y ya está, sino hacerlas llamativas. Así, puedes considerar el pintarlas de colores, a juego con las habitaciones donde estén, o bien conseguir un bonito efecto combinando varias de ellas.

También puedes decorarla de un color sólido y pintarle algún motivo, como una cara, o algo parecido. Y, si no se ta da bien eso, afortunadamente en el mercado tienes disponibles varias pegatinas de cara que te pueden ayudar a conseguir ese efecto.

4. Plantas colgantes diferentes

Si no tienes mucho espacio en casa, o las plantas te gustan pero no demasiado, siempre puedes hacer una pequeña decoración con ellas de una manera diferente. Verás. Coge un corcho. Seguro que hay alguno en tu casa de las botellas de vino, sidra, etc.

Ahora, con cuidado, trata de hacer una agujero más o menos profundo y ancho en el centro del corcho. Ese punto va a ser el lugar donde vamos a tener una planta, así que ya te puedes hacer una idea de cómo queremos que sea. No tienes que perforar hasta abajo, para que se mantenga lo que vamos a hacer. Pero sí conviene que le des algunos agujeritos pequeños para que respire por ahí la planta.

decoración con plantas colgantes
Fuente

A continuación llénalo de tierra. Ahora solo queda poner la plantita. Como decoración puedes plantearte tenerla pegándole un imán y poniéndola en el frigorífico. Y para regarla solo harán falta unas gotas de agua. ¿A que tu nevera no será igual si lo haces así? Cuanto menos, original es.

5. Decoración de plantas colgantes en caracolas, conchas…

Algo similar a lo que te hemos explicado antes es esta forma. Se trata de usar las conchas y caracolas que habrás recogido en la playa (o comprado en tiendas) para que ellas mismas sirvan de maceta para las plantas colgantes.

Normalmente estas se utilizan en plantas que no requieren de tierra, como por ejemplo el «clavel del aire». Eso sí, debes tener en cuenta que algunas veces ese tipo de plantas van colgadas al revés, por lo que se verán antes las conchas y caracolas que la propia planta, por si prefieres pintarla antes.

6. El arte del kokedama

¿Sabes lo que es el kokedama? Se trata de una técnica japonesa de jardinería. En ella lo que tienes que hacer es meter una planta en una bola de musgo y sustrato. El resultado es que tienes una bola de la que va creciendo una planta en su interior. Normalmente se usan plantas de interior pero lo cierto es que se puede hacer con cualquiera.

Eso sí, colgadas quedan muchísimo mejor.

Los kokedama se pueden hacer en casa o comprar hechos, pero hay que tener en cuenta que, muchas veces, ese musgo que lleva al comprarlo puede acabar desapareciendo. Aun así, el resultado es muy bonito.