Suelos ideales para tu casa si tienes mascota

suelos mascotas
Fuente: Pixabay

Hoy día tener una mascota en casa no es algo tan descabellado como puedas pensar. De hecho, hay estudios en los que advierten que las personas preferimos tener un perro, gato u otra mascota antes que un hijo. Por eso, adaptar tu hogar a un animal es importante y, uno de los elementos que debes cuidar es, sin duda, los suelos.

Cuántas veces habrás visto que tu perro o tu gato se resbala al caminar o correr en el suelo; o que este a acabado arañado debido a las uñas. Si te ha pasado, ¿sabes que hay suelos para mascotas que son los más indicados para una convivencia adecuada para todos? Conócelos.

Suelos para mascotas: estos son los mejores

suelos mascotas
Fuente: Pixabay

Ahora mismo las mascotas son uno más en la familia. Son como nuestros hijos, hermanos, compañeros… e intentamos por todos los medios que se sientan a gusto. Si nos basamos en la Red Española de Identificación de Animales de Compañía, hay 13 millones de mascotas en España (y esas son solo las registradas, ya que sabemos que habrá muchas más).

Por eso, tenerlo en casa implica preparar un lugar para ellos y mantener una buena limpieza para que no haya problemas de olores, suciedad, alergias, etc. En el caso de los suelos, estos no los tenemos en cuenta hasta que vemos que la mascota no anda bien, se resbala, etc. Para solucionarlo, lo mejor es utilizar suelos con materiales adecuados para las mascotas. ¿Y cuáles son esos?

Pavimento

El pavimento es una de las primeras soluciones que te recomendamos porque es muy resistente, lo que impedirá que se dañe si un perro o un gato se pone a arañar con sus uñas. Además, es fácil de limpiar, lo que ayuda mucho cuando tienes una mascota. Con pasar una fregona a menudo con él o el aspirador es más que suficiente para mantenerlo limpio e impecable.

En cuanto a las manchas, si se retiran a tiempo no habrá problema. Si se dejan tiempo (porque no te has dado cuenta) pueden incrustarse en el suelo, pero hay productos que te ayudarían a solucionarlo.

Suelos de acabado rugoso

Sí, para ti no van a ser agradables, sobre todo si eres de los que camina descalzo por el suelo. Pero para las mascotas es casi un imprescindible debido a que les gusta correr y estar cayéndose continuamente lo único que provocará es que, en una de esas, puedan hacerse daño de verdad.

Por eso, hay que intentar buscar suelos con acabados rugosos y evitar los que sean brillantes o con superficies pulidas porque acabarán resbalándose en ellos.

Suelos de cerámica

¿Crees que los suelos de cerámica no son los adecuados para las mascotas? Pues te equivocas. Hablamos de la cerámica moderna, como es el gres porcelánico. Estos suelos se caracterizan por ser muy resistentes y a prueba de «uñas» ya que no se van a rayar fácilmente.

Es poco poroso, con lo que no va a absorber las manchas ni la humedad. A cambio, se limpia muy bien con una fregona o el aspirador.

Cemento pulido

Otro de los suelos para mascotas que puedes considerar es este, el cemento pulido. Y antes de que hayas a pensar nada, ten en cuenta que es una de las características del estilo industrial. La decoración industrial se puso de moda en 2020 y aún sigue llevándose, así que puedes considerarlo si vives con perros o gatos.

Entre los beneficios que te encuentras está el ser impermeable a la humedad, fácil de limpiar y continuo (no notarás que hay cortes en el suelo). Lo único es que a muchos les parece demasiado frío y «soso». Si es así podrías usar alfombras, aunque con las mascotas no te las recomendamos (salvo que quieras estar poniendo lavadoras casi todas las semanas).

suelos mascotas
Fuente: Pixabay

Suelos para mascotas: vinílicos

Si no quieres renunciar a tener madera en el suelo, ¿qué tal si pruebas con los suelos vinílicos? Estos se asemejan a la madera, en cuanto textura y apariencia, pero no lo son, lo que permite que sean más resistentes para las mascotas y además se limpien fácilmente.

Piedra natural

Tener un suelo de piedra natural le aporta una elegancia extra a tu casa. Tienes que escoger piedras que tengan texturas rugosas y antideslizantes, como puede ser el caso de la pizarra o la piedra caliza, ya que si escoges piedras más brillantes o suaves, corres el riesgo de poner en problemas a tu mascota con los resbalones.

La elección de los suelos para mascotas ya depende de ti y del presupuesto que puedas destinar para tu casa. Y es que algunos materiales son más caros que otros. Nuestra recomendación es que consideres las ventajas y desventajas de cada tipo de suelo, que preguntes si tienen más opciones, y una vez puesto todo en la balanza, junto con el precio, tomes la decisión más acertada para tu caso.