Ideas para decorar la mesa y hacerla funcional y elegante

decorar la mesa
Fuente: Pixabay

Cuando invitas a tus familiares o amigos a comer, es normal que quieras agasajarlos, hacer que se sientan bien y, sobre todo, que queden maravillados con todo lo que ven, comen, beben… ¿A que sí? Sin embargo, a la hora de decorar la mesa, uno de los grandes problemas que se tienen es el hecho de que, a veces, la elegancia y lo funcional no parecen casar.

O bien la recargamos demasiado, o bien utilizamos accesorios decorativos que, al final, son una molestia y no nos ayudan a establecer una buena relación. Por eso, ¿quieres algunas ideas para decorar la mesa y que sea funcional y elegante al mismo tiempo?

Ideas para decorar la mesa: el equilibrio entre lo mucho, lo poco, lo funcional y lo elegante

Imagina que has invitado a cinco o seis personas a comer. Has dispuesto la mesa y la has decorado preciosa. Ni mucho ni poco, y en lugares que opinas que no van a molestar. Pero, conforme se sientan, resulta que esos accesorios decorativos se convierten en un problema para la comunicación. ¡No pueden hablar los de enfrente porque no se ven las caras!

Si a eso le unes que, cuando empieces a sacar platos para que todo el mundo se siente, van a estorbar salvo que pongas una mesa grande, ya tienes otro problema. Así que, ¿qué tal si usas estas ideas para decorar la mesa?

decorar la mesa
Fuente: Pixabay

Decorar la mesa con manteles

Los manteles no están ahí solo para que protejan tu mesa. También pueden ayudarte a decorar en sí misma evitando que tengas que colocar más accesorios para obtener un mismo resultado.

Por ejemplo, en Navidad, un mantel con motivos navideños puede ser perfecto para esos momentos, y así no tendrías que poner un centro de mesa (salvo que te quepa y no estorbe) o unas velas (que pueden ser un peligro si se vuelcan salvo que las uses Led).

Además, ahora los manteles no tienen por qué cubrir toda la mesa, puedes poner un mantel individual por cada persona de tal forma que eso en sí mismo sea la decoración de tu mesa. Le dará un toque de individualidad, sí, pero también ese aspecto de cuidar mucho los detalles y hacer uqe la persona que se va a sentar frente al plato (y en su sitio) esté a gusto.

Platos personalizados

Esto ya sí puede requerir una inversión mayor, pero es una buena idea, sobre todo si tus invitados a la hora de decorar la mesa son siempre los mismos. ¿Te imaginas que cada uno tenga su propio plato y, por ende, su propio espacio?

No nos referimos con esto a grabar su nombre en el plato, que también puede ser, sino más bien a coger algo que les guste y personalizar su plato, e incluso los cubiertos, con ese detalle. De esta forma, también indicas a la hora de decorar la mesa dónde va a ir cada persona.

decorar la mesa
Fuente: Pixabay

Decorar la mesa: Centros de mesa originales

Los centros de mesa no están reñidos cuando se decora la mesa. Es decir, puedes tenerlos, ser elegantes y además hacer funcional la mesa. Pero para ello has de saber escogerlos bien.

Y es que no basta con que lo veas bien y ya está. Tienes que ver si va a estorbar, sentarte y pedir a otra persona que se ponga enfrente y ver si podéis hablar sin tener que girar la cabeza o inclinar el tronco a un lado y otro para conversar con el del frente y los lados. ¿Se puede? ¿Y no estorba? Entonces es un buen aliado.

Con respecto al tipo de centro de mesa, dependerá del tipo de comida, celebración, etc. Pero en general, las flores nunca fallan.

Vasos de cristal

Los vasos de cristal, por esa transparencia que ofrecen, hacen un efecto muy elegante y, junto con la luz del sol, puedes obtener un resultado muy coqueto. Eso sí, hay muchas opciones donde elegir, incluidas las copas o vasos de colores (por ejemplo, para una reunión más informal en la que no importe tanto la elegancia sino la diversión y el ser creativo y original.

Si no tienes la mesa del comedor en un lugar donde le de la luz natural, es posible que no consigas el mismo efecto, pero el cristal en sí te dará esa elegancia que buscas y, al ser algo que vas a utilizar, es, además, funcional.

Decorar la mesa con detalles caseros

Imagina que imprimes el menú de lo que vas a poner y lo colocas encima de la servilleta de cada uno para que sepan lo que has preparado. Es como si fueran a un restaurante donde el menú ha sido cerrado. Pero claro, ese menú que tú has hecho está personalizado y puedes jugar con lo formal, lo informal, divertido, lo creativo… Es una forma de llamar la atención y, desde el primer momento, triunfar a la hora de decorar tu mesa.

Otra opción puede ser hacer servilleteros personalizados, o un tipo de decoración específica para ese momento de reunión.