Plantas para gatos: cuáles son las más seguras

plantas para gatos
Fuente: Pixabay

Si eres un amante de las plantas, y además de los gatos, sabes que, muchas veces, vas a tener que elegir entre una y otra. Muchas de las plantas, sobre todo las de interior, son «tóxicas» para nuestros felinos y eso hace que, en el momento menos pensado, ataquen a la planta y, con ello, se envenenen ellos mismos (hasta el punto causarse la muerte). Como no queremos que pase eso, ¿qué tal si echas un vistazo a las plantas para gatos que son seguras?

Y es que, aunque hay muchísimas plantas habituales en las casas que son venenosas para la mascota, hay otras que no van a suponer ningún problema. Ahora bien, ¿cuáles son esas plantas para gatos seguras? Te damos un listado de ellas?

plantas para gatos
Fuente: Pixabay

Calatea

Esta planta de interior es una de las más inofensivas para el gato, y para el perro. Esta se caracteriza por tener unas hojas amplias con un curioso dibujo dentro de ellas que la hará adictiva. ¡No podrás quitar la vista de encima de ella! También llamada «planta de la oración», solo necesitará luminosidad y humedad para estar sana y crecer bien.

Puedes encontrarla en distintas tonalidades, desde rojo, verde, naranja, etc.Entre los cuidados que va a necesitar, como cualquier planta de interior, es algo de luminosidad y también agua pero sin encharcarla ni dejarle agua en un plato debajo.

Rosario de corazones

Esta planta colgante es una de las más bonitas, sobre todo si te gustan las plantas cuyas hojas se parecen a corazones (más aún cuando estos son entre verde y rojizo). Ahora bien, de las plantas para gatos, esta es quizá de las que más va a sufrir a manos de tu amigo peludo.

Y es que, como te hemos dicho, es una planta colgante. Sus ramas, bastante largas, caerán y pueden ser el juguete perfecto para un gato que no dudará en acercarse y jugar con ella. Al moverse, se animará más. Y eso provocará que la maceta pueda precipitarse al suelo con lo que la planta al final acaba sufriendo.

plantas para gatos
Fuente: Pixabay

Orquídeas

Las orquídeas son una de las plantas para gatos seguras. Su gran belleza la hace una de las mejores plantas de interior, pero con los gatos también porque no afectará en su salud lo más mínimo. Tampoco es cuestión de que la muerda o que la tire, pero al menos estarás seguro de que no es tóxica.

En cuanto a los cuidados, las orquídeas necesitan estar en interior, ya que así se les proporciona una temperatura cálida (por ejemplo, en la cocina). También necesitan mucha luz (pero no directa) y algo de humedad y de riego, pero no demasiado.

Hierba de gato, de las plantas para gatos más recomendables

La hierba de gato es conocida también como menta gatuna, y no solo es una de las plantas para gatos no tóxica, sino que es de las más recomendables tener con gatos porque les ayudará a evitar las bolas de pelo temidas.

Puedes encontrar semillas de hierba de gato fácilmente y en cuestión de semanas la tendrás ya grande (son de crecimiento muy rápido). Para ello, lo único que necesitas es luz solar y 2-3 riegos a la semana.

Que no te dé pena dejarle la maceta al alcance de tu gato para que pueda jugar con ello. Eso sí, cuidado, porque hay gatos a los que esta hierba gatera les relaja pero, para otros, es un incitador, lo que hará que se vuelva más nervioso.

Helecho

El helecho es una de las plantas purificadoras más conocidas. Pero también una de las más seguras para las mascotas. En el caso de los gatos, no pasará nada que se acerquen a ella, aunque sí deberías controlar que no vayan a romperle sus hojas y ramitas.

No necesita apenas de agua pero sí de humedad. Ubícala en una zona luminosa pero con sombra. Podrás tenerla en tu habitación por la noche sin miedo a que te «robe» el oxígeno, al contrario, te lo dará.

Palma amarilla

Quizá más conocida como palmera areca, es una de las plantas para gatos segura que podrás tener sin preocuparte de que le cause algún dato por acercarse a ella.

Eso sí, necesita de luz indirecta durante varias horas así como de una temperatura estable en la medida de lo posible y un riego no excesivo.

Cactus y suculentas, plantas para gatos perfectas

Estas dos plantas son seguras para los gatos, si bien en el caso de los cactus te recomendamos escoger uno sin espinas, como puede ser el cactus cebra.

No requieren apenas cuidados. Solo un riego de vez en cuando y algo de luminosidad, pero no luz directa ya que puede acabar matándolos.

Como ves, muchas plantas para gatos son habituales en las casas, pero hay muchas otras, como el tronco de Brasil, Aloe vera, las rosas o la flor de Pascua que son un verdadero peligro para tus gatos y, en general, para las mascotas.