Así renuevas tu baño con poco dinero

cuarto de baño
Fuente

El baño es uno de los lugares que, junto con la cocina, más quebraderos de cabeza nos puede dar. Ya no es solo el hecho de que se lleve más dinero a la hora de reformarlo, sino que puede tener problemas de humedad, filtración de agua, y otros que obligan a invertir más.

Por eso, muchas veces, cuando se piensa en redecorar el baño, la decisión no es fácil de tomarla por miedo a que pueda darnos sustos y pellizcos al bolsillo. Sin embargo, ¿sabes que puedes renovarlo con poco dinero? No, no estamos diciendo mentiras. Te lo vamos a probar

Dale una nueva vida a tu baño ¡casi gratis!

Tampoco te vamos a decir que con diez euros ya lo puedes renovar y que se vea otro. Lo cierto es que habrá que invertir un poco más. Pero desde luego no lo que puedes pensar que te va a costar. Y el resultado que obtienes será mucho mejor de lo que tú te crees. Así que, ¿nos ponemos a ello?

1. Azulejos

Si tienes azulejos, es posible que estés cansado de ellos. ¿Sabías que puedes pintarlos? Lo mejor en este caso es que preguntes a un profesional (en una tienda de pinturas) pero ya te decimos que sí. Hay pinturas especiales con las que podrías pintar los azulejos del baño y, con ello, hacer que tenga un aspecto totalmente diferente.

Así, no inviertes en tener que arrancar y colocar otros azulejos, lo que haces es dejar los tuyos y pintar encima. Eso sí, recuerda que si tienes dibujos, o colores fuertes, quizá tengas que darle dos o tres manos.

En este sentido, lo mejor es comprar pintura de buena calidad y que realmente sirva para cubrir los azulejos sin que, en tu próximo baño, la humedad haga que te lleves con la mano la pintura o que esta corra por los azulejos sin tú quererlo.

cuarto de baño
Fuente

2. Adiós bañera

Párate a pensar algo. ¿Cuántas veces al año llenas la bañera y te das un baño relajante? ¿Una? ¿Ninguna? Si dices pocas veces, la bañera está ocupando un espacio que no se merece. Y sí, puede ser que la inversión que tengas que hacer sea algo más elevada de lo que quieres, pero realmente merece la pena, y te vamos a decir por qué.

Cuando quitas la bañera, todo ese hueco puede ser para la ducha. Y eso implica tener espacio más que de sobra para tu baño. Hasta puedes poner un asiento y darte una ducha especial. O incluso una con efecto sauna.

Como ves, son beneficios lo que obtendrías, y un baño que se vería de otra forma.

3. Una pared diferente

En las habitaciones y dormitorios se lleva que una sola pared sea totalmente diferente de las otras. Es algo así como generar un contraste. Y es eso exactamente lo que se busca en los baños. Por eso, escogiendo siempre la pared del lavabo, píntala de otro color. O coloca algo que la haga destacar, como podría ser papel, un revestimiento de madera, etc.

Hará que se vea diferente, e incluso puedes crear el efecto de más amplitud.

cuarto de baño
Fuente

4. Dale otro toque a los accesorios del baño

Igual que has hecho con los azulejos, al pintarlos, es posible que también pudieras hacerlo con los accesorios del baño. Pero además de eso, se nos han ocurrido otras ideas igual de buenas y que no te supondrán un desembolso de dinero elevado.

Y es que puedes cambiar los grifos, o las tapas (como la tapa del WC). Hoy día hay muchas ofertas con tapas que, aunque no sean las originales, sí son compatibles y valen mucho menos que las de marca. Así que podrías cambiarlas por algo así dándole otro toque a tu baño.

Y en el caso de los grifos, modernizarlos hará que se vea más nuevo, y eso se nota al entrar en él. Además, hay de muchos precios, así que tendrás donde escoger una vez tengas establecido el límite que te quieres gastar.

cuarto de baño
Fuente

5. Un espejo, pero no cualquier espejo

Los espejos son un elemento que se relaciona mucho con los baños. Pero no vale cualquier espejo, y es un error que se comete a menudo. Hace falta que elijas uno que le dé personalidad a tu baño. Y da igual si es redondo, rectangular, con un marco diferente.

Es decir, dile adiós a ese espejo soso que tienes y busca uno que te diga algo. O incluso uno que tú puedas decorar, porque podrías pegar en el marco unas piedras de río (y en el suelo del lavabo) creando una sensación natural única. ¿Te imaginas algo así?

Como ves, renovar el baño no implica gastar una gran cantidad de dinero, ni siquiera hacer obra si no se quiere. Solo tienes que darle una visión diferente a la que tenía. Y eso puede ser por mucho menos de lo que pensabas. Así que ya no hay excusa para no hacerlo.