Trucos para que tu dormitorio parezca más grande

dormitorio mas grande
Fuente: Pixabay

Hay ocasiones ne las que el dormitorio que tienes, ya sea uno de matrimonio o uno individual, es pequeño. No tienes muchos metros cuadrados y, con la cama y los elementos que tienes dentro, parece aún más pequeño. Pero, ¿y si te decimos que eso se puede solucionar?

Pues sí, hay muchas cosas que puedes hacer para que tu dormitorio parezca más grande de lo que es, y todos ellos están al alcance de ti porque solo debes considerar hacer algunos mínimos cambios.

Haciendo que tu dormitorio sea más grande de lo que es

No, no vamos a pedirte que cojas un martillo y empieces a destrozar una pared para unir dos habitaciones en una. Más que nada porque es costoso, tiene que hacerlo un profesional y además es posible que la otra habitación también sea importante para ti.

Pero sí que vamos a darte algunos trucos que funcionan muy bien y que te ayudarán a que ese cuarto que ahora ves demasiado pequeño, sea un lugar más amplio visualmente. Y todo está en la organización.

Paredes claras

Pues sí, uno de los primeros cambios que debes hacer es en cuanto a las paredes. ¿Cómo las tienes? A menudo, las paredes de los dormitorios cambian con respecto a otras zonas de la casa, como es el salón, el pasillo… Pero en este caso, ¿qué color tienes en tus paredes? ¿Y en el techo?

Para empezar, necesitas que el techo sea blanco, porque le da luminosidad a toda la estancia; y además amplitud. Y en cuanto a las paredes, intenta utilizar colores claros, y a poder ser fríos. Tipo azul, verde, violeta, gris… Todos ellos dan una profundidad a los metros cuadrados que tienes, y visualmente conseguirás más amplitud.

Y un truco extra, pinta UNA sola pared de un color algo más fuerte (oscuro) que el resto. Aunque no lo creas, el hecho de hacer eso engaña al ojo humano haciendo que la habitación sea aún mayor.

Intenta escoger los muebles adecuados

Uno de los problemas en los dormitorios es que pensamos que podemos meter de todo en ellos. Y no es así. Realmente, ¿qué necesitas para tener un dormitorio? Una cama, un armario y un mueble. Poco más. Así que si te ciñes a ese estilo más minimalista dejarás más espacio para moverte en ella.

Todo lo que no sea imprescindible deberías dejarlo a un lado, porque lo único que hace es ocupar espacio. En cambio, si escoges solo unos cuantos, la cosa cambia.

Y hablando de muebles, tienes dos opciones: optar por muebles multifuncionales (que te harán tener más espacio), o bien muebles con patas. ¿Por qué estos últimos? Imagina una cama con cajones debajo y una cama con patas. ¿Cuál de las dos te da una sensación de más abierta? La segunda, ¿verdad? Pues eso es lo que recomiendan los expertos en decoración.

Se busca que los propios muebles no sean «losas» dentro de la habitación que den la sensación de quitar metros de ella (y por tanto de hacerlo más pequeño y sobrecargado).

dormitorio mas grande
Fuente: Pixabay

Orden

Un dormitorio ordenado, es un dormitorio amplio. El problema es que, cuando lo conseguimos, no tardamos mucho tiempo en desordenarlo de nuevo, ¿a que sí? Pues para ello, hay que mentalizarse para tener todo donde debe estar, y limpio. El objetivo es que esa sensación que tienes de amplitud no la pierdas al cabo de unos días porque has dejado por medio ropa, o algunos objetos que realmente no sabes qué hacer con ellos.

A veces, es mejor que en el dormitorio solo entre aquello que realmente te es útil ahí. Y por útil nos referimos a que realmente le des un uso continuado en el tiempo. Si solo vas a estar un par de días, mejor sacarlo de allí porque no te servirá.

Busca la ligereza

Y esta se consigue muy bien. Por ejemplo, si tienes alfombra, quítala. Estas solo hacen que la habitación se vea más pequeña. Pero si no puedes vivir sin ella, apuesta por una más clara y ligera en cuanto a los materiales.

Lo mismo para la ropa de cama, apuesta por aquella que sea liviana, clarita (a poder ser de lino o de algodón). Y las cortinas, intenta buscar que sea de colores claros y que se vean muy ligeras.

dormitorio mas grande
Fuente: Pixabay

Apuesta por los espejos

Los espejos. O los objetos reflectantes. El objetivo de estos es que, colocados en zonas estratégicas de tu dormitorio, van a dar una sensación de amplitud y van a llevar la luz a todos los puntos que lo necesitan. Y eso hará que tengas una estancia más abierta, luminosa y sí, también más grande (aunque en realidad no sea así).

Por ejemplo, puedes poner un reflejo en la cómoda, un espejo de pie en alguna esquina… Eso sí, recuerda que tienes que jugar con la luz que tengas, ya sea luz natural (de la ventana o balcón) y la luz artificial, para que no haya deslumbramientos.