Todas las claves para elegir el sofá que mejor le va a tu salón

Que sea cómodo. Que te guste. Que sea resistente y soporte bien el uso diario. Son muchos los requisitos que tiene que cumplir este mueble, fundamental en todos los salones. Quizá por eso elegir el sofá que necesitas es una tarea tan complicada. Hoy te damos algunos consejos que seguro que te ayudan.

elegir el sofá
Fuente: Ikea

¿Estás pensando en redecorar tu salón? ¿Lo estás amueblando por primera vez? Sea cual sea la situación en la que te encuentres, tendrás que elegir el sofá más adecuado. Para que puedas hacerlo con acierto, aquí tienes algunas recomendaciones que seguro que te servirán.

Y es que decidirse por uno u otro modelo no resulta tan fácil como puede parecer en un principio. El sofá es una de las piezas más relevantes del salón (si no la más importante), y define su estilo. En él pasamos gran parte del tiempo de ocio que transcurre en casa, por lo que, además de decorativo, ha de ser muy confortable.

Piensa en qué necesitas antes de elegir el sofá

Fuente: Portobello Street

Valora las necesidades que tienes antes de decidirte por un sofá u otro, porque eso te dará la clave del éxito. Una familia con niños pequeños no necesita el mismo sofá que una persona que vive sola.

El tamaño es una de las primeras cuestiones que has de tener en cuenta. Y no solo las dimensiones del sofá en sí, sino también el espacio en el que vas a colocarlo. No tiene sentido elegir un sofá muy grande en un salón pequeño, ¿no crees? Ni tampoco al revés. Siempre es posible elegir otras opciones si necesitas muchos asientos.

Fuente: Anthropologie

La estructura del sofá ha de ser resistente y robusta, a ser posible de madera maciza. Esto es importante para que tu nuevo sofá resulte duradero y se mantenga en perfectas condiciones durante mucho tiempo. También las patas han de ser resistentes. Piensa que el sofá se somete a un uso continuo en la mayoría de las casas de hoy.

La comodidad, un punto clave

Fuente: Ikea

Son muchos los factores que determinan que un sofá sea más o menos cómodo. Para empezar, has de tener en cuenta el diseño. Piensa que, por muy bonito que te parezca un modelo concreto, también ha de ser confortable.

Los modelos de respaldo muy bajo, por ejemplo, pueden ser muy decorativos, pero también algo incómodos si has de sentarte a diario. También es importante que tenga los asientos anchos, para poder dormir la siesta si es que te gusta.

Fuente: Portobello Street

El relleno de los asientos es otro aspecto a tener en cuenta, ya que van a determinar la comodidad del sofá. Pueden ser de espuma de alta densidad (si buscas calidad asegúrate de que es de, al menos, 30 kg/m3 para los asientos, y de 20 kg/m3 en los respaldos).

Otro material muy adecuado para el relleno de los asientos es la viscoelástica, capaz de adaptarse al cuerpo para lograr una sensación de mayor confort.

No te la juegues con las tapicerías

Fuente: Kenay Home

 

Es uno de los aspectos más delicados, a la hora de elegir el sofá. Una tapicería resistente y, sobre todo, fácil de limpiar es algo fundamental. En especial en las casas en las que viven niños pequeños, o en aquellas con mascotas. Piensa mucho en esto y elige con cabeza, más allá del color o el estampado que te guste o de la textura que te apasione.

Ten en cuenta que si seleccionas la tapicería guiándote únicamente por tus gustos, puede que te equivoques de manera estrepitosa. Es fundamental que la tela tenga un buen mantenimiento. Que, si no es totalmente lavable, a menos pueda limpiarse de forma puntual en caso de que se produzca alguna mancha (sería extremadamente raro que no te ocurriera nunca, ¿no crees?).

No te apresures en tomar la decisión de compra y opta por tapicerías sufridas, o por materiales como la piel que, al contrario de lo que puede parecer, se mantienen bastante fácilmente.

Para casos especiales

Fuente: Ikea

Hay ocasiones en las que el sofá ha de desempeñar más de una función. Por ejemplo, puede ser que necesites una cama auxiliar si tu casa es pequeña y no tienes dormitorio de invitados. Pues bien, es importante tener esto en cuenta a la hora de elegir el sofá.

Hay modelos de sofá cama que resultan geniales, prácticos y cómodos. Incluso otros modulares que pueden hacer las veces de cama sin tener que transformarse. Este tipo de sofás es una alternativa dos en uno muy interesante. Ten en cuenta las opciones que te ofrece el mercado, para encontrar la que mejor se ajusta a tus necesidades.

Como puedes comprobar, si es que aún no lo has vivido esta experiencia en primera persona, elegir el sofá no es nada fácil, ya que son muchas las consideraciones a tener en cuenta. Sin embargo, dedicando un poco de tiempo a la decisión, y valorando los aspectos importantes, seguro que das en la diana.