Errores que hacen que tu salón no sea cómodo

salon

El salón es, junto con la cocina, una de las estancias en las que solemos pasar más tiempo en familia. Pero si este no se siente cómodo, hace que ese tiempo se nos convierta más en una tortura que en una bendición.

La culpa de esto tiene, en mucha proporción, la propia decoración del salón. Y es que, a veces, cometemos errores que hacen que no obtengamos todos los resultados positivos. Pero, ¿cuáles son estos?

Errores a la hora de decorar tu salón

Errores a la hora de decorar tu salón

Un salón normalmente es una estancia amplia donde te puedes reunir con las personas que conviven en la casa e incluso con familiares y amigos que van a verte. El problema es que si no está bien decorado, puede ser un poco agobiante o incluso estresante estar ahí (y ser el motivo por el que las personas no pasan mucho tiempo en tu casa).

Pero, ¿qué puede estar arruinando tus reuniones sociales?

Abusar de la decoración

Con esto nos estamos refiriendo a que coloques demasiados muebles de salón, lo que hace que, cuando quieres pasar a un lado, tengas que mirar bien dónde pisar y hacia dónde moverte para no tirar nada y llegar hasta tu objetivo.

Aunque eso para ti sea algo «normal», en realidad no lo es. Esta sala debe ser práctica, no un circuito de obstáculos hasta alcanzar la meta, ya sea esta el sofá, la tele o la salida.

Lo único que vas a conseguir es que se vea demasiado cargada y, por ende, incómoda para permanecer mucho tiempo en ella.

Para solucionarlo, solo tienes que ponerte en la entrada del salón y ver todo lo que «molesta» a la vista para que se vea un camino sencillo a recorrer, sin obstáculos y sin agobios.

Abusar del tamaño

Imagina que tienes una pared pequeña pero se te ocurre colgar cuadros enormes. O que en tu salón has decidido que tiene que haber un sofá de 5 plazas a pesar de que sois tres y de que prácticamente ocupa todo el espacio.

Todo eso que implica colocar elementos más grandes del espacio que tienes lo único que genera es una sensación de incomodidad increíble. Porque lo que hace es empequeñecer tu salón.

No hay que utilizar el 100% del espacio del salón, sino colocar objetos que sean perfectos para esas dimensiones sin que nos «roben» nada.

Tapar la luz

Un salón debe ser un espacio lo más luminoso posible. Es cierto que no en todas las casas se puede conseguir, porque puede ser que tengan trabas externas a la luz. Pero en aquellos que sí se puede un error garrafal es colocar delante de esa luminosidad un mueble o algo que impida el paso correcto de la luz.

Por eso, es importante no ubicar nunca el sofá, las estanterías o muebles tapando ventanas. Pero tampoco hay que cubrirlas con cortinas demasiado tupidas o que impidan el paso de luz. Es cierto que dependerá de dónde se viva y de la cantidad de luz que entre, por supuesto, pero es bueno que entre luz porque hace que sea más luminoso, espacioso y refrescante.

No uses una decoración única

Imagina que todos los muebles tienen el mismo color, o el mismo estampado. ¿No te cansarías de ver siempre lo mismo?

Por eso, los propios decoradores aconsejan que se utilicen al menos dos colores, o un estampado y un color que combinen para decorar de tal manera que se consigue armonía y una buena distribución de la decoración.

Todo en la pared

Un error habitual en casi todos los salones es el «pegar todo a la pared» para que así no estorbe en la línea visual. Pero en realidad, aunque no está mal, usarlo siempre puede ser contraproducente, porque puedes generar una sensación de vacío en el centro de la estancia.

Por eso, colocar el sofá en una zona que no sea de pared puede ayudar a separar ambientes o a lograr un cambio en el entorno.

Cómo acertar a la primera con la decoración del salón

Cómo acertar a la primera con la decoración del salón

Con todo esto no queremos decir que siempre se falle al decorar un salón, o que sea tan difícil que haya que contratar a un profesional. En realidad, cada vez tenemos más herramientas que nos ayudan a hacerlo como verdaderos profesionales.

Antes de ponerte a decorar, es importante saber con el espacio que contamos, y también con las circunstancias que lo afectan. Es decir, si tiene sol todo el día, si es solo unas horas, si no tiene posibilidad de sol, si hay algo que tape las vistas, etc. Todo eso se debe tener en cuenta porque en base a lo que se tiene y al espacio que influye en él se puede decorar de una manera de otra.

Una de las formas en que se decora es sobre papel, donde se ponen los elementos imprescindibles en cuanto a muebles para ver cómo quedaría el conjunto. Pero ahora también se puede hacer esto mismo con aplicaciones móviles que te dan un aspecto más realista y hacen que te hagas una mejor idea. No son difíciles de utilizar y te ayudan a acertar mucho más.

Tómate tu tiempo para decorar el salón y quedará mucho mejor, no solo en elementos a utilizar, sino también los colores que quieras utilizar para decorar.

Ir arriba