Cómo convertir un baño aburrido en un balneario de lujo

cuarto de bano

Hay veces que el baño se convierte en la estancia a la que menos atención le prestamos. Y, sin embargo, a la hora de usarla, es una de las que más visitamos a lo largo del día. A veces, es donde solemos encerrarnos para estar solos un rato, sin que nadie nos moleste. El problema es que esa sensación de paz, tranquilidad y de relajación no se consigue.

En ocasiones, esto se debe a que la decoración del baño no es la adecuada. En otras palabras, reconoce que tienes un baño aburrido. Afortunadamente, podemos transformarlo para que se convierta en todo un balneario de lujo. Y por menos de lo que estás pensando. ¿Nos ponemos manos a la obra?

De baño aburrido a la mejor habitación de tu casa

A lo largo del día, la visita al baño suele ser constante. A veces solo para cinco minutos, pero otras veces nos podemos tirar en ella mucho más tiempo, dependiendo de si tomamos una ducha, un baño, nos aseamos, etc. Por eso, tener un lugar que sea relajante, donde estés a gusto, es muy importante.

Pero casi siempre que pensamos en un baño lo único que vemos es un lugar pequeño con una estantería y los sanitarios. Nada más. Y en realidad no tiene por qué ser así.

Aquí te damos las claves para transformarlo a uno que parezca un balneario del que no quieras salir nunca.

espejos bano

Cambia los espejos

Los espejos son uno de los elementos imprescindibles en los baños, pero has de saber que, bien utilizados, podrían hacer que este fuera más grande de lo que es en realidad. Así que intenta darle un lavado de cada quitando el viejo y colocando uno nuevo.

Hay muchos modelos, pero los que te recomendamos son los que tienen iluminación por detrás, que le dan un aspecto más cálido a la estancia. Pero no te olvides que también debe tener la luz necesaria para poder realizar las tareas habituales de los baños.

Plantas decorativas

Hay algunas plantas que son perfectas para los baños, y que deben estar presentes en el tuyo para darle un aspecto más natural y vivo a ese lugar. Muchos optan por las plantas artificiales, pero nosotros te recomendamos las naturales, que se pueden tener en baños con o sin iluminación, y que la propia humedad de este consigue regarlo y mantener en perfecto estado.

Eso sí, no vayas a llenarlo demasiado. Con 1-3 plantas es suficiente para darle ese aspecto. Puedes escoger aquellas que son oxigenadoras (para los baños que son cerrados y no tienen ventanas) o pequeñas pero que no necesitan de luz solar.

Una pared diferente

Otra de las opciones que debes tener en cuenta para que pases de aburrido a de lujo son las paredes. Todas suelen ser iguales pero, ¿y si te decimos que cambies una sola? Puedes usar papel de pared (especial para los baño, eso sí) con el que cambiar por completo el efecto de tu baño.

Solo tienes que elegir el que mejor se adapte a ti y colocarlo.

El resultado visual va a ser directo, y hará que todo se vea de una forma mucho más llamativa, además de lujosa. ¿Qué pared usar? Pues siempre se recomienda que sea aquella que se quiera potenciar, bien porque está la ducha, el lavabo, etc.

Una alfombra de baño

zara home bano rebajas
Fuente: Pixabay

Normalmente la alfombra de baño, en los cuartos pequeños, suele estar recogida y solo cuando nos vamos a duchar la ponemos. Pero si tienes espacio suficiente opta por dejarla.

Y es que este elemento en sí mismo puede darle un aire más curioso a toda la estancia, consiguiendo así llamar la atención y que no sea aburrido verla. Eso sí, tendrías que cambiarla cada x meses para no cansarte de ese diseño.

Accesorios diferentes

Los cuartos de baño dejan poco a la imaginación, porque siempre debe haber los mismos elementos. Pero sí que puedes colocarlos con diseños originales, diferentes, y que le aporten un toque exótico y relajante a todo el conjunto.

Por ejemplo, usando materiales como mimbre, madera, metal, bambú… Son elementos naturales que van a ser ideales para el baño.

Espacio de almacenaje ‘natural’

Y hablando de cosas naturales, además de los sanitarios, el baño suele tener espacio de almacenaje, bien una estantería, un mueble o algo similar. Normalmente lo escogemos de materiales que sabemos que soportan la humedad de esta estancia pero no quiere decir que no puedas escoger otro tipo de materiales que, como esos primeros, también se pueden usar.

De nuevo, te citamos el mimbre, el bambú, la madera… como algunos ejemplos en los que pensar para hacer esos muebles de almacenaje. Si los compras de buena calidad te pueden durar años.

Como ves, pasar de un baño aburrido a uno de balneario no es difícil, solo tienes que tener en cuenta el cambiar unos cuantos elementos de los habituales.

Ir arriba