Ideas para decorar tu belén de Navidad

decorar el belen de Navidad
Fuente: Pixabay

La época navideña tiene dos elementos tradicionales de la Navidad: por un lado, el árbol de Navidad que, sin duda, es el que decora más hogares en España y fuera de ella; por otro lado, el belén. Si bien, este último va en decadencia y hace que cada vez menos hogares lo pongan. Pero si eres de los que suele animarse a hacerlo, ¿qué tal si te proponemos una forma de decorar el belén?

A veces, si tienes espacio, o con unas sencillas ideas, puedes lograr un resultado increíble, de esos que nada más entrar en la habitación tu vista se va directamente a esa zona. Y es lo que te proponemos porque seguro que así consigues la mejor decoración del belén.

Decorar tu belén de manera asombrosa

Si eres de los que simplemente deja un hueco en un mueble o una mesa y colocas las cinco figuras clásicas (o tres solo) del belén, seguro que te mueres de envidia cuando vas a ver los belenes que ponen en la calle, o incluso los de amigos y familiares. Y es posible que pienses que, como tienen espacio, pueden permitirse todo eso.

Pero lo cierto es que, hasta un belén pequeño puede quedar muy bien decorado con solo unas ideas. Así que, ¿qué tal si le echas un vistazo a estas ideas?

Decorar tub belén en poco espacio

Si tu casa no tiene mucho espacio para poder colocar un gran belén, tendrás que ceñirte a las figuras más tradicionales, como pueden ser San José, la Virgen María y el niño Jesús. Si hay espacio, podrías poner el burro y la mula, pero, si no, con las tres figuras sería suficiente.

Ahora bien, ¿qué tal si le damos un poco de vida? Por ejemplo, podrías colocar las figuras lo más cerca unas de otras bajo un manto blanco, verde o incluso marrón. Después, puedes cerrarlos con una cúpula y meter unas luces para que, por la noche, esta se ilumine de una manera especial.

¿No crees que quedará más bonito así?

decorar el belen de Navidad
Fuente: Pixabay

Un gran belén cuando tienes espacio

Si quieres decorar un belén de Navidad y tienes espacio suficiente para hacerlo, lo mejor no solo es que tengas esas figuras necesarias (las imprescindibles) sino también otras como los pastorcillos, animales, Reyes Magos, etc.

No quiere decir que tengas que comprarlas todas ya, porque eso podría ser un desembolso demasiado elevado, pero sí puedes ir pensando, cada año, en ampliar con una figurita más. Mientras, puedes optar por colocar una mesa y cubrirla con un mantel de colores (blancos, azules, verdes) simulando diferentes escenas. Por supuesto, otros elementos como nieve artificial, césped, etc. puede ser una opción decorativa muy útil.

Lo mismo puedes hacer con casas y otras representaciones de la época, para darle más realismo a tu belén.

decorar el belen de Navidad
Fuente: Pixabay

No te olvides de la iluminación

No hay nada más navideño como la iluminación. Y es eso lo que puede marcar la diferencia. Si ya te hemos comentado antes cómo puedes darle un aspecto diferente a tu belén pequeño, lo normal es que lo sigas usando para belenes grandes, sea donde sea que lo quieras colocar.

Eso sí, conviene que escojas luces blancas porque van a ser las mejores para decorar tu belén de Navidad. Además, con ellas vas a poder crear sombras y hacer que el aspecto que obtengas sea más atractivo.

Coloca algo de niebla

Aunque no lo creas, el hecho de que un belén se oculte bajo un manto suave de niebla hace que se vea aún más bonito. Pero claro, lo difícil es conseguirlo en un belén casero, sobre todo porque eso te implicaría que tuvieras una bomba de niebla y que la activases y controlases que la niebla no se vaya a toda la casa.

Pero tenemos otra solución. Y es usar algodón pintado en gris claro. Puedes crear con ello la sensación de una niebla pero sin que tengas que preocuparte de encender o de controlar la niebla, porque lo que haces es que se vea como niebla.

decorar el belen de Navidad
Fuente: Pixabay

Presta atención a los detalles

Estos son muy importantes y conseguirán darle ese aspecto más realista. Por eso, prueba a hacer casas con pequeños huertos, ríos (que puedes crear con gelatina transparente o azul, por ejemplo), zonas de césped y flores, etc.

Todo ello hará que se vea como si estuvieras creando tu propio pueblo en el belén. Y aunque al principio no lo veas, cuando vayas consiguiendo más figuras y accesorios, tendrás un resultado más bonito.

Como ves, el belén de este año te puede quedar muy diferente a otros años con unos sencillos trucos para decorar el belén de Navidad. Así que aún estás a tiempo para crear el diseño perfecto que no podrás dejar de mirar una y otra vez. ¿Te animas a que se convierta en una tradición que pase a tus hijos y que cada vez sea más grande y hermoso?